Jairo Villegas S., Fanny Tayver Marín. Hace 2 días
Christian Reyes marca al alajuelense Barlon Sequeira. El florense se perderá la final. Fotografía José Cordero
Christian Reyes marca al alajuelense Barlon Sequeira. El florense se perderá la final. Fotografía José Cordero

Herediano tendrá que mover su ajedrez para reacomodar su defensa para la serie final ante Alajuelense, que se inicia este miércoles a las 8 p. m. en el Rosabal Cordero.

El Comité Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol le impuso un castigo de tres partidos al zaguero central Christian Reyes, por agarrar las partes íntimas del saprissista Roy Miller durante el partido del domingo en Tibás.

“Con el uso del vídeo y tras un análisis profundo de la jugada en el que el futbolista herediano Christian Reyes sujeta de las partes íntimas al saprissista Roy Miller, el Tribunal Disciplinario de la Fedefútbol, de manera unánime, decidió imponer una sanción al jugador del Club Sport Herediano de tres partidos de suspensión y una multa de ¢225.000”, comunicó la Federación en un boletín de prensa, este martes por la tarde.

La sanción se divide en tres partidos y ¢125.000 de multa por tirar de las partes íntimas a un adversario sin estar en disputa el balón y una multa de ¢100.000 por faltar al juego limpio al irrespetar al adversario.

Reyes se suma al también expulsado Keyner Brown, quien está fuera de la final.

Ambos podrían regresar a la gran final, en caso de que Herediano derrote a Liga Deportiva Alajuelense en esta primera serie.

Debido a esto, los florenses tendrán que rearmar su zona baja. Una de las opciones es utilizar a Orlando Galo como lateral derecho, pasar a Ariel Soto como central y ubicar en la izquierda a Keysher Fuller.

Herediano, por su parte, solicitó un castigo para José Miguel Cubero por una acción en el minuto 40 del partido entre Alajuelense y San Carlos.

De acuerdo con la misiva que los florenses enviaron al Tribunal, existe una conducta dolosa y contraria a la reglamentación vigente por parte del jugador Cubero en contra del jugador sancarleño Esteban Ramírez, para lo cual aportaron un vídeo como prueba.

Sin embargo, el Disciplinario lo desestimó.

De conformidad con la solicitud del equipo herediano, el Tribunal señaló: “Se revisó el vídeo en el que se evidencia que el árbitro aprecia claramente la jugada y toma la decisión de continuar con el desarrollo del encuentro. Como se ha manifestado en reiteradas ocasiones, este Tribunal no es una segunda instancia del arbitraje, por tanto, se rechaza la solicitud".

En otras sanciones. San Carlos deberá pagar ¢500.000 por la no presencia Álvaro Saborío a la entrevista flash post partido, la cual es obligatoria para el equipo local y el visitante.

Además, el equipo sancarleño deberá cancelar ¢200.000 al ser la cuarta ocasión en la temporada que incurre en conducta incorrecta, ya que seis personas fueron amonestadas por el árbitro del encuentro.

Alajuelense deberá pagar una multa de ¢300.000 por permitir el ingreso de objetos no permitidos, como mantas superiores a las medidas reglamentarias, así como bombas de humo. Esto según el artículo 55, inciso 1 y 2 del Reglamento Disciplinario de la Primera División.

Por su parte, se sancionó al Deportivo Saprissa con una multa de ¢100.000 por ingresar objetos no permitidos (bombas de humo).

El club tibaseño fue multado también con ¢200.000 al ser la tercera ocasión en la temporada que se da el lanzamiento de objetos no peligrosos durante un encuentro. Además, deberán pagar ¢100.000 por no destacar las zonas amarillas en el sector norte del estadio.

A Johan Venegas se le aplicó un partido de suspensión y una multa de ¢75.000 por acumular dos tarjetas amarillas en un mismo encuentro.

Y Herediano con una multa de ¢200.000 al ser la tercera ocasión en la temporada que incurre en conducta incorrecta, ya que seis personas fueron amonestadas por el árbitro del encuentro.