Cristian Brenes. 7 agosto, 2018

Paulo César Wanchope llegó a Cartaginés con la intención de efectuar un cambio profundo e instalar lo que aprendió en su paso por el fútbol internacional, por lo que hizo una lista de requerimientos, entre ellos un equipo de GPS para monitoriar el desempeño de los jugadores, cuyo costo ronda los $20.000 (¢11,4 millones).

Wanchope hizo la solicitud a la directiva brumosa para contar con un dispositivo que considera indispensable y que le brindaría evaluaciones aeróbicas de sus futbolistas durante los entrenamientos y los partidos, como distancias recorridas, aceleraciones, desaceleraciones, velocidades, frecuencia cardíaca, desplazamiento y reacción, así como impactos y cargas de trabajo.

Paulo César Wanchope pretende un Cartaginés con mucha dinámica e intensidad, por lo que cuida cada detalle de la alimentación, el descanso y la preparación de sus jugadores. Fotografía: Rafael Pacheco.
Paulo César Wanchope pretende un Cartaginés con mucha dinámica e intensidad, por lo que cuida cada detalle de la alimentación, el descanso y la preparación de sus jugadores. Fotografía: Rafael Pacheco.

Actualmente los blanquiazules cuentan con tres de estos dispositivos que se volvieron tendencia en las principales ligas del mundo como la española, la inglesa y la italiana, y que marcan una evolución científica en el balompié. Sin embargo, el timonel requiere 14 para los centenarios.

Eso sí, cada aparato tiene un costo aproximado de $2.000 (¢1,1 millones), lo que hace que no sea sencillo de adquirir. En el país Saprissa ya dispone de esta tecnología para sus partidos y prácticas, asimismo la utilizan Alajuelense y Herediano.

(Video) Saprissa: Monitoreo individual con tecnología europea

“Vamos poco a poco, queremos ser cada vez más profesionales, ser intensos en los partidos y lo estamos haciendo, pero para eso hay que descansar bien, alimentarse bien, hacer trabajo objetivo de cómo están entrenando los muchachos para tener una idea de cómo estamos. Con esfuerzo de la directiva y el comité de apoyo vamos saliendo bien, pero podemos dar más. A medida que sigamos así llegaremos muy lejos”, señaló el entrenador.

Esta especie de laboratorio portátil reúne los datos que emite el dispositivo que cada futbolista se coloca en una especia de top en el pecho. De momento Cartaginés no cuenta con los recursos para hacerle frente a la necesidad de Chope, por lo que buscan las formas de cerrar algún acuerdo para adquirirlo.

Al timonel le cumplieron la mayoría de sus peticiones, como darle almuerzo al plantel al finalizar cada entrenamiento, meriendas previo a los partidos y al finalizar. También tuvieron una semana de concentración en la pretemporada y mantienen al equipo al día a nivel salarial. Todo esto en gran medida gracias a un grupo de apoyo que se formó entre colaboradores de la institución y que se encarga de estos temas.

“Paulo nos pidió un sistema de GPS para monitorear a los jugadores en la cancha. Es algo en lo que no hemos podido complacerlo, pero vamos a buscar los recursos o un patrocinio para hacer algún tipo de negociación. Él nos explicó que hay jugadores más anaeróbicos y otros más aeróbicos, entonces con esto ellos pueden controlar estos aspectos. Esperamos complacerlo en el corto plazo”, señaló Luis Fernando Vargas, presidente del equipo.

Los blanquiazules pretenden contar con el sistema lo más pronto posible, aunque reconocen que no es un trabajo sencillo.