Juan Diego Córdoba González. 24 marzo
La ministra de Planificación, Pilar Garrido, anunció medidas en empleo público para garantizar recursos en atender la emergencia nacional por covid-19. Fotografía: Julieth Méndez
La ministra de Planificación, Pilar Garrido, anunció medidas en empleo público para garantizar recursos en atender la emergencia nacional por covid-19. Fotografía: Julieth Méndez

Con el fin de destinar recursos a la atención de la emergencia nacional por el nuevo coronavirus, el Gobierno canceló el aumento salarial del año 2020 para 125.000 empleados públicos.

Lo anterior deja sin efecto el ajuste de ¢7.500 mensuales aprobado para el sector público y los ¢1.500 adicionales que recibirían los empleados con sueldos bases de ¢300.000 mensuales.

Dicha directriz cubre a los funcionarios pertenecientes al régimen de Servicio Civil, con excepción de los policías del Ministerio de Seguridad Pública, quienes sí recibirán el aumento.

Así lo dio a conocer, este martes, la ministra de Planificación y Política Económica, Pilar Garrido, durante la conferencia de prensa diaria que brinda el Gobierno para actualizar las cifras sobre personas afectadas por el covid-19 y las medidas para afrontar la pandemia.

“Esta medida requiere de sacrificio por parte de todas las personas, y es que en este momento se está cancelando el aumento anual a las personas servidoras públicas, que se había autorizado para este año”, anunció Garrido.

Por autonomía, empresas estatales e instituciones descentralizadas, así como poderes del Estado, no están obligados a aplicar la medida.

De acuerdo con la coordinadora del equipo económico del Gobierno, la directriz tiene como propósito disponer de más fondos para la atención de la alerta sanitaria y de las personas más afectadas económicamente por las medidas de aislamiento social.

“Necesitamos asegurar que todos los recursos estén para atender la emergencia. Necesitamos asegurar que tenemos los recursos suficientes para atender esta situación inédita tanto en lo sanitario como en las ayudas sociales, para asegurar también se están otorgando ayudas a quienes no cuentan con los recursos suficientes para hacer frente a esta situación”, señaló Garrido.

80% de empleados a la casa

En esa línea de medidas para hacerle frente a la alerta sanitaria, el Poder Ejecutivo instruyó a todos los ministerios a enviar a sus casas al 80% de sus funcionarios, es decir, cerca de 100.000 servidores del Gobierno Central.

También pidió a esas dependencias crear planes de operativos para garantizar la prestación de los servicios públicos con el restante 20% de sus planillas.

El Gobierno también recomendó a las empresas estatales y entidades descentralizadas seguir ese esquema operativo.

“El personal que no está incluido entre ese 20%, debe aplicar la modalidad de teletrabajo en todos los puestos que sean teletrabajables. Además deben otorgar vacaciones a todas las personas que tengan periodos acumulados de vacaciones, y en caso de que no tengan periodos acumulados, se les autoriza el adelanto de las vacaciones”, señaló Pilar Garrido.

Los ministerios tendrán dos días hábiles a partir de que se publique la directriz en el diario oficial La Gaceta, para presentarle a Mideplán su esquema de operación.