Por: David Vargas.   9 marzo

El primer satélite diseñado y construido con ingenio y diseño tico será lanzado a la Estación Espacial Internacional, el próximo 2 de abril. Desde allí medirá el nivel de crecimiento de los árboles para calcular la tasa de fijación de carbono de los bosques en Costa Rica.

Protegido detrás de un vidrio, el primer satélite costarricense se exhibió ante miembros de la prensa nacional, en las instalaciones de la empresa MOOG Medical, en el Coyol de Alajuela.
Protegido detrás de un vidrio, el primer satélite costarricense se exhibió ante miembros de la prensa nacional, en las instalaciones de la empresa MOOG Medical, en el Coyol de Alajuela.

El proyecto, conocido como Irazú, lo desarrolló el Laboratorio de Sistemas Especiales delTEC (SETEC-Lab) del Tecnológico de Costa Rica (TEC) y la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE).

El dispositivo será lanzado desde Cabo Cañaveral, en Florida, en un cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX, y su destino será la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés). El lanzamiento abre una nueva etapa en la historia aeroespacial de Centroamérica.

“Estamos muy orgullosos de demostrar que en Costa Rica existe la capacidad de hacer sistemas espaciales que cumplan sin problemas los rigurosos estándares de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial para lanzar un satélite al espacio”, comentó Adolfo Chaves, coordinador del SETEC-Lab.

“Con esto, cumplimos la misión del TEC de ser punta de lanza del desarrollo tecnológico del país“, agregó Chaves.

En octubre, el satélite fue enviado al Instituto Tecnológico de Kyushu (Kyutech) de Japón, donde superó las pruebas que simula las condiciones del espacio. Marcos Hernández, ingeniero egresado del TEC que realiza sus estudios de maestría en Japón, explicó en una teleconferencia desde el país asiático que el satélite va a enfrentar cambios drásticos de temperatura de 80 grados centígrados en menos de 90 minutos, lo cual genera un desgaste enorme para el satélite.

“Aquí, en el Kyutech, existen las facilidades y el conocimiento para asegurarse de que el satélite va a aguantar esas condiciones y que el sistema de operación en órbita va a seguir funcionando“, dijo Marcos Hernández.

Durante la conferencia, Hernández estuvo acompañado del profesor del TEC Juan José Rojas, quien estudia su doctorado también en Japón, y los especialistas niponés Mengu Cho y Takashi Yamaguchi, del Kyutech.

El nano satélite pesa alrededor de un kilo y será utilizado en la comunicación entre una estación experimental en San Carlos y la estación de monitoreo en el Campus Central del TEC,en Cartago.

La carcasa del satélite fue construida por el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y los sistemas del satélite fueron desarrollados y probados en las instalaciones del SETEC-Lab. Su diseño se realizó bajo estándar CubeSat de satélites pequeños.

Mientras que el ensamblaje, también a cargo de ingenieros del TEC, se realizó en un cuarto limpio facilitado por la empresa MOOG Medical, ubicada en la Zona Franca El Coyol, en Alajuela.

En 2014, el Gobierno declaró el proyecto de interés público por el Gobierno de Costa Rica. La ACAE realizó una campaña en la que logró recaudar $75.000 a través de donaciones del público y de empresas, en 2016, para comprar las piezas y realizar el ensamble del dispositivo.

Después de lanzamiento, el satélite ingresará en la última fase del Proyecto Irazú. Los astronautas de la Estación Espacial Internacional se encargarán de liberarlo al espacio y el aparato tendrá la misma órbita que la ISS. El paso final será realizar el primer contacto con el satélite y activarlo para que se conecte con la estación remota de San Carlos y empiece a transmitir la información a la base en Cartago.