Ángela Ávalos. 30 abril
Estaba programado que iniciara funciones en el segundo semestre de este año, pero el incremento de casos de covid-19 obligó a la CCSS a poner en operación antes de tiempo los 25 cubículos de Cuidados Intensivos de la nueva torre del Hospital México. En la foto, la atención de uno de los dos primeros pacientes, el martes 27 de abril. Foto: CCSS
Estaba programado que iniciara funciones en el segundo semestre de este año, pero el incremento de casos de covid-19 obligó a la CCSS a poner en operación antes de tiempo los 25 cubículos de Cuidados Intensivos de la nueva torre del Hospital México. En la foto, la atención de uno de los dos primeros pacientes, el martes 27 de abril. Foto: CCSS

Tan solo cuatro días después de haber iniciado prematuramente funciones, la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), de la nueva torre quirúrgica del Hospital México, reporta una ocupación de un 60% de su capacidad.

De los 25 cubículos disponibles, 15 están con un enfermo crítico de covid-19, confirmó el hospital. Solo le quedan disponibles diez camas.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) recurrió a esta torre quirúrgica en un esfuerzo por desahogar los saturados servicios hospitalarios debido al incremento exponencial de casos de covid-19.

Originalmente, estaba previsto que comenzara a funcionar a finales del segundo semestre del 2021, como respuesta a la crisis de quirófanos que afectó a ese hospital en el 2014.

El martes 27 de abril, el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya Hayes, describió la situación como un “justo a tiempo”: apenas un día antes, la empresa constructora entregó el tercer piso de esta obra, donde están los 25 cubículos de UCI.

Esto, afirmó Macaya, cayó en un momento oportuno, cuando el número de enfermos crece aceleradamente.

“El día de ayer (lunes 26 de abril, para los lectores), se recibió el tercer piso de esa nueva torre, que cuenta con 25 cubículos de UCI. Estas camas se saturarán también”, advirtió Macaya el martes, cuando advirtió que el país está ante “una situación de altísimo riesgo a corto plazo” que implica no estar en capacidad de atender a pacientes de cuidados críticos, sean de covid o patologías no covid.

(Video) Primer paciente covid-19 entra a nuevo edificio del Hospital México

“Es el peor momento para tener un accidente de tránsito, un infarto o un caso severo de covid, porque una vez que se saturan estas camas se afecta la totalidad de los pacientes que requieren la máxima especialización”, dijo Macaya.

La Gerencia General de la institución, también negocia con centros médicos privados espacios para trasladar ahí a pacientes con otras enfermedades distintas a la covid-19, con el fin de desahogar a los hospitales de la Caja y que estos se puedan enfocar en la atención de la pandemia.

Se esperaba algún acuerdo para este viernes, pero no ha trascendido ninguna información al respecto.

Hospitales como el San Juan de Dios han tenido que ingeniárselas para reubicar pacientes, instalando hospitales móviles y suspendiendo atenciones programadas, nuevamente, pero ante un escenario mucho más grave.

Este jueves, 2.781 casos nuevos. Según las proyecciones lanzadas por el ministro de Salud, la cifra diaria podría superar los 4.000 casos, a la vuelta de pocos días.