Diego Bosque. 18 mayo
En el cruce de semáforos de Guadalupe se construirá una rotonda y ahora también un tercer nivel que no estaba en el diseño original, lo que encarecerá más la obra. Fotografía: John Durán
En el cruce de semáforos de Guadalupe se construirá una rotonda y ahora también un tercer nivel que no estaba en el diseño original, lo que encarecerá más la obra. Fotografía: John Durán

Los tres pasos a desnivel que se construyen en la carretera de Circunvalación costarían $65,8 millones y estarían listos en 24 meses, según los contratos firmados en 2015.

No obstante, la realidad es que las obras en las rotondas de Garantías Sociales, en Zapote; de la Bandera, en Montes de Oca, y en el cruce de semárofos de Guadalupe costarán $88 millones y se construirán en un plazo total de 70 meses.

De esas tres obras, solo está concluida la rotonda de las Garantías Sociales, la cual fue inaugurada el 30 de marzo por videoconferencia por parte del presidente Carlos Alvarado Quesada, debido a las medidas de distanciamiento social establecidas por la pandemia.

Según palabras del ministro de Obras Públicas y Transportes, Rodolfo Méndez Mata, durante la transmisión, aquella obra es el ejemplo de que Costa Rica se puede construir vías “en el tiempo indicado y en el costo ofertado".

Ciertamente, en ese caso específico se cumplió, pero no así para el proyecto total de tres pasos a desnivel con los cuales se pretende agilizar el tráfico por la carretera de Circunvalación, que rodea San José.

Actualmente, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) alista una adenda por $22 millones adicionales para poder terminar los tres viaductos.

La suma fue confirmada por Méndez Mata a La Nación.

¿Qué pasó? El 14 de setiembre de 2015, el país firmó un memorando de acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés) para la construcción de los tres pasos a desnivel.

UNOPS se comprometió a gestionar el diseño y construcción de los proyectos a cambio de un porcentaje (2,56%) de su valor total, más una serie de costos indirectos y directos. De acuerdo con la información oficial, los servicios de esa organización representarían para el Estado un desembolso de $4 millones.

Cinco años después la factura de UNOPS asciende a $7,5 millones, es decir, un 85% más de lo estipulado.

De los $22 millones que hacen falta para finalizar los tres viaductos, el rubro correspondiente a UNOPS representa un 34%. Con esa cifra se podrían pagar, aproximadamente, más de 100.000 bonos Proteger de ¢125.000 o más de 200.000 de ¢62.500.

Alejandro Rossi, representante de UNOPS en el país, no respondió a las solicitudes de entrevista para esta publicación.

Los proyectos, según el contrato del 2015, debían estar listos en 24 meses y el presupuesto asignado era de $65,5 millones. pero el tiempo pasó y ahora el monto resulta insuficiente.

Ahora UNOPS y el MOPT deberán ir a la Contraloría General de la República (CGR) para que les autoricen más dinero.

¿Por qué aumentó el costo? Carlos Jiménez, ingeniero del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) a cargo de las obras, manifestó que la idea original era construir los tres viaductos al mismo tiempo, pero no se pudo. Una de las razones fue el congestionamiento vial que provocarían trabajos de esa magnitud en una vía como Circunvalación.

Otro “obstáculo”, según el funcionario, es que se esperaba que las contrataciones gestionadas por UNOPS no pasaran por la fiscalización de la CGR; pero eso no sucedió.

Entre 2017 y 2018, la Contraloría frenó en dos ocasiones el proceso de licitación de Garantías Sociales porque UNOPS insistía en que los expedientes de contratación eran confidenciales y le negaba el acceso al ente contralor, a las compañías interesadas en el proyecto, a la prensa y a la ciudadanía.

Tras una decisión de la Sala Constitucional, UNOPS permitió el acceso a la información para que la Contraloría fiscalizara las contrataciones.

Otro factor señalado por Jiménez son los contratiempos con las expropiaciones necesarias para la obra.

Por último, expresó, en el contrato con UNOPS se incluyeron valores de referencia que “generaron expectativas que no eran reales”.

Los $22 millones extra que necesita el Estado para finalizar las obras equivalen a un alza del 33% del presupuesto original.

De ese incremento, el único elemento constructivo que no estaba incluido en el plan original es una intersección de tercer nivel en Guadalupe, la cual tiene un costo de $7,4 millones. El resto del dinero faltante es para contratiempos, costos directos e indirectos.

Jiménez añadió que no puede señalar a un responsable o responsables del aumento en el costo de las tres obras. Solo espera que el incremento de $22 millones sea el último.

“Son $22 millones totalmente justificados para la ejecución de obra, quiero dejar eso claro, no son, digamos, antojadizos, ni son injustificados, arranquemos diciendo eso”, aclaró el ingeniero del Conavi.

El paso a desnivel en Garantías Sociales tuvo un costo de $17,6 millones y su construcción tardó 14 meses desde que se iniciaron los trabajos. La longitud total de la obra es de 840 metros, de los cuales 550 metros son del paso a desnivel.

El nuevo viaducto en Guadalupe empezó en enero y su conclusión está prevista para febrero del próximo año.

Dos trabajadores realizan labores de construcción en el nuevo paso a desnivel en Guadalupe. La obra finalizaría en febrero de 2021. Fotografía: John Durán
Dos trabajadores realizan labores de construcción en el nuevo paso a desnivel en Guadalupe. La obra finalizaría en febrero de 2021. Fotografía: John Durán

Entretanto, la adjudicación para construir el paso a desnivel en la Bandera quedó firme esta semana, informó el MOPT el lunes. La constructora Puentes y Calzadas comenzaría la obra en el último trimestre de este año y y su construcción está planeada para 15 meses.