Salud

Vacunación contra influenza arranca el 28 de junio para proteger a 1,5 millones de personas

CCSS inicia distribución de dosis e insumos en Áreas de Salud para que convoquen a grupos de riesgo; institución invertirá más de $8,4 millones en jornada que está prevista para las próximas seis semanas

La campaña de vacunación del 2021 contra la influenza comenzará el próximo lunes 28 de junio, con la meta de proteger a 1,5 millones de personas que forman parte de los grupos con mayor riesgo de sufrir complicaciones si contraen este virus.

Dentro de esa población figuran diabéticos, embarazadas, enfermos cardíacos y personas adultas mayores. También están los niños con edades comprendidas entre los seis meses y menos de siete años.

La próxima semana, se iniciará la distribución de las dosis y de los insumos que se requieren para esta jornada nacional, en todas las Áreas de Salud, que convocarán localmente a la población meta de esta vacuna.

Está programado que esta vacunación se prolongue durante las próximas seis semanas. Por primera vez, el país tendrá dos campañas simultáneas de vacunación.

A diferencia de la campaña contra la covid-19, la de influenza será una vacunación abierta; es decir, las personas que forman parte de la población meta a proteger contra la gripe pueden acudir en cualquier momento a los puestos de vacunación que definan las Áreas de Salud de sus comunidades, sin necesidad de que los llamen.

La información la confirmaron en rueda de prensa, la tarde de este miércoles, Daniel Salas Peraza, ministro de Salud, y Román Macaya presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), junto a equipos técnicos de ambas instituciones.

Este sería el año número 17 en que el país organiza esta campaña masiva contra la gripe, cuya primera jornada se realizó en el 2004.

Vacunatorios distintos

Eduardo Cambronero, director de Redes de Servicios de Salud, de la CCSS, explicó que los sitios donde se vacunará contra la influenza son distintos a aquellos en donde actualmente se aplican las inyecciones contra la covid.

Se aplicarán dos estrategias, como en años anteriores: una extramuros, localizada en sitios de la comunidad, como centros comerciales o centros académicos. Y también una estrategia intramuros, dentro de instalaciones de salud, un Ebáis o un Área de Salud.

“Queremos hacer una separación física entre influenza y covid, para que no haya cruce de personas, garantizar seguridad y evitar aglomeración de gente.

“La vacunación se realizará de 7 a .m. a 4 p.m. Vamos a ver, de acuerdo a la progresión, si abrimos estrategias de fin de semana para asegurar la cobertura”, informó Cambronero.

El ministro Salas hizo un llamado a la población incluida en los grupos de riesgo de esta jornada, para aprovechar la vacuna.

“Por favor, sigan esa vacunación en forma organizada. La Caja está haciendo su despliegue de coordinación para estas dos vacunaciones, que irán de forma simultánea”, dijo Salas.

Por su parte, Macaya reconoció que esperan una respuesta masiva, similar a la de otro años.

“Esperamos que este año las personas acudan a los centros de vacunación para protegerse contra la gripe.

“El país invierte una gran cantidad de recursos en vacunas, y viene haciendo la inversión en la vacuna anual contra la influenza desde el 2004″, destacó el jerarca de la CCSS.

Más vacunas disponibles

La alta demanda generada en la campaña contra la gripe del 2020, motivó a la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE) a aumentar en 200.000 el número de dosis para la jornada este año.

De esta manera, se subió de 1,3 millones a 1,5 millones de dosis. El año pasado, la inversión de la CCSS en esos fármacos fue de $6,1 millones. En el 2021, esa inversión sobrepasará los $8,4 millones.

El producto se obtuvo mediante el fondo rotatorio de vacunas, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En total, la CCSS destina más de $16,7 millones para asegurar el esquema básico de vacunación del país.

Roberto Arroba Tijerino, secretario de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE), adscrita a Salud, confirmó que en el territorio nacional no circula el virus influenza desde la semana epidemiológica 12, del 2020.

Ese año, según indicó, solo se registraron dos fallecimientos por esa causa. En lo que va del 2021, tampoco se ha detectado la circulación de influenza en el país ni personas fallecidas por esta causa.

Arroba indicó que la Comisión todavía no ha entrado a analizar un eventual aumento en la cantidad de personas cubiertas para el 2022.

Leandra Abarca Gómez, coordinadora del Programa de Inmunizaciones de la CCSS, explicó que este año la vacuna que se aplicará será la cuadrivalente, pues protege contra cuatro cepas del virus de influenza más frecuentes.

Corresponde a la vacuna destinada al hemisferio sur, según la vigilancia de virus circulantes.

Abarca detalló los grupos de riesgo a vacunar contra la influenza. Son los siguientes:

- Todos los niños desde los seis meses de edad hasta menos de siete años, independientemente de sus factores de riesgo.

- Adultos de 58 años y más, independientemente de sus factores de riesgo.

- Todas las embarazadas, independientemente del tiempo de gestación que tengan.

- Personas entre los 7 años y 58 años con diabetes, enfermedades del corazón, obesidad grado III o mórbida, enfermedades respiratorias crónicas (asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, bronquitis crónica, tuberculosis), enfermedad renal crónica, parálisis cerebral infantil, desnutrición severa y moderada, cáncer, o inmunodeficiencias primarias o adquiridas.

- Trabajadores del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), del 9-1-1, Migración y Extranjería, todos el personal de salud, estudiantes de Ciencias de la Salud y técnicos afines que realizan campos clínicos en la CCSS, entre otros.

Abarca recordó varias precauciones que se deben tomar en cuenta con esta vacuna:

1. Que hayan pasado, al menos, 14 días si la persona se puso alguna dosis contra la covid-19.

2. Si la persona tiene alguna infección aguda grave por otra causa, debe esperar a recuperarse para ponerse esta vacuna.

3. Cuando se vayan a vacunar, las personas deben informar al personal de salud sobre las enfermedades que padecen.

4. Recordar que se pueden poner esta vacuna aunque estén usando antibióticos, estén en periodo de lactancia materna y o en estado de embarazo.

Las dos únicas contraindicaciones en esta vacuna, dijo Abarca, son las siguientes:

1. No se la pueden poner aquellos con antecedente de reacción alérgica o hipersenbilidad a la proteína del huevo, al pollo, al formaldehído o a algunos de los componentes de la vacuna.

2. Tampoco quienes tengan antecedentes, en las seis semanas previas, de Guillian-Barré, un trastorno neurológico que paraliza ciertas partes del cuerpo.

Esta vacuna contra influenza, agregó la funcionaria, sí se puede poner de manera simultánea con otras que no sean la de covid.

Control de calidad

Con respecto al 2020, esta vacunación arrancará con un mes de retraso. Sin embargo, el ministro Daniel Salas dijo que el tiempo óptimo de vacunación se estima en tres meses.

“Las personas comienzan a levantar anticuerpos 15 días después (de la inyección). Esta protección se puede prolongar hasta un año.

“No sabemos cómo se va a comportar la influenza este año. Puede ser que tengamos un pico epidémico por influenza, pero no sabemos”, aseveró Salas.

En el 2020, todas las dosis se colocaron en mayo, debido al gran interés de la población de protegerse de la gripe cuando la covid-19 apenas empezaba a circular en el país.

Román Macaya Hayes informó de que esta vacuna representa un 63% de lo que se invierte en inmunización en la Seguridad Social.

El valor unitario es de $5,64. El esquema básico del país protege a la población contra un grupo de 19 enfermedades, explicó.

De las 1,5 millones de dosis adquiridas, poco más de un millón ya pasaron con los controles de calidad y están en proceso de distribución en las Áreas de Salud.

Las otras 468.000 están iniciando esos controles en el laboratorio de la CCSS responsable de hacer esa vigilancia.

Hasta ahora, esta vacuna ha estado disponible únicamente en farmacias privadas, desde inicios de abril. Su precio ronda los ¢10.000.

Quienes no formen parte de los grupos de riesgo arriba señalados, pueden tener acceso a esta protección comprando la vacuna en servicios privados.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.