David Vargas. 5 junio

La zona norte de nuestro país, área ideal para la agricultura y la producción de leche, fue el laboratorio de una iniciativa del Tecnológico de Costa Rica (TEC) que busca mejorar condiciones de granjas lecheras con energía solar.

Tecnologías solares en actividades productivas en la Zona Norte

Investigadores del Doctorado en Ciencias Naturales para el Desarrollo (Docinade) del TEC implementaron el uso de paneles solares, térmicos y fotovoltaicos para incidir de manera positiva en la producción de pequeñas granjas de la Zona Huetar Norte de Costa Rica.

Bautizado con el nombre de Sistemas Solares Térmicos para Operaciones Agrícolas (Thermal Solar Systems for Farming Operations), este proyecto busca usar energías alternativas y limpias en las operaciones de lecherías, que normalmente utilizan combustibles fósiles para calentar agua para los procesos de pasteurización de la leche, así como labores de limpieza y esterilización de equipos.

El proyecto fue premiado este año con el premio National Energy Globe 2018. Más de 2.000 entradas de 182 países se postularon para el premio en la categoría país. Considerado como el galardón más prestigioso a nivel ambiental, reconoce iniciativas a nivel nacional, regional y global que buscan conservar recursos energéticos y utilizar opciones renovables o de emisiones cero.

La iniciativa TEC propuso entonces crear sistemas que usan energía solar para calentar el agua que usan los lecheros y sustituir el calentado de agua con leña, por equipos eléctricos o que usan kerosene y que emanan unas 4,5 toneladas de CO2 al año.

El agua debe calentarse a 70 grados centígrados para ser usada en la pasteurización de la leche y en la limpieza y desinfectado de equipos e instalaciones.

La solución con sello TEC vino en forma de paneles de energía solar computadorizados que fueron instalados en fincas de la zona de Juanilama, a 45 kilómetros al norte de Ciudad Quesada.

Los resultados de la implementación de este proyecto en la zona han sido un incremento en el valor agregado del producto de las lecherías, la reducción de sus costos de operación, la minimización de riesgos laborales en las fincas y la reducción de la huella ambiental y la producción de desechos.

Cortesía del TEC.
Cortesía del TEC.

"El reconocimiento es para el Tecnológico, más que para un grupo, porque no nos presentamos al premio como grupo de investigación, sino como proyecto de investigación del TEC", dice Tomás Guzmán, coordinador del proyecto. "Nos sentimos muy satisfechos de todo el trabajo que se ha realizado; es un premio que fue seleccionado de entre 2.000 presentaciones a nivel internacional", agrega.

Guzmán indica que el hecho de que el proyecto ayude a los productores de la zona norte del país es un gran aliciente. El TEC tiene una de sus sedes regionales en esta zona del país.

El anuncio del premio se realiza hoy 5 de junio, que coincide con el Día Mundial del Ambiente. Instaurado en 1972 tras una conferencia en la ciudad de Estocolmo, Suecia, el objetivo de esta fecha es instar a los países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU) a que realicen actividades que reafirmen su preocupación por la protección y mejoramiento del medio ambiente y concientizar a gobiernos y personas sobre esta problemática alrededor del mundo.

El 5 de junio de 1974 fue la primera vez que se celebró el Día Mundial del Ambiente.