Diego Bosque. 31 enero

Alex Khajavi, propietario de la aerolínea costarricense Nature Air, envió una carta al presidente Luis Guillermo Solís en la que pide una cita para conversar sobre la suspensión temporal, ordenada por la Dirección General de Aviación Civil (DGAC).

La decisión de Aviación Civil fue tomada el 11 de enero porque lo compañía no cumplía con el personal mínimo para garantizar la seguridad de los vuelos.

De acuerdo con la DGAC, para esa fecha la firma sufrió la renuncia del gerente de operaciones, Jorge Valverde Esquivel, la licencia de incapacidad del jefe de seguridad aérea, Rodney Durán, y el deceso del jefe de adiestramiento de pilotos, Juan Manuel Retana.

El percance aéreo que dejó 12 personas fallecidas ocurrió la tarde del 31 de diciembre del 2017 en Corazalito, Guanacaste. Fotografía: Gesline Anrango.
El percance aéreo que dejó 12 personas fallecidas ocurrió la tarde del 31 de diciembre del 2017 en Corazalito, Guanacaste. Fotografía: Gesline Anrango.

La suspensión temporal del permiso de operación de Nature Air se dio a conocer el 12 de enero, 12 días después del accidente aéreo en el que murieron diez turistas estadounidenses y dos miembros de la tripulación de nacionalidad costarricense.

Otras exigencias de Aviación Civil son contar con cinco aviones y 30 pilotos para armar, al menos, 15 tripulaciones.

En la nota, enviada a Casa Presidencial el 26 de enero, Khajavi dice que la empresa está en "una situación crítica".

Nelson Vega, gerente general de Nature Air, dijo a este diario que en enero sufrieron pérdidas por $1,2 millones.

El gerente afirmó que tienen una aeronave propia y seis alquiladas; con respecto al personal disponen de siete pilotos y siete copilotos.

"A pesar de que hemos colaborado con las entidades y presentado los requerimientos que nos han solicitado, la operación de nuestros vuelos se encuentra suspendida temporalmente. La tardanza de las aprobaciones de estos requisitos está generando situaciones inmanejables para nuestra empresa", señala el documento enviado a Solís.

"Esta situación no solo afecta a las 80 familias que dependen de nuestro sustento, a la cadena productiva que se desprende del negocio a los 8.000 turistas locales y extranjeros que hemos afectado al estar sin operación, de mantenerse este cierre temporal podrían aumentar hasta 24.000 (los afectados)", agrega la carta de Khajavi.

Casa Presidencial respondió, por medio de su oficina de prensa, que recibieron la carta y que preparan una respuesta.

Según la compañía, ya contrataron el personal que faltaba y notificaron a Aviación Civil sobre esas contrataciones.

Además, le comunican al mandatario que si este asunto no se resuelve se verán obligados a realizar despidos. La compañía emplea a 80 personas.

"Mantenemos a todo nuestro personal, sin embargo, de no resolverse esta situación nos veremos obligados a empezar a realizar despidos, siendo esta la última opción que deseamos aplicar", carta enviada al presidente Solís

En promedio, Nature Air moviliza 140.000 pasajeros al año.

La labor de rescate de los cuerpos de la víctimas del accidente aéreo del pasado 31 de diciembre tardó cinco horas. Fotografía: Gesline Anrango.
La labor de rescate de los cuerpos de la víctimas del accidente aéreo del pasado 31 de diciembre tardó cinco horas. Fotografía: Gesline Anrango.

La aerolínea ofrece vuelos a Tortuguero, Nosara, Tamarindo, Tambor y Bocas del Toro, entre otros.

"Solicitamos encarecidamente su atención al tema y esperamos su respuesta al caso", concluye la carta.