Fanny Tayver Marín. Hace 2 días
Aficionados de Alajuelense hacen fila en las afueras del Estadio Alejandro Morera Soto en procura de una entrada para la final. Fotografía: Fanny Tayver
Aficionados de Alajuelense hacen fila en las afueras del Estadio Alejandro Morera Soto en procura de una entrada para la final. Fotografía: Fanny Tayver

El Estadio Alejandro Morera Soto se hace pequeño para la cantidad de aficionados de Liga Deportiva Alajuelense que están dispuestos a hacer lo que sea con tal de adquirir entradas para el partido del domingo, en el que el equipo centenario jugará el duelo de vuelta de la etapa final contra Herediano.

La Liga intentará alcanzar ese día su anhelada corona 30, contra un cuadro florense que buscará forzar a los manudos a dos partidos más, en una gran final.

En el año de su centenario, la euforia y la esperanza por el título provocan una verdadera ‘ligamanía’, al punto de que el club se vio obligado a suspender la venta de entradas pocas horas después de habilitarlas, pues colapsaron los servidores de la entidad bancaria con la que trabajan.

(Video) Larga fila en el Morera por una entrada a la final

Algunas personas se sienten afortunadas porque lograron comprar sus boletos, como doña Ana Porras, quien contó: “Mi hijo se metió a ligatickets.com desde las 6:23 p. m. de este lunes y a eso de las 8:30 p. m. las recibió en su correo. Cuando nos llegaron, nos abrazamos de la felicidad, porque no nos queremos perder el juego por nada del mundo”.

Rodrigo Pérez vivió todo lo contrario. Este vecino de Alajuelita fue una de las 150 personas que desde muy temprano de este martes acudieron a la casa manuda para hacer fila en busca de entradas.

“Uno pasa apoyando todo el año, muchos estamos aquí desde las 4 a. m. porque lo intentamos por Internet y no pudimos. Nos fuimos a la Liga Store del Paseo de las Flores y ahí en la noche del lunes nos indicaron que habían unas 4.000 personas comprando a la vez y los servidores colapsaron. Esto es una angustia, porque venimos a apoyar al equipo", citó Pérez.

Mientras que un joven que solo se identificó como James estaba muy molesto, porque lo enviaron a comprar dos entradas y llevaba horas haciendo fila.

“Uno saca tiempo del trabajo para que no vendan entradas, para mí esto no está bien. No todo el mundo puede por Internet y hacer fila aquí para nada, qué va”, comentó.

Algunos se armaron de paciencia en su intento de conseguir otra entrada. Otros optaron por asociarse y asegurar su espacio en la casa manuda. Fotografía: Fanny Tayver
Algunos se armaron de paciencia en su intento de conseguir otra entrada. Otros optaron por asociarse y asegurar su espacio en la casa manuda. Fotografía: Fanny Tayver

Todos ellos acudieron al estadio, a pesar de que el club indicaba que este martes no se venderían entradas y no se fueron hasta que lograron que se levantara una lista con nombres, números de cédula y se les autorizó la venta de sectores no numerados. Con ellos acordaron que se imprimirán las entradas este martes y este miércoles tendrán que irlas a pagar al estadio.

¿Qué pasó? En vista de que poco más de 4.000 personas intentaban a la vez comprar entradas, los servidores de la entidad bancaria colapsaron.

En 15 minutos se vendieron 1.100 entradas y eso es algo que en la Liga califican como una locura, que no ocurrió ni siquiera en el concierto de Iron Maiden.

Según el director de comunicación de Alajuelense, Ferlin Fuentes, a muchas personas no se les cerró el ciclo de compra, de modo que no les llegó la confirmación ni las entradas al correo electrónico.

“A quienes les pasó eso, son saldos retenidos o bloqueados, no son cobros. Están en valores en tránsito o flotantes, no son débitos directos. Son cerca de 1.000 personas las que no completaron el proceso de compra, entonces, la decisión que se tomó fue una vez que se validó la información, gestionar con el banco que se reverse a todos los que están en ese caso”, mencionó Fuentes.

Las filas estaban desde antes de las 6 a. m. en el Morera Soto. Fotografía: Fanny Tayver
Las filas estaban desde antes de las 6 a. m. en el Morera Soto. Fotografía: Fanny Tayver

De esa forma se eliminará el bloqueo a quienes intentaron comprar entradas, porque ese dinero no entró a las cuentas de la Liga.

“Esa plata no la tiene que devolver nadie, lo que los bancos hacen es desbloquear esos montos. Este martes, la Liga les está mandando a las personas afectadas uno de dos correos. Uno dice que la compra sí fue completada, entonces ya tiene la entrada o se la estamos reenviando, que es un porcentaje importante”, citó.

A quienes no completaron el ciclo de compra, el correo que les está llegando indica “su compra no fue completada, el banco le está devolviendo su plata y puede proceder a intentar comprar de nuevo cuando el evento esté arriba en el sistema. La plata la devuelven los bancos, no la Liga. Y no fue el sistema de la Liga el que falló o que colapsó, tampoco. De hecho, en la Liga estamos preparados para atender un flujo inmenso”.

Los bancos que procesan comercio electrónico tienen capacidad para 100 transacciones por segundo.

“Cualquier capacidad que estuviera planeada, fue excedida, por un mar de 1.500.000 liguistas que quieren ir a un estadio que saca a la venta 10.000 entradas porque hay 5.000 socios y 2.000 socios comerciales. Ese embudo es demasiado ancho en la parte del universo de personas que quieren ir y demasiado angosto en la parte de personas que pueden acceder a las entradas que se venden”.

Para este miércoles, Alajuelense volverá a poner los boletos a la venta, pero solo se podrán adquirir mediante la tiquetera electrónica.

Como prevención, no se sacará el evento completo, sino que será por secciones.

“Vamos por gradería, se sacan a la venta las entradas disponibles y cuando se agotan esas localidades disponibles, habilitamos otra sección y así lo haremos. Este martes se han mantenido entre 500 y 1.000 personas en el sitio refrescando cada 5 segundos para ver si está el evento arriba, porque todo el mundo quiere ir a ver a la Liga en esta etapa final luchando por el resultado que todos queremos”, finalizó.

El primer pulso de ida entre rojiamarillos y la Liga será este miércoles, a partir de las 8 p. m., en el Rosabal Cordero, un partido que será dirigido por el árbitro Henry Bejarano.

Más noticias