BRANDVOICE

La soya sostenible de EE. UU. promueve un mejor futuro

Asegurar la producción de alimentos y la preservación del planeta son parte de los objetivos del Consejo de Exportación de Soya de EE. UU.

¿Sabía que desde 1980, los productores de soya de Estados Unidos han disminuido la erosión del suelo en un 66%, reducido las emisiones en un 42% y aumentado la eficiencia del uso de la tierra en un 47%, al mismo tiempo que han aumentado la producción en un 96%?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) anticipa una población mundial de 9,700 millones de personas para el 2050. Si analizamos la actualidad, el Informe de Nutrición Global 2020 muestra que una de cada nueve personas en todo el mundo está malnutrida: uno de cada tres tiene sobrepeso o sufre de obesidad; casi uno de cada cuatro niños menores de 5 años se enfrenta a un retraso en el crecimiento debido a la desnutrición; y la inseguridad alimentaria moderada o grave afecta a casi un tercio de la población en Latinoamérica, más de la mitad de la población de África, y a una quinta parte en Asia.

Es en este contexto, el acceso a proteínas de alta calidad será clave para garantizar una buena nutrición para las personas y animales, así como para la salud del planeta. La soya es una proteína completa que posee los tres macronutrientes necesarios para una buena nutrición y además es rica en fibra, vitaminas y minerales. La soya estadounidense sostenible también contribuye a la seguridad alimentaria de una población en crecimiento, al mismo tiempo que ayuda a preservar el medio ambiente con menor cantidad de grasas saturadas.

La cadena de valor de la soya sostenible de EE. UU.

La soya como solución comienza con los agricultores estadounidenses, quienes garantizan la siembra, el crecimiento y la cosecha sostenibles a través de prácticas agrícolas como amortiguadores, labranza de conservación, manejo de plagas, manejo del agua, manejo de nutrientes y cultivos de cobertura que preservan la capa superior del suelo, mientras capturan aún más carbono de la atmósfera. Estos métodos, entre otros, permiten a los agricultores usar menos agua, prevenir la erosión de los suelos y reducir el uso de energía, y esto es solo el comienzo de la cadena de valor.

El Consejo de Exportación de Soya de EE. UU. (USSEC) brinda asistencia comercial y técnica a las empresas procesadoras y consumidores de soya de EE. UU. y productos derivados. La colaboración con múltiples organizaciones internacionales y directamente con empresas de los diversos sectores agroindustriales en el mundo, le permite cumplir su misión de optimizar el uso y valor de la soya de EE. UU. en los mercados internacionales, satisfaciendo las necesidades de sus miembros y clientes globales.

USSEC está trabajando actualmente en Costa Rica, y en la región latinoamericana, para promover los beneficios de la producción sustentable con importadores, procesadores y trituradores, así como para concientizar a los consumidores de que pueden comprar productos que contengan soya cultivada de manera sostenible.

Cerca de la mitad de los envíos de soya de EE. UU. a la Región de las Américas se verifican como sostenibles bajo el SSAP. En Costa Rica, INOLASA cuenta con este sello que además avala su compromiso con la sostenibilidad global como parte fundamental de su cadena de valor.

Para más información, por favor visite bit.ly/SoyaSostenibleEEUU