Ángela Ávalos. 18 septiembre
La Clínica Oftalmológica de la CCSS apoya a otros centros de la institución con listas de espera en cataratas o pterigion. Esta imagen de hace dos años, retrata a pacientes que en setiembre del 2016 se beneficiaron con el programa de cirugía vespertina de cataratas. Foto: José Cordero
La Clínica Oftalmológica de la CCSS apoya a otros centros de la institución con listas de espera en cataratas o pterigion. Esta imagen de hace dos años, retrata a pacientes que en setiembre del 2016 se beneficiaron con el programa de cirugía vespertina de cataratas. Foto: José Cordero

El pasado lunes 10 de setiembre, todo estaba listo en la Clínica Oftalmológica de la CCSS para recibir a una decena de pacientes con problemas de la vista, en especial cataratas. Los esperaban dos quirófanos, cirujanos, enfermeras, asistentes..., pero los pacientes nunca llegaron.

No pudieron presentarse a la operación que habían estado esperando durante los últimos tres años. Las ambulancias que los traían a San José se quedaron atrapadas en los bloqueos de carreteras provocados, en distintos puntos del país, por la huelga de empleados públicos contra la reforma fiscal.

Desde que se inició la protesta, un total de 57 enfermos de la vista se han quedado sin operar porque no pudieron llegar hasta la Clínica Oftalmológica, ubicada en La Uruca, San José.

Casi todos ellos tienen cataratas, la causa más común de ceguera entre la población tica. Otros necesitan que se les extirpe el pterigion, un crecimiento anormal de la conjuntiva que invade la córnea y provoca grandes molestias.

Durante este periodo, otros 115 pacientes también se ausentaron de las consultas con el especialista en esa clínica debido a la misma razón: bloqueos de las vías públicas. Dichas citas son importantes porque en ellas se realizan valoraciones sobre el estado del pacientes antes y después de las cirugías.

En todos los casos, se trata de pacientes de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que han debido esperar hasta 1.000 días (casi tres años), en promedio, para solucionar su problema de visión.

Todos forman parte de los programas especiales que funcionan en horario vespertino, a partir de las 4 p. m., y que la CCSS impulsa con la intención de disminuir los largos plazos de espera, tanto para cirugía como para la primera consulta con el especialista.

Marisela Salas, directora de la Clínica Oftalmológica, aclaró que la atención en el horario ordinario ha sido normal a pesar de la huelga. De 7 a. m. a 4 p. m., se han reorganizado funciones para no afectar consultas, operaciones y procedimientos especiales que se realizan en esa jornada.

Oftalmología está entre las tres especialidades más críticas, junto a Ortopedia y Cirugía General.

Se ha hablado de hasta 15.000 enfermos esperando una operación para que les extirpen las cataratas, con citas programadas en varios hospitales del país hasta para después del 2020.

Limonenses, los más perjudicados

La gran mayoría de los pacientes con problemas de vista perjudicados por la huelga son referidos por el Hospital Tony Facio, en Limón, informó Salas, quien no oculta su indignación porque el movimiento de protesta, que este martes llega a su noveno día consecutivo, afecta de manera directa a los enfermos.

De las 57 personas que no pudieron ser operadas en la última semana a consecuencia de la protesta, 52 son pacientes del Hospital Tony Facio de Limón, dos del Hospital La Anexión, en Nicoya (Guanacaste), uno más del Hospital San Carlos y dos más de Guápiles.

En la consulta externa (atención del médico especialista en Oftalmología), 115 de los 298 pacientes programados no pudieron acudir a sus citas.

En su página de Facebook, la directora de la Clínica Oftalmológica externó su indignación por lo que están padeciendo enfermos de la vista debido a la huelga. Foto: tomada de FB
En su página de Facebook, la directora de la Clínica Oftalmológica externó su indignación por lo que están padeciendo enfermos de la vista debido a la huelga. Foto: tomada de FB

También, la mayoría de esas 115 ausencias (50 casos) son de Limón, pero le siguen 18 de la provincia de Alajuela, 11 de Nicoya, 10 de Guápiles y 8 de Liberia, para mencionar los principales.

“A pesar de la huelga, nos preparamos para no fallar a estos pacientes y resulta que nos bloquean las ambulancias. Nos reporta el médico de Limón que los huelguistas paraban las ambulancias para ver si eran o no emergencias. Uno se siente indignado con esto. ¡Con qué criterio hacen eso! Es inhumano que le hagan esto a los pacientes”, manifestó Salas.

La situación no ha cambiado mucho al inicio de la presente semana. Este lunes, tampoco pudieron recibir pacientes por la misma razón.

“Nos sigue preocupando la dificultad de los pacientes para llegar a este centro hospitalizado (…) Vienen referidos por oftalmológos porque ya tienen un diagnóstico. Ellos no vienen para ver si tienen algo, es porque ya tienen una enfermedad de la vista diagnosticada y que hay que resolver. Esta situación nos angustia muchísimo”, agregó Salas.

La Caja informó, la mañana de este martes, de que seis pacientes del Hospital Enrique Baltodano Briceño, de Liberia, lograron llegar hoy al Centro de Imágenes Médicas. Estos pacientes enfrentaron dificultades por los bloqueos ocurridos, la semana anterior, en Guanacaste y Puntarenas.

En un comunicado de prensa, Carolina Mejías Soto, directora del Centro de Imágenes Médicas, detalló que los seis pacientes de Liberia citados para este martes llegaron puntualmente y que en estos momentos, se les está realizando los estudios solicitados por los médicos tratantes.

Impacto de una protesta
Impacto de una protesta