Juan Diego Córdoba. 11 diciembre, 2018
Moteles le adeudan al Instituto Mixto de Ayuda Social un total de ¢2.994 millones. Foto: Archivo GN

La mayor parte de los moteles que operan en el país están morosos con el pago del impuesto al Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), dinero que se invierte en ayudas para familias pobres.

Es el caso del 74% de los establecimientos que corresponde a 272 de los 366 existentes. Ese grupo adeuda ¢2.994 millones, de los cuales se intentará recuperar ¢1.262 millones mediante el mecanismo de amnistía tributaria, contenido en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas que entró a regir este mes.

Ese mecanismo permite al Instituto ofrecer a los dueños de moteles morosos el perdón de ¢596 millones que acumulaban en intereses y multas. Esto a cambio de que cancelan la obligación principal (¢1.262 millones) en los siguientes tres meses.

Amnistía Tributaria en el Imas
Amnistía Tributaria en el Imas

Los empresarios del sector tendrán únicamente tres meses para poder aprovechar la condonación de estos rubros, de lo contrario tendrán que pagar el monto total, incluyendo los impuestos, los intereses y las multas.

Para el gerente general del IMAS, Gerardo Alvarado, esta herramienta contemplada en la reforma fiscal, permitirá obtener recursos frescos y necesarios en corto tiempo, a la vez que disminuye el gasto que la entidad destina en los procesos administrativos de cobro judicial, los cuales duran hasta años en resolverse.

“En la experiencia anterior, cuando se dio una amnistía, tuvimos una respuesta interesante de parte de los moteleros. Ahora volvemos a ver una oportunidad de poder obtener recursos frescos que eventualmente nos generan una ventaja”, aseguró Alvarado.

El IMAS solo podrá aplicar la amnistía tributaria a un 43% de su cartera morosa, pues esta herramienta prohíbe el perdón de intereses y multas a los contribuyentes a quienes ya se les aplicó un proceso de cobro judicial. El 57% de las cuentas restantes está bajo esa situación.

Las autoridades clasifican a los llamados hoteles de paso en tres categorías para calcular el cobro de impuestos. Los moteles categoría A, es decir los más lujosos, deben pagar mensualmente una cuota de ¢52.000 por cada cuarto, no importa si fue utilizado por ese periodo o cuántas veces fue usados.

Los negocios de esta modalidad clasificados como categoría B, deben tributar ¢40.000 por cada habitación; y ¢20.000 los moteles más modestos.

“Este tributo le permitirá al Instituto Mixto de Ayuda Social apoyar diferentes programas sociales enfocados a atender a la población más pobre del país. Sin embargo, hay cientos de millones más que no han ingresado a las arcas de la institución y seguiremos haciendo todos los esfuerzos necesarios para encausar ese dinero”, aseguró la ministra de Desarrollo Humano y presidenta ejecutiva del IMAS, María Fullmen Salazar.

En el 2017, la recaudación fue de ¢943 millones.

El cobro por tipo de habitación quedó establecido con una reforma legal aprobada en 2015, que modificó la forma de cobro vigente desde 2002 cuando se aplicaba un 30% sobre la facturación, es decir, por cada uso de una habitación, lo que se consideraba incobrable.

Con la modificación, se esperaba estimular el cumplimiento y combatir la informalidad, pues para cuando se aprobó, se estimaba que había unos 3.000 cuartos, de los cuales 1.400 eran informales.

No obstante, tres años después de la reforma la alta morosidad persiste.

¿Cuáles son las reglas para el perdón de multas e intereses?

La amnistía tributaria que rige desde el pasado 4 de diciembre, cuando se publicó la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, establece el perdón total de los intereses y parcial de las multas tributarias, a los contribuyentes morosos con el Estado, siempre y cuando cancelen sus deudas en los siguientes tres meses.

Además de perdonar todos los intereses de la deuda principal, esta medida establece una reducción de 80% de las multas tributarias a las empresas morosas que realicen el pago de impuestos durante el primer mes, es decir, a más tardar el 4 de enero de 2019.

El descuento en el pago de sanciones será de 70% si el contribuyente cancela los impuestos durante el segundo mes de amnistía tributaria, y de 60% si se realiza durante el tercer mes. Además establece un 40% de perdón de las multas, en caso de que las empresas morosas lleguen a un acuerdo para fraccionar el pago, en no más de seis meses.

Los contribuyentes tienen la posibilidad de condonar sus deudas pendientes con la Dirección General de Tributación, la Dirección General de Aduanas, el Instituto de Desarrollo Rural (Inder), el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) y el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).