Joselyne Ugarte. 1 octubre, 2018
Luis Chavarría, de Undeca, llega al Palacio Arzobispal para informar si suscribe o no el documento. Fotografía: Mayela López
Luis Chavarría, de Undeca, llega al Palacio Arzobispal para informar si suscribe o no el documento. Fotografía: Mayela López

"El día de hoy cerramos de manera oficial la fase preliminar de acercamiento en la cual la Iglesia sirvió de mediador (...)

"El día de hoy informamos a la Unidad Sindical que estuvo acá que, de parte del Gobierno de la República, suscribimos el documento y todos aquellos sindicatos que tienen asamblea pendientes o no hayan tomado una decisión, concedemos el plazo de una semana y en el Ministerio de Trabajo vamos a tenerlo firmado para todos aquellos sindicatos que deseen acercarse al Ministerio y suscribirlo, a través del cual lograríamos avanzar a la siguiente fase, que sería una mesa de diálogo.

“Tal y como señala el documento, la condición es levantar el movimiento de huelga”.

Con estas palabras, el titular de Trabajo, Steven Núñez, dio por concluida la fase de acercamiento preliminar con sindicatos en busca de una salida a la huelga contra la reforma fiscal que llegó a su día 22.

Inicialmente, de 12 organizaciones que estuvieron representadas durante las ocho jornadas con 75 horas de conversaciones, 10 adelantaron que no suscribirán el acuerdo, porque sus bases no lo respalda.

Faltan todavía por pronunciarse la Unión de Empleados de la Caja (Undeca) y la Confederación de Trabajadores Rerum Novarum.

Sin embargo, Núñez dejó abierta la posibilidad para todos los grupos sindicales. Ellos tienen hasta el lunes 8 de octubre a eso de las 5 p.m.

En la mesa de negociación preliminar también estuvieron cinco representantes de Gobierno y cinco de la Iglesia que fungió como mediadora.

“No han sido horas en vano, tiempo que se ha consumido en vano, sino que ahí está el producto de toda esta jornada de trabajo. Así es que de nuestra parte, agradecer a la Unión Sindical, al Gobierno por habernos tenido en cuenta para realizar esta labor e invitarles a seguir adelante. El país no puede detenerse...”, expresó el arzobispo de San José, José Rafael Quirós.

Quirós reconoció que aunque les solicitaron conservar el acuerdo para ponerlo a disposición de los sindicatos, consideraron que lo conveniente es que lo conserve el Gobierno.

Aclaró que ellos no se retiran como mediadores, sino que el proceso llega a su fin. Insistió en que desean la paz social y las respuestas a las dudas más urgentes.

A pesar de que en un inicio el objetivo de estos encuentros preliminares era establecer la mesa de diálogo, el obispo de San José dijo que lo importante es que se logró el encuentro sin condiciones que dio vida a este documento.

El acuerdo al que llegaron las partes la madrugada del sábado plantea la instalación de una mesa de diálogo para evaluar aspectos de fondo en materia fiscal; gestionar el envío del proyecto de reforma fiscal que se tramita al Congreso a una consulta por ocho días, plaza que les daría posibilidad de buscar “puntos de consenso”; además la aplicación del ordenamiento jurídico pero “sin represalias ni discriminaciones” a los huelguistas, y, finalmente, que el acuerdo quedaría sujeto a la decisión de las bases.

Tras el encuentro de este lunes, que se extendió por alrededor de dos horas, en la conferencia de prensa los ausentes fueron los líderes sindicales.

El Ministro de Trabajo aseguró que son respetuosos de la decisión de los sindicatos pero que están anuentes a seguir dialogando con aquellos que lo decidan en los próximos días.

“Esta es una decisión del Gobierno de la República (...) Nosotros nunca hemos cerrado la puerta al diálogo y por eso estamos concediendo este espacio”, insistió Núñez. El ministro envió un mensaje a los ciudadanos.

“Nosotros lamentamos que continúe el movimiento de huelga, el Gobierno tiene un interés en los costarricenses, para que no se afecten más los servicios (...) Y queremos que se deponga la huelga, es así de simple la condición”, dijo el jerarca.

(Video) Gilberto Cascante: 'Lo que negociamos fue un texto'

Entre los sindicatos que darían su respuesta en los días dados por el Gobierno estaría la Unión Nacional de Empleados de la Caja (Undeca), pues como reconoció su secretario general, Luis Chavarría, aún tiene pendiente una asamblea general que se probablemente se realizaría este martes.

“Los fines de semana es imposible convocar a la gente entonces nosotros dejamos pendiente ya una asamblea formal de la organización para exponer este caso a las bases”, señaló Chavarría.

Gilberto Cascante, presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), dijo por su parte que acudió al encuentro de ese lunes porque la Iglesia católica, como mediadora, llamó a todos los sectores para que dieran su respuesta a la consulta.

"Solamente que hay algunos bloques que están haciendo la consulta y no sabemos específicamente si se va a abrir el periodo de tiempo para que demos la respuesta de quiénes estarían de acuerdo a firmar para una mesa de diálogo social y quienes continúan el movimiento de huelga", explícita Cascante.

El domingo, dirigentes de sindicatos informaron del rechazo por parte de sus bases, situación que fue criticada tanto por la ministra de Justicia, Marcia González, quien fue una de las negociadoras, como por el presidente de la República.

Ambos señalaron esa falta de respaldo como ausencia de liderazgo e incluso boicot.

"No sé si es falta de liderazgo pero nosotros de manera democrática hicimos la consulta. Yo creo que como Asociación Nacional de Educadores nosotros cumplimos con un procedimiento que era importante, que la base fuese consultada”, dijo Cascante.

(Video) Esto es lo que ha pasado en 22 días de huelga