Servicios

Nelson Vega, gerente general de Nature Air: La empresa quedó muy golpeada

Asegura que la suspensión temporal del permiso de operación tras el percance aéreo en Guanacaste ha dejado pérdidas por $1,2 millones

El 11 de enero, la aerolínea costarricense Nature Air recibió una nota en la que la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) le comunicaba que su Certificado de Operación Aeronáutica estaba temporalmente suspendido.

La noticia llegó 12 días después del accidente aéreo que protagonizó una aeronave de esa firma en Corazalito, Guanacaste; en el siniestro murieron 12 personas (dos tripulantes y diez turistas estadounidenses).

Las razón principal de la DGAC para suspender el permiso de operación para congelar el Certificado fue la renuncia del gerente de operaciones, Jorge Valverde Esquivel, la licencia de incapacidad del jefe de seguridad aérea, Rodney Durán, y el deceso del jefe de adiestramiento de pilotos, Juan Manuel Retana.

Desde entonces la empresa no puede operar ninguna de las rutas que tiene activas en el país.

La inactividad ha provocado pérdidas por $1,2 millones.

Nelson Vega, gerente general de Nature Air, espera recuperar esta semana el aval para volar y reconoce que el siniestro ha golpeado "muchísimo" a la aerolínea.

– ¿Cuántos empleados tiene la empresa?

– En estos momentos tiene 80, aproximadamente.

– De esos 80 empleados ¿Cuántos son administrativos y cuántos operativos?

– La mayoría es personal operativo, podemos hablar que unos 20 son administrativos y 60 son de operaciones.

– Según lo expuesto por Aviación Civil ustedes requieren 30 pilotos y cinco aviones para recuperar el permiso ¿Por qué si ustedes dicen tener 60 personas en la parte operativa el permiso de operaciones está suspendido?

– Quizás ahí hay una confusión en lo que dice la nota (de La Nación), esa nota habla de nuestra situación a noviembre del año pasado, donde nuestros planes de crecimiento y estabilización de la operación consistían en tener esas cinco aeronaves, de esas cinco aeronaves hay dos que ya estaban funcionando y había una tercera aeronave que la idea era que quedara registrada a finales de diciembre, pero lamentablemente cerraron algunas instituciones públicas y no se pudieron registrar.

"Además, iban a entrar dos aeronaves en enero y febrero y con eso completábamos las cinco aeronaves. Obviamente no íbamos a incurrir en el gasto de tener 30 pilotos desde noviembre, sino que los íbamos a ir ingresando como ingresaban las aeronaves, eso era un proceso".

– ¿Cuántas aeronaves tienen registradas en la actualidad?

– Teníamos dos, una de esas fue la que se accidentó, cuando esa nave se accidentó y luego se viene la suspensión temporal se congela el plan de traer las otras dos aeronaves porque quienes nos iban a vender las aeronaves nos dicen: 'ustedes tienen en este momento una suspensión temporal, en el momento que les levanten la suspensión temporal seguimos con el plan'.

– ¿Cómo piensan recuperar el permiso de operación?

– Lo que la Dirección General de Aviación Civil nos mencionó es que tenemos que reponer las tres personas que faltaban en la organización, estamos hablando del director de operaciones, el director de seguridad y el director de entrenamiento. Recordemos que el director de entrenamiento (Juan Manuel Retana) falleció en el accidente, esas plazas ya fueron completadas.

– ¿Podrían entregarnos una copia de la carta de renuncia de Jorge Valverde Esquivel, director de operaciones?

– Aviación Civil la tiene, yo no la tengo acá-

– La hemos solicitado a Aviación Civil, pero no nos la han dado porque es parte de una investigación, las razones que Valverde expone en su carta de renuncia es lo que motiva la apertura de una investigación contra Nature Air ¿Ustedes podrían entregarnos una copia?

– Como usted lo dice, hay una investigación y no puedo suministrar algo que es parte de una investigación.

– ¿Menciona el señor Valverde, en su carta de renuncia, supuestas anomalías relacionadas con el mantenimiento de las aeronaves, carencia de pilotos o faltas a las normas de seguridad?

– Que yo recuerde temas de mantenimiento no menciona, ninguno. De hecho, la inspección que hizo recientemente Aviación Civil dijo que con respecto al mantenimiento todo estaba bien.

"Es realmente lamentable como salió don Jorge, no dio preaviso a pesar de que la ley dice que debe dar al menos un mes de preaviso y nada más se fue".

– ¿Cuáles son las razones que expone en la carta de renuncia?

– Lo que vimos, como le comento, es el estrés que venía manejando, eso es lo que podemos ver.

– Me parece extraño que usted diga: 'lo que pudimos ver', la carta ustedes la tienen. ¿No puede recordar cuáles fueron las razones que dio para renunciar?

– Le repito, eso está en investigación y nos podemos ver en un problema si nos referimos a una investigación en proceso.

– ¿Han recibido algún reporte preliminar sobre las causas del accidente del pasado 31 de diciembre?

– Las causas del accidente están en otra investigación (...) Es una investigación abierta y no puedo comentar nada, lo que le puedo decir es que dentro de la comisión investigadora hay un representante de Nature Air.

– ¿Qué tan golpeada a quedado la compañía después de ese accidente?

– Muchísimo.

– ¿Se han visto obligados a despedir gente?

– Hemos logrado sostener a la gente, pero las pérdidas por no operar este mes de enero son por $1,2 millones; sostener una empresa con pérdidas de ese tipo es muy difícil, por eso es la urgencia de recuperar el permiso.

Diego Bosque

Diego Bosque

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.