Salud

EE. UU. aconseja a vacunados contra covid-19 volver a usar mascarilla en sitios cerrados

Autoridades revierten recomendación del 14 de mayo, según la cual quienes tenían el esquema completo no estaban obligados a utilizar cubrebocas en interiores

El Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) recomienda a todas las personas utilizar mascarillas en lugares cerrados independientemente de si ya están completamente vacunadas.

La medida, sobre todo, es para zonas de alta o sustancial transmisión.

De esta forma, las autoridades de salud revirtieron lo recomendado en mayo pasado, cuando dispusieron que quienes ya tenían más de dos semanas con su esquema de vacunación completo podrían omitir el uso de cubrebocas.

Aquella decisión había sido criticada por especialistas en Virología, Infectología, salud pública y Epidemiología, quienes pidieron revocarlas.

En Costa Rica, el uso de cubrebocas dentro de edificios es obligatorio desde el pasado 9 de setiembre.

¿Qué hay de nuevo para que el CDC cambiara de parecer?

De acuerdo con los especialistas, la razón de peso fue la alta circulación de la variante delta del SARS-CoV-2, virus causante de la covid-19.

“Los nuevos datos muestran que delta es mucho más contagiosa que las versiones anteriores del virus”, resumieron los funcionarios del CDC, en conferencia de prensa.

Estudios han mostrado que delta contiene mutaciones que la harían hasta un 50% o 60% más contagiosa que la variante alfa (que a su vez se había visto 50% más infecciosa que las variantes tradicionales).

Los últimos datos señalan que esta variante es la responsable del 83% de los casos en el país norteamericano.

“Para maximizar la protección de la variante delta y transmitirla a los demás, use mascarilla en sitios públicos cerrados si está en un área o región de alta transmisión”, cita el sitio web de la CDC.

Rochelle Walensky, directora del CDC, añadió que la recomendación incluye a las escuelas.

“Se aconseja a educadores, personal administrativo, estudiantes y visitantes utilizar mascarillas mientras estén dentro de las instalaciones”, dijo.

El comunicado también sugiere a quienes no se han inoculado, conseguir una vacuna cuanto antes, dado que es la mejor forma de protegerse del virus y de sus mutaciones más transmisibles.

Zonas de riesgo

De acuerdo con el CDC, 1.495 condados (el 46,43% del país) son considerados zona de alta transmisión comunitaria. Esto quiere decir que tuvieron más de 100 casos por 100.000 habitantes en los últimos siete días.

Otros 548 (el 17,02%), tienen transmisión sustancial. En estos lugares hubo entre 50 y 99 casos por 100.000 habitantes en los últimos siete días.

En otras palabras, la recomendación incluye a 2.043 condados, que representan el 63,45% del territorio estadounidense.

Solo 300 (el 9,32%) tienen un bajo nivel de contagio, con 0 y 9,99 casos cada 100.000 habitantes.

Poblaciones en más riesgo

Los especialistas piden poner más atención a individuos que, en el contexto de un virus tan infeccioso como la variante delta, pueden estar en mayor peligro en caso de enfermar.

Dentro de estos están las personas que no se han inoculado del todo, por lo que además se pide a las autoridades locales de salud hacer lo posible para que sean inmunizadas.

Aquí también entran los menores de 12 años, para quienes en este momento no existen vacunas aprobadas. Aunque el virus tiende a ser más leve en esta población, hay quienes sí pueden complicarse y morir. Asimismo, si no enferman de gravedad sí podrían enfermar a quienes sí tengan complicaciones.

Además, las personas de edad avanzada, las embarazadas y quienes tienen problemas inmunitarios también deben tener cuidados especiales, dado que, de infectarse, su riesgo de complicaciones es mayor.

Aumentar la vacunación es urgente

Los especialistas señalan que la medida más importante es aumentar la vacunación. Sin embargo, en algunos estados esto podría tomar más tiempo.

Datos del CDC señalan que el 49,2% de la población estadounidense tiene el esquema de vacunación completo y un 7,7% lo comenzó pero aún le falta una dosis. Es decir, el 56,9% de los habitantes tienen al menos una vacuna.

Esto dista del 80% recomendado por los especialistas mundiales en vacunación.

Mientras hay estados como Nueva York, Massachusetts o Maine, en donde sí se supera el 80%, otros, como Alabama o Misisipi, apenas superan el 35% con esquema completo.

“Las vacunas sí marcan la diferencia en el impacto de la covid-19. Sin embargo, la cobertura de vacunación varía a lo largo de Estados Unidos y el riesgo de transmisión es alto en áreas con poca vacunación”, sostienen los especialistas.

En Costa Rica, la Caja Costarricense de Seguro Social reportó este martes que el 16,3% de los habitantes ya completó su esquema, y otro 29% ya lo comenzó, para un 45% con al menos una dosis.

“El surgimiento de variantes más transmisibles, como delta, hace que sea urgente expandir la cobertura de la vacunación, y reforzar otras medidas como el uso de mascarillas mientras se obtienen mayores tasas de inmunización”, advierte el documento de la CDC.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.