Fabrice Le Lous. 24 septiembre, 2018

Las convenciones colectivas del sector público se están venciendo y podrían ser renegociadas para atenuar los beneficios extra a empleados de instituciones y municipalidades. ¿No sabés de qué te estamos hablando? Tranquila y tranquilo.

Aquí te contamos todo sobre las convenciones que, entre otras cosas, obligan a que el Banco Popular pague el 100% del salario de sus empleados cuando estos se incapacitan; imponen que el INS pague cesantías de hasta 15 años a empleados que renuncian; y fuerzan a que Recope le entregue ¢40.000 anuales adicionales al salario a sus empleados para que compren lentes.

¿Demasiada información por el momento? Sí; también para nosotros, pero el tema es muy importante. Veamos a este perrito bailando y después sigamos aprendiendo.

Perrito bailando.
Perrito bailando.
¿Qué es una convención colectiva?

Es un convenio. Una especie de ley creada por empleados y empleadores para poner las “reglas de juego” de su relación en una institución estatal o municipalidad.

Este derecho nace para que, a través de una negociación colectiva, se mejoren las condiciones de empleo.

“Una convención colectiva genera un derecho adicional al mínimo del Código de Trabajo”, lo describe el abogado Marco Durante, experto en Derecho Laboral y director de la firma BDS Asesores.

¿Desde cuándo existen?

En el mundo, su nacimiento puede rastrearse hasta la Revolución Francesa (1789-1799) y la Revolución Industrial (finales del siglo XVIII a mediados del XIX).

En Costa Rica, la primera vez que se reconoció el derecho de las convenciones de trabajo fue en 1949, en el artículo 62 de la Constitución Política, que dice así:

Tendrán fuerza de ley las convenciones colectivas de trabajo que, con arreglo a la ley, se concierten entre patronos o sindicatos de patronos y sindicatos de trabajadores legalmente organizados.

En el Código de Trabajo, por su parte, los artículos del 54 al 65 establecen las normas bajo las que funcionan estas convenciones.

¿Cuántas convenciones hay en Costa Rica?

En 2018 hay 26 convenciones colectivas de instituciones públicas y 49 de municipalidades (75 en total).

Entre las convenciones de instituciones están las de la UCR, UNA, INA, Recope, Japdeva, Banco Popular, BCR, Banco Nacional, Banco Central, Compañía Nacional de Fuerza y Luz, Correos de Costa Rica, AyA, INS, MEP, entre otros.

Podés ver la lista completa y descargar el PDF de cada convención colectiva en este enlace del Ministerio de Trabajo: Convenciones Colectivas

También existen convenciones colectivas en el sector privado, aunque no son muchas. “Son poco más de 20, principalmente a nivel del agro o en alguna industria donde hay presencia sindical”, según el abogado Marco Durante.

¿Qué beneficios dan estas convenciones a los empleados públicos?

La lista es muy larga, pero te traemos algunos ejemplos. En algunas convenciones colectivas del sector público, los trabajadores reciben estos beneficios extrasalariales:

  • Cesantías de más de 12 años (a veces hasta de 20 años) no solo cuando los despiden sino cuando renuncian. 
  • Licencias con goce de salario a tiempo completo para dirigentes sindicales y reservas de $15.000 por año para sus capacitaciones o las de sus afiliados.
  • Oficina con mobiliario y transporte para miembros de sindicatos.
  • Sobresueldo de 40% adicional más pluses por disponibilidad laboral.
  • Subsidio para cubrir el 100% del salario en caso de incapacidad.
  • Ayudas económicas en caso de matrimonio, nacimiento de hijos, funeral, compra de lentes, adelanto de salarios que se cancelan en 12 meses e instalaciones para soda.
  • Servicio de odontología a los trabajadores y su núcleo familiar.
  • Permiso de hasta ocho horas por semana para estudiar o terminar tesis.
  • Vacaciones de hasta 30 días hábiles.
  • Pago doble por jornada extraordinaria a partir de la quinta hora extra.

Podés continuar leyendo beneficios que los empleados públicos tienen aquí: 25 ‘abusos’ de convenciones colectivas están bajo estudio en Sala IV

Empleados de Recope en las afueras de las instalaciones en Moín. Foto: Raúl Cascante.
Empleados de Recope en las afueras de las instalaciones en Moín. Foto: Raúl Cascante.
¿Y qué importa que tengan tantos beneficios?

Que son beneficios que salen de fondos públicos. O sea, dinero público que subsidia beneficios convencionales.

También ha sido muy criticado el hecho de que se trate de beneficios exclusivos de una minoría de costarricenses, ya que el 85% de la fuerza laboral costarricense pertenece al sector privado, donde beneficios extrasalariales como los mencionados prácticamente no existen.

El tema con estos beneficios, para el abogado Marco Durante, es que en el contexto del déficit fiscal que tiene Costa Rica (el Estado gasta más de lo que gana), “la Sala Constitucional encuentra que hay algunos beneficios que podrían ser privilegios onerosos o desproporcionados, que son irrazonables”.

Pero las van a renegociar para acercarlas al contexto nacional, ¿o no?

Esa es la pregunta del millón. Más de la mitad de las convenciones colectivas del sector público vencerán antes de 2020 y podrían entrar en un proceso de revisión de los beneficios que otorgan a los trabajadores.

Para ser más precisos, de las 75 convenciones que hay, 39 vencerán en los próximos 16 meses, y si no se denuncian y revisan, se renovarán automáticamente a como está.

Aprendamos juntos: ¿Qué es denunciar una convención colectiva? Se le dice así al acto de querer renegociar la convención. Para hacerlo, una de las dos partes (patrono o sindicato) o ambas debe denunciar la convención en el Ministerio de Trabajo. Se pueden negociar uno o varios artículos sobre el documento. En la negociación participan las dos partes (patrono y sindicato), y pueden solicitar el acompañamiento técnico del Ministerio de Trabajo. Para volver a negociar una convención, la denuncia debe ser puesta un mes antes de su vencimiento. De lo contrario, esta y sus beneficios se renuevan automáticamente por el mismo período de vigenciaque tenía la convención (que puede ser de 1, de 2 o de 3 años).

Otra vez acumulamos mucha info sin darles un descanso. Veamos a este gatito en un balde.

Gatito en un balde.
Gatito en un balde.

Ahora continuemos. De las 39 convenciones que están por vencerse, 25 son de municipalidades y 14 de instituciones descentralizadas y Gobierno Central.

El presidente Carlos Alvarado ordenó a las instituciones del Poder Ejecutivo renegociar las convenciones cuando estas venzan, impedir su prórroga automática y denunciar aquellas cláusulas que se consideren abusivas. También instó a las entidades fuera del Ejecutivo a adoptar las disposiciones de su directriz sobre las convenciones. Queda ver si lo harán o no...

En los últimos años ha sido la Sala Constitucional la que ha dicho cuándo un privilegio de una convención colectiva es desproporcional.

Y yap. Es como les avisamos: era mucha info pero muy importante.

¿Querés recibir contenido como este directamente en tu correo electrónico? Suscribite al boletín *El Explicador* en este enlace.

Explicador
Explicador

¿Quedaste con dudas? ¿Preguntas? Escribinos para cualquier información adicional a: fabrice.lelous@nacion.com