Yeryis Salas. Hace 2 días
La huelga contra la reforma fiscal inició desde el 10 de setiembre. Foto: Jose Cordero.
La huelga contra la reforma fiscal inició desde el 10 de setiembre. Foto: Jose Cordero.

Los sindicatos del Poder Judicial acordaron seguir en huelga, al menos hasta que el Tribunal de Apelaciones resuelva el fallo que declaró legal el movimiento en primera instancia.

No obstante, los gremios depondrán el movimiento si al 19 de diciembre no hay respuesta a la apelación, dos días antes de la salida a vacaciones del sector público.

Según el acuerdo de este jueves, si el Tribunal ratifica la legalidad de la huelga, los sindicatos pedirán una negociación con los tres poderes de la República para sacar al Poder Judicial de las nuevas normas salariales incluidas en la reforma fiscal, aprobada por los diputados este lunes.

Hernán Campos, del Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial (Sitrajud), aseguró que la confirmación de legalidad “va a ser nuestro instrumento jurídico para ir a pedirle al patrono, y tratemos por lo menos de sacar al personal del Poder Judicial del título tercero de la reforma, buscar una lucha de esa naturaleza”.

Si en segunda instancia la huelga resulta ser ilegal, los empleados volverán a trabajar; sin embargo, los gremios intentarían detener la aplicación de la reforma por otras vías.

“Queremos plantear acciones de inconstitucionalidad, incluso hay posibilidades de acusar por prevaricato a los cinco magistrados de la Sala Constitucional que resolvieron contra la ley”, dijo Campos durante la asamblea de agremiados, que se transmitió por Facebook live.

Empleados de 17 despachos del Poder Judicial seguían en huelga hasta el reporte del pasado viernes.

Estos son los despachos de Cartago, Corredores, Golfito, Coto Brus, Puerto Jiménez, Segundo Circuito Judicial, Heredia, Pérez Zeledón, Puntarenas, San Carlos, Turrialba, periferia de San José, Nicoya, Liberia, Santa Cruz, Limón centro y Pococí.

Según cifras de la Asociación Nacional de Empleados Judiciales (Anejud), 237 personas siguen en el movimiento, declarado legal el 9 de noviembre por el Juzgado de Trabajo del Segundo Circuito Judicial de San José.

En este fallo, el juez Víctor Manuel Orozco Zárate argumentó que la huelga no afectó servicios esenciales como la práctica de autopsias, la atención de denuncias, las solicitudes de imposición de una medida cautelar y la atención de peticiones de medidas de protección.

Los gremios judiciales y la Asociación de Profesores de Segunda Enseñanza (APSE) son los únicos grupos que no han depuesto la huelga, que este jueves cumplió 88 días.

Los últimos sindicatos en anunciar la vuelta a labores fueron el Sindicato de Educadores Costarricenses (SEC), el 29 de noviembre, y la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), este jueves.