Salud

Tasa de contagio de covid-19 baja, pero aún no quita presión sobre los hospitales

100 personas infectarían a 103, según Universidad Hispanoamericana; investigadores creen que se estaría alcanzando pico de la ola, pero efecto en centros médicos se verá en dos o cuatro semanas

La tasa de contagio de covid-19 volvió a presentar una leve reducción, pero se mantiene en niveles altos y persiste la presión en los hospitales por la gran cantidad de infectados.

El más reciente informe de la Universidad Hispanoamericana (UH), Una pandemia en perspectiva, indica que la tasa de contagio se ubica en 1,03, ligeramente más abajo del 1,05 del reporte anterior.

La tasa de contagio, también llamada tasa R es un indicador de la velocidad con la que el virus se transmite.

Cuando es superior a 1 implica que cada grupo de portadores del virus SARS-CoV-2, causante de la covid-19, lo transmitiría a un grupo mayor.

Una tasa de 1,03, como la reportada este jueves, indica que 100 individuos con el virus contagiarían a 103.

Estos números siguen siendo altos e implican que la pandemia continúa con fuerza, aunque en criterio con los autores, la tendencia es a la baja.

Para el médico y epidemiólogo Ronald Evans, coordinador del informe, estas son buenas noticias y podrían ser señal de que se alcanzó el pico de esta ola.

“Esta disminución de la fuerza de contagio es muy alentadora, ya que de seguir esta tendencia durante esta semana en curso y las siguientes, podría ser el inicio del descenso del número de casos. Planteamos la posibilidad de haber llegado ya al pico de la curva”, manifestó.

Sin embargo, dada la dinámica del virus, esto aún no se ve reflejado en los hospitales, quienes atraviesan una situación crítica. Dada la evolución de los pacientes, estos ingresan a un centro de salud varios días después de la infección, por lo que esta curva bajará de forma tardía.

“En el caso de las hospitalizaciones en salón y en UCI (unidades de cuidado intensivo), el descenso comenzaríamos a verlo entre dos y cuatro semanas después. Lo mismo ocurriría con el número de muertes”, apuntó el experto.

Una de las preocupaciones de Evans es que esto pueda revertirse, ya sea por una menor vacunación o por el relajamiento de medidas de protección por parte de la gente.

Para él, si hay descuidos, es posible llegar al escenario al que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) hizo referencia este martes, cuando advirtió que aún no ha llegado el peor momento de la pandemia. Según estimaciones de la entidad, en las próximas semanas se darían 3.100 casos diarios y 580 personas en cuidados intensivos.

Por provincias

El contagio no es igual en todo el país y cada provincia tiene su ritmo propio.

El nivel más bajo lo presenta Alajuela, con 0,98. Allí 100 portadores infectarían a 98.

Le siguen San José, con 1,02 y Heredia con 1,03. Guanacaste y Limón tienen 1,04.

La R más alta es para Puntarenas y Cartago, con 1,12. En estas provincias 100 habitantes contagiarían a 112.

En los cantones

El análisis por cantones se enfoca en revisar el riesgo de la cantidad de casos de covid-19, según la población de cada territorio.

Se hace de esa forma porque el cálculo de la tasa de contagio no es factible en lugares con menos de 25.000 habitantes.

Se considera categoría de alto riesgo cuando hay más de 250 casos por millón de pobladores.

Por segunda semana consecutiva, hay 73 cantones (el 89% del total) en esta categoría.

La lista la encabeza Montes de Oro, en Puntarenas, con una tasa de 1.521,9. Le siguen La Cruz, en Guanacaste, con 1.051,4 y Osa, en Puntarenas, con 863,4.

Hay una categoría de muy bajo riesgo para cantones con menos de 100 casos por millón de habitantes.

Esta semana solo está Dota, en San José, con una tasa cercana a 0.

Casos sí aumentan

La tasa de contagio indica la velocidad de transmisión y no necesariamente la cantidad de enfermos que se presentan en una semana.

En este caso, pese a la baja de R, al estar en niveles superiores a 1 esto todavía implica un aumento de infectados.

En esta última semana, la cifra de personas confirmadas con la enfermedad creció un 6,3%, menor al 8,5% visto hace siete días.

El promedio diario de casos pasó de 2.488 a 2.341.

Si se ve por tasas por millón de habitantes, el cambio fue de 453,4 a 481,9. Al ser superior a 250, el número es considerado de alto riesgo.

Si se ve por provincias, el análisis indica que Alajuela y Limón vieron descenso en sus tasas, pero las demás lo subieron.

Menores, los más afectados

El análisis también exploró los grupos de edad que más están enfermando y registró que el aumento es mayor en los menores de 18 años.

En los menores de edad, el aumento fue del 53,7 %. En este grupo, el porcentaje de personas vacunadas con dos dosis es apenas del 8,6%.

Para el grupo de 18 a 57 años, el incremento fue de 33,2 %. El porcentaje de vacunación completa entre los 20 y 39 años es de 22,7% y en el de 40 a 57 años es de 48,7%.

Y, por último, en el caso de las personas de 58 y más años, el aumento observado fue de 23,5 %. En este grupo, los vacunados con esquema completo superan el 90%.

“Resulta evidente el efecto protector de las vacunas”, concluye el reporte.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.