Salud

816 vecinos de La Unión se someterán a pruebas de anticuerpos por dudas sobre vacunación contra covid-19

Representan el 56% de personas contactadas que recibieron la dosis de funcionario sospechoso de engaño. El 44% restante dijo estar seguro de estar inmunizado

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) realizará pruebas de anticuerpos a 816 vecinos de La Unión, Cartago, que manifestaron dudas de haber recibido la vacuna contra la covid-19.

Sus dudas surgen porque fueron atendidos por el funcionario sospechoso de haber engañado a un adulto mayor, al momento de aplicar la inyección. El hecho ocurrió el 28 de abril en el salón parroquial de Tres Ríos, que sirve de vacunatorio.

Quienes aceptaron las pruebas representan el 56% de las 1.457 personas contactadas que fueron atendidas por el mismo empleado del Ebáis.

Según dicen, no están seguros de que el asistente técnico de atención primaria (Atap) les haya puesto la dosis, no solo por el caso que se investiga, sino porque además no presentaron ningún tipo de efecto secundario.

A todos ellos se les explicó que los resultados de los exámenes de anticuerpos pueden ser inciertos.

Los anticuerpos son sustancias altamente especializadas de lucha contra los patógenos que nuestro sistema inmunitario genera después de una infección o una vacunación. No obstante, no en todos los casos se generan en la cantidad suficiente para ser detectada por pruebas de laboratorio, sin que eso quiera decir que la persona no haya sido vacunada.

Otros 641 vecinos (el 44%), manifestaron estar satisfechos con la vacunación; entre ellos están 72 personas que se hicieron exámenes en laboratorios privados, cuyos resultados revelaron la presencia de anticuerpos.

Lamentablemente, informó la Caja, otros 56 pobladores no pudieron ser contactados, pues no se obtuvo respuesta en los teléfonos a su nombre o resultaron ser equivocados.

El Área de Salud tratará de hacer la búsqueda presencial como último recurso para establecer contacto.

Entretanto, el funcionario de apellido Arrieta, vinculado con el supuesto engaño, permanece suspendido con goce de salario, mientras avance el procedimiento disciplinario en su contra y la causa judicial por incumplimiento de deberes.

Arrieta fue quien atendió a Elías Alvarado, de 82 años, a quien, aunque le introdujo la jeringa, nunca presionó el émbolo para aplicar la vacuna. El hecho fue captado en un video que hizo el hijo del adulto mayor.

¿Qué sigue?

La CCSS contactó por teléfono a los usuarios de La Unión vacunados por Arrieta para aclarar sus dudas acerca del proceso y explicarles en qué consiste la prueba de anticuerpos, en caso de que la solicitaran.

Esta semana ya entró en una segunda fase, que consiste en hacer coordinaciones logísticas, dotar de insumos a los laboratorios y programar las citas para realizar el examen.

Este test consiste en tomar una muestra de sangre y analizarla en laboratorio, en busca de estas sustancias de defensa.

Las pruebas se realizarán en las próximas dos semanas. Algunas personas encamadas serán visitadas para recoger la muestra.

Cuando las muestras del grupo hayan sido procesadas, se les dará a conocer mediante otra llamada telefónica de seguimiento. Esa comunicación será realizar por médicos debidamente capacitados para este proceso.

El resultado del examen dirá si hay anticuerpos “presentes” o “ausentes”, a partir del cual un médico podría recomendar aplicar una dosis de refuerzo.

¿Qué pasa si el resultado es ‘ausentes’?

A la persona se le explicará que este resultado no quiere necesariamente decir que la vacunación no se haya efectuado o que esta no genere protección.

Esto se debe a que nuestro sistema inmune y la forma de responder son más complejas y no pueden reflejarse en una prueba de laboratorio. Por esa razón es que esta prueba no está entre las recomendadas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La CCSS decidió ofrecerla a los vecinos como una forma de apaciguar dudas, porque no hay una forma de saber con certeza mayor si fueron vacunados.

Si el resultado es “presentes”, no significa específicamente que los anticuerpos fueran creados por la vacuna; las defensas también pudieron haber sido desarrolladas por una infección natural sin síntomas. En otras palabras, la persona ya pudo haber tenido covid-19 sin saberlo y eso sea lo que registre el resultado.

Por otra parte, una persona puede haber tenido una vacunación exitosa y tener un resultado de “ausentes”, por las complejidades de nuestro sistema inmunitario.

Para la inmunóloga y pediatra Olga Arguedas Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños, si se compara nuestro sistema inmunitario con un océano, los anticuerpos son solo la superficie.

En nuestras defensas también hay células especializadas que podrían proteger a una persona de enfermarse y complicarse.

El infectólogo Jorge Chaverri, entretanto, explicó las variables que deben considerarse para comprender mejor el examen.

  • Es posible recibir la vacuna y no desarrollar anticuerpos.
  • Es posible tener bajos niveles de anticuerpos, que el laboratorio no pueda detectarlos y, aun así, tener protección.
  • Los resultados ayudan a encontrar evidencias de si hubo contacto con el virus o la vacuna previamente.
  • Los resultados no ayudan a estimar el riesgo de infección por covid-19 en el futuro.
  • Si la prueba es positiva significa que usted estuvo en contacto con el virus o la vacuna.
  • Una prueba negativa no descarta que usted haya tenido contacto con el virus o la vacuna.

A los asegurados se les dará el resultado individual y se les informará cuántas personas del grupo dieron resultados tanto “presentes” como “ausentes”, para que lo tengan como referencia.

Sin embargo, cada resultado de “ausentes” se analizará por separado. Luego de la revisión de la condición del paciente en función de sus riesgos y beneficios supuestos, el médico recomendaría o no una dosis de refuerzo.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.