Ángela Ávalos, Lucía Astorga. 17 septiembre, 2018
Ropa sucia acumulada en hospitales. Esta es una fotografía tomada en la lavandería del Hospital México, la cual, hasta ahora, funciona con alguna normalidad a pesar de que el 80% del personal se sumó a la protesta. Foto: CCSS para LN

Los huelguistas han dificultado la extracción de unas 50 toneladas de ropa hospitalaria sucia este lunes, acumulada en los hospitales San Juan de Dios y México.

El presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya Hayes, informó de que el Ministerio de Salud emitió una orden sanitaria donde se le ordena a la institución proceder con el lavado de ropa de manera inmediata por el riesgo de infecciones.

"La acumulación de ropa sucia es altamente sensible, pues pone en riesgo la salud y la vida de las personas hospitalizadas. Instamos a los trabajadores para que permitan a quienes sí quieren trabajar que puedan hacerlo por el bien de los pacientes”, dijo Macaya en un comunicado de prensa.

En el Hospital México funciona la Lavandería Central de la Caja, que también le da servicio a 29 clínicas periféricas, 8 hospitales nacionales y 6 hospitales periféricos, informó su administrador, Eduardo Granados Calderón.

El funcionamiento de la lavandería del San Juan (la Zeledón Venegas), donde manejan un volumen diario de 25 toneladas, está paralizado desde tempranas horas de la mañana por intervención de los huelguistas.

En la Lavandería Central manejan una cantidad similar al día de ropa contaminada. Según Granados, ahí no laboraron este lunes parte del turno de la mañana (de 6 a. m. a 2 p. m.) para evitar el enfrentamiento entre los empleados que no están en huelga y los que sí.

Según el administrador, no fue necesario dejar de operar durante todo el turno porque los manifestantes, al no ver presencia de otros funcionarios, se retiraron. “Arrancamos a las 11 a. m.”, dijo.

Esta lavandería no tuvo que recurrir al protocolo de seguridad al ingreso del segundo turno del día, que se inició a las 2 p. m.

A esta hora, (3 p. m.) solo una patrulla se mantiene en el lugar de manera preventiva, en caso de que se intente afectar el servicio.

“Hasta hoy hemos tenido la necesidad (de contar con la presencia de Fuerza Pública) en vista de que los sindicatos están viendo que nosotros estamos progresando e impidiendo que se paralicen ciertos servicios. Lógicamente ya ellos sienten que necesitan presionar por ese lado (afectar el servicio)”, mencionó Granados.

En total, ahí laboran unas 140 personas, incluido el personal interino. Un 80% está en huelga, informó el administrador. Se trata de personal técnico especializado en la operación de este tipo de maquinaria, por lo cual no es muy fácil su reemplazo.

La Lavandería Central, ubicada detrás del Hospital México, en La Uruca, logró iniciar su segundo turno de operación a las 2 p.m. sin mayores contratiempos. Una patrulla con dos oficiales de la Fuerza pública se presentó al lugar de manera preventiva. Foto: Melissa Fernández

Por todo lo anterior, las autoridades de la Caja hicieron un llamado a los funcionarios que se han sumado a la huelga para que faciliten la extracción de ropa contaminada y el ingreso de la limpia.

La CCSS confirmó de que los huelguistas “han presionado e intimidado a los funcionarios que estaban ejecutando las labores de lavado en estas dependencias, lo que produjo una paralización total de esta labor durante esta mañana”.

La situación se complica en las maternidades porque están llenas debido al llamado “pico de nacimientos de setiembre”.

"El nacimiento de un ser humano es un momento sublime que evidentemente no podemos postergar y que ese nacimiento se de en condiciones adecuadas es una responsabilidad ética y del más alto valor humano”, dijo Roberto Cervantes, gerente médico de la Caja.

El presidente ejecutivo y el gerente médico también solicitaron a los sindicalistas permitir el libre tránsito de las ambulancias en las calles aledañas a los centros de salud.

Ricardo Fonseca, representante del Sindicato Nacional de Enfermería (Sinae) en el Hospital San Juan de Dios, negó las afirmaciones de la CCSS.

“Desmentimos esas afirmaciones. Nunca ha existido ni existirá por parte de los trabajadores la intención de obstaculizar la salida de ropa. Por el contrario, en un acto de buena fe los trabajadores de la lavandería Zeledón Venegas ofrecieron los servicios gratis estando en huelga para solucionar el problema que se vivía en el San Juan de Dios con la ropa sucia”, manifestó Fonseca.

El grupo de trabajadores lavaría en esas condiciones 1.000 kilos de ropa, pero la CCSS decidió lavarla en lavanderías privadas que no reúnen los estándares para el tratamiento de este tipo de ropa, dijo Fonseca.

Aumenta amenaza de infecciones

Este lunes, la huelga contra la reforma fiscal entra en su octavo día.

El Gobierno responsabilizó esta mañana a las personas que apoyan este movimiento por los bloqueos, daños en el poliducto de Recope y amenazas contra funcionarios que no se han querido adherir a la protesta.

La Lavandería Central de la CCSS empezó a funcionar con normalidad la tarde de este lunes. Foto: Melissa Fernández

Advirtió a los huelguistas que se tomarán “medidas más enérgicas” para restaurar la normalidad y el respeto de los derechos de los ciudadanos, quienes han manifestado, por diferentes vías, la molestia por la obstaculización de las vías y por el funcionamiento a medias de los servicios públicos.

La acumulación de ropa contaminada con desechos infecciosos aumenta el riesgo de infecciones asociadas a la atención hospitalaria.

Según la Caja, los equipos de vigilancia epidemiológica han redoblado esfuerzos para prevenir el aumento de las infecciones debido a la huelga en los servicios de lavandería.

"La ropa sucia y ropa contaminada (que contiene sangre, líquidos corporales, secreciones o materia orgánica producto de la atención al paciente) se dispone en sitios donde se extreman las medias de seguridad para evitar que generen contaminación hacia los pacientes hospitalizados.

"Como es usual, pero ahora con mayor cuidado y precisión, los equipos de vigilancia epidemiológica y control de infección hacen recorridos permanentes en todas las áreas de los hospitales y dan aviso a la administración para tratar de aplacar los posibles puntos de contaminación, informó la CCSS.

Por ahora, no se reportan más casos de infección de los usuales.

Nota actualizada a las 4:33 p. m. con la versión del Sinae.