Salud

Adultos mayores de hogares de larga estancia recibirán tercera dosis a partir del 8 de diciembre

Inmunización se extiende a trabajadores de esos centros; además, Comisión de Vacunación reitera importancia de proteger contra la covid-19 a embarazadas

Los adultos mayores y personas con discapacidad residentes en hogares de larga estancia, así como quienes trabajan en esos sitios, recibirán su tercera dosis contra la covid-19 a partir del 8 de diciembre, anunció la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE), del Ministerio de Salud.

Los trabajadores podrán vacunarse de forma voluntaria con la dosis de AstraZeneca; los adultos mayores residentes recibirán la de Pfizer, comunicó el Ministerio de Salud, al anunciar acuerdos tomados por la Comisión este 2 de diciembre, en su sesión extraordinaria número 56.

El 24 de diciembre del 2020, el Ministerio de Salud y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) iniciaron la campaña nacional de vacunación contra la covid en estos grupos de población, apenas llegaron las primeras vacunas al país.

Diferentes especialistas han recomendado la aplicación de una tercera dosis en los adultos mayores porque, por el proceso natural de envejecimiento, el sistema inmune se deteriora y las defensas no actúan igual que en gente joven. A esta condición se le conoce como inmunosenescencia. Además, un grupo importante está cerca de cumplir un año de haber completado el esquema.

Esta semana, el presidente Carlos Alvarado confirmó la firma de un convenio con España para traer 500.000 de Pfizer/BioNTech, que serían destinadas a terceras dosis para mayores de 58 años y pacientes inmunosuprimidos. Estas vacunas ingresarían a mediados de diciembre.

Hasta este 2 de diciembre, el país ha recibido 7,8 millones de dosis, de las cuales 6,8 millones fueron adquiridas mediante contratos de compra. Según el reporte de cobertura, hasta este 29 de noviembre se habían puesto 7,1 millones de dosis, de las cuales 35.412 corresponden a terceras dosis.

Protección a embarazadas

Por otra parte, la Comisión reiteró este viernes la importancia de proteger contra la covid-19 a las embarazadas, al ratificar la seguridad de la vacuna tanto para la mujer como para el bebé en gestación. La CNVE, además, suprime toda contraindicación para que las embarazadas sigan recibiendo la vacuna de Pfizer en los distintos vacunatorios.

“La evidencia científica indica que la enfermedad covid-19 produce más hospitalizaciones, y mortalidad en las mujeres embarazadas, mientras que los servicios de salud y comités de vacunación del Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y España, recomiendan la vacunación e identifican el beneficio de la transferencia pasiva de anticuerpos para la protección del recién nacido, a través de la placenta y posteriormente a través de la leche materna”, informó Roberto Arroba Tijerino, coordinador de ese equipo técnico.

En setiembre pasado, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), brazo regional de la OMS en las Américas, solicitó a los países de la región poner como prioridad la vacunación de embarazadas y madres lactantes, con especial énfasis en las ventajas de la inmunización para proteger a mujeres y bebés durante la pandemia. A finales de junio pasado, el Ministerio de Salud y la CNVE avalaron la vacunación contra la covid-19 en este grupo.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.