Diego Bosque. 20 junio
El proyecto de radial Lindora tiene años en espera, incluso en algún momento un grupo de empresarios privados ofreció ayuda. Fotografía José Cordero
El proyecto de radial Lindora tiene años en espera, incluso en algún momento un grupo de empresarios privados ofreció ayuda. Fotografía José Cordero

En los primeros días de febrero, el Gobierno anunció que la ampliación de los 2,2 kilómetros de la radial en Lindora, en Santa Ana, comenzaría en el segundo semestre del 2020.

En un comunicado de prensa, enviado el día 7, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) comunicó que la obra, de $13,3 millones, había sido adjudicada a la empresa constructora H. Solís y la supervisión técnica, por $676.000, a la firma Ginprosa.

A pesar de la buena noticia, el panorama no estaba tan claro.

Mario Rodríguez, director ejecutivo del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), expresó, en una entrevista con La Nación, que el proyecto “no va” hasta obtener la aprobación de la Contraloría General de la República a una adenda por $10,5 millones que renegocian con la unidad ejecutora.

¿Qué pasó? Conavi firmó, en agosto de 2016, un contrato con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés) para la revisión de diseños, construcción y supervisión de ampliación de la radial en un plazo de 23 meses por $8,5 millones.

Los 23 meses empezaron a correr en mayo de 2017, pero en el camino, según UNOPS y Conavi, los diseños iniciales no eran adecuados y debían mejorarse. Eso provocó la extensión a 59 meses para el diseño, construcción y supervisión y 13 meses más para la revisión de defectos tras la inauguración.

En conclusión, lo que Conavi y UNOPS pensaron que les tomaría 23 meses y $8,5 millones, ahora saldrá en 72 meses y $19 millones, aproximadamente.

FUENTE: Expediente de la contratación, Conavi    || DISEÑO / LA NACIÓN.

De acuerdo con el expediente del proyecto, el periodo de 72 meses se cumpliría en mayo de 2023, pero todo eso puede cambiar dependiendo tiempo que tarde la Contraloría en refrendar la adenda que ya fue presentada, y la fecha en la que se inicie la construcción.

“El proyecto no va hasta que yo no tenga la aprobación de la Contraloría a la adenda con UNOPS”, subrayó Rodríguez.

Según lo previsto por el Consejo, alcanzar el aval de la Contraloría podría tardar tres meses a partir de enviados los documentos.

Un agravante es que el Conavi aún no tiene garantizado el financiamiento para la ampliación de los 2,2 kilómetros, pese a que el ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, afirma que la negociación está avanzada con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Ese problema quedó plasmado en un informe de la Unidad Ejecutora Radial Lindora emitido el 25 de febrero.

“Actualmente, se están realizando las labores de coordinación con el BCIE para determinar las condiciones del financiamiento, los plazos, y el proyecto en marras está incluido en un paquete de proyectos, que requieren de una madurez de información para su trámite y aceptación, caso contrario se deberán buscar nuevas fuentes de financiamiento”, señala el documento mencionado y firmado por el ingeniero del Conavi, Greivin Jiménez Esquivel.

FUENTE: Expediente de la contratación, Conavi    || DISEÑO / LA NACIÓN.

De los los $19 millones necesarios para la nueva radial de Lindora, el Conavi solo dispone de $8,2 millones, como consta en la certificación enviada a la Contraloría General de la República en marzo de 2017.

El agravante de la falta de recursos es que ya hay una empresa constructora adjudicada y, eventualmente, podría reclamar indemnización por la no ejecución de la vía.

“Nuestra relación con el BCIE es una relación de trabajo, muy cotidiana y vamos a encontrar un mecanismo para resolver el financiamiento (...) Usted sabe cuándo las gestiones con un banco están siendo exitosas y cuándo no y, en este momento, nuestras gestiones con el BCIE están siendo exitosas”, comentó Rodríguez.

El plan b, si no se concreta el crédito con el BCIE es tomar recursos del presupuesto propio del Conavi.

FUENTE: Expediente de la contratación, Conavi    || DISEÑO / LA NACIÓN.

¿Por qué $10,5 millones más?

Greivin Jiménez, ingeniero del Conavi, dijo que los diseños iniciales presentados a UNOPS en 2016 fueron una donación de un grupo de empresarios y tenían muchas carencias y no solucionarían los problemas de tránsito para los 35.000 vehículos que transitan por allí cada día.

El Consejo Nacional de Vialidad asegura que los planos propuestos contemplan una ruta que en algunos tramos tendrá hasta siete carriles, toda la reubicación de servicios públicos, señalización horizontal, vertical e interconexiones necesarias con otras vías como la carretera a Caldera, Puntarenas.

El costo de la obra, expropiaciones, supervisión e imprevistos ronda los $16,5 millones, el resto son costos directos e indirectos asociados a UNOPS.

El director ejecutivo del Conavi manifestó que tenían dinero para iniciar la obra mientras la Contraloría autoriza el resto del presupuesto.

Añadió que antes (en el gobierno anterior) UNOPS exigía en sus cuentas el 100% del monto del proyecto para dar banderazo de salida a las labores, pero el Conavi ya no acepta esas condiciones.

Cuando la relación con UNOPS empezó (en 2014) establecía que si UNOPS me iba a realizar un proyecto y lo iba a licitar, antes de que lo licitara yo le tenía que tener a ellos garantizados y en efectivo, constante y sonante, en las arcas de UNOPS la totalidad del costo, pero parte de las cosas que hemos negociado es decirle a UNOPS: ‘No, no, no, no’. Nada gano teniendo esa plata en UNOPS, si este año yo la podría estar usando en Circunvalación o en otro proyecto", Mario Rodríguez, director ejecutivo del Conavi.
Proyectos más caros

La agencia de la ONU tiene a cargo la ejecución del puente sobre el río Virilla en la ruta 32, el puente Binacional, en Sixaola, Limón, tres pasos a desnivel en la carretera de Circunvalación , la ampliación de la radial a Lindora y la supervisión de la construcción del tramo norte de Circunvalación.

Además, desarrollaron la ampliación del puente sobre el río Virilla en Lindora, Santa Ana.

A pesar de que el Gobierno buscó a UNOPS como una opción para agilizar la construcción de carreteras, un estudio de la CGR, publicado en 2019, reveló que los plazos iniciales estimados de dichos proyectos aumentaron entre un 75% y un 186%. Los costos también se incrementaron en porcentajes que oscilan entre un 13% y un 76%.

UNOPS empezó trabajos con el Estado desde 2014, pero a la fecha solo ha finalizado por completo uno de los proyectos asignados (ampliación del puente sobre el río Virilla en Lindora).

En mayo de 2018, a pocos días de ser nombrado como ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata calificó, en una entrevista con este diario, la labor de UNOPS como nefasta.