Fanny Tayver Marín. Hace 2 días
Apenas se pusieron las entradas a la venta comenzó la fila en la Liga Store del Paseo de las Flores. Fotografía: Fanny Tayver
Apenas se pusieron las entradas a la venta comenzó la fila en la Liga Store del Paseo de las Flores. Fotografía: Fanny Tayver

Una verdadera locura se generó entre la afición de Liga Deportiva Alajuelense apenas el club sacó a la venta las entradas para el partido de vuelta de la fase final contra Herediano, que será el domingo, a partir de las 3 p. m., en el Morera Soto.

Según el director de comunicación de los rojinegros, Ferlin Fuentes, hubo literalmente una avalancha de compras.

“Nuestro sitio web registró poco más de 4.000 personas a la misma vez tratando de comprar su entrada y esto llevó a que los servidores de la entidad financiera con la que trabajamos colapsaran”, mencionó Fuentes.

Muy rápido en la Liga detectaron un problema, porque el aficionado trataba de comprar y la página le indicaba que no se pudo realizar y se le debitaba una o varias veces la compra y no les llegaban las entradas.

“Lo que decidimos fue darle una pausa a la venta y nos pusimos en contacto con la gente de la entidad bancaria y amablemente nos han dado soporte para solventar el inconveniente. Responsablemente, la Junta Directiva, decidió que a pesar de que ya tenemos una alta recaudación de la taquilla en muy pocas horas, queremos ser justos con el aficionado que compró sus tiquetes, pero que no ha recibido sus boletos”, manifestó.

En la Liga le dicen al aficionado que presenta esa problemática y que tiene una compra en su estado de cuenta, pero que no ha recibido las entradas, que escriban al correo electrónico ligaapp@lda.cr, reporte el problema, especifique la localidad, el número de boletos y le solucionarán el inconveniente.

“Lo que vamos a hacer es que vamos a compilar todos estos casos y les vamos a hacer llegar las entradas y una vez que tengamos esto resuelto, si quedan entradas disponibles, reactivaremos la venta. Queremos ser responsables con todos esos aficionados a los que se les rebajó de su cuenta el monto que pagó por esas entradas. Haremos como un inventario de ese tipo de casos, hacerles llegar las entradas y si tenemos un remanente continuar con la venta y si no, pues beneficiados los que podrán ir al juego”.

Desde las 6 p. m., cuando la Liga puso a la venta las entradas, los encargados de diferentes áreas no han dejado de trabajar en eso.

“La noche va a ser larga para nosotros, porque necesitamos ir resolviendo esta cantidad de correos electrónicos para que lo más temprano que se pueda, tener una lista de casos y sentarnos con el banco para buscar una solución. Nosotros esperamos recibir la información del aficionado pronto para hacer el inventario de entradas que debemos enviar”.

Fuentes insistió en que nadie perderá su dinero.

“Insistimos en que queremos ser responsables, hacer el listado de casos y decirle al banco que a esta persona se le rebaja solo una transacción, se le hacen llegar las entradas y las transacciones que se hayan duplicado pues buscamos la forma de que el banco les reverse la transacción”, recalcó.

Al consultársele si hay un dato de cuánto han venido, respondió que las personas que lograron completar el ciclo de compra y que tienen su poder las entradas, “hemos vendido un poco más del 25% de la taquilla disponible”.

“Durante la noche, cuando ya habíamos suspendido la venta y con la entidad bancaria tuvimos las conversaciones y le agradecemos la anuencia de ayudarnos con todo esto, reactivamos la venta por 16 minutos y en ese lapso se vendieron 1.100 entradas, realmente ha sido una locura, no hay otra manera de describirlo y esperamos solventar todos los casos”.

Por el ritmo al que se estaba moviendo la venta de entradas, la expectativa de Alajuelense era que en menos de 6 horas, la taquilla se iba a vender.

“En el momento en el que logremos tener ese inventario y solventar los casos, no sabemos si quedará un remanente de entradas y si quedan, es cuestión de horas para que se venda la taquilla, no va a ser de días”.

Según Fuentes, en partidos anteriores no se había presentado este fenómeno que podría denominarse como una ‘Ligamanía’.

“Es la primera vez que nos está pasando desde que tenemos la tiquetera que ha sido un éxito para nosotros y para la comodidad del aficionado inclusive, porque los tiquetes les llegan al correo electrónico y los presentan desde el celular. En clásicos que son juegos clase A hemos tenido un volumen aceptable del ritmo de venta y no presentamos problemas, pero esto fue una falla de los servidores del banco, que no soportaron la cantidad de transacciones por minuto que se estaban dando. Realmente ha sido una locura”.

Un dato relevante es que se dieron 830 casos de transacciones que intentaron realizar compras muy por encima de los parámetros del límite máximo de entradas permitidas, que son 6 por persona.

Se detectó que esas transacciones fallidas, que son parte de lo que abarrotó los servidores, corresponde a reventa, porque hubo personas que intentaron adquirir 20, 30 y hasta 50 entradas.

La entidad bancaria tiene capacidad de procesar entre 90 y 100 transacciones por segundo, pero el flujo fue literalmente de miles simultáneas.

También en la Liga Store del Paseo de las Flores hubo un movimiento atípico, porque apenas se habilitó la venta de entradas, comenzaron las filas.

“Me vine a comprar las entradas para el domingo, costó que las pusieran a la venta. Desde las 10 a. m. estaba en el estadio y nos dijeron como a las 5 p. m. que a las 7 p. m. aquí en la Liga Store iban a empezar a venderlas y me vine a hacer fila”, expresó un aficionado de apellido Acuña.

Lo que estaba viviendo ahí lo describió como “una desesperación del liguismo por tener su entrada. No importa el precio, para ver a la Liga campeón eso es lo que menos importa", añadió.