Salud

CCSS valora convertir camas de pacientes regulares para atender enfermos de covid-19

Servicio de Cuidados Intensivos amaneció este jueves con una ocupación del 94%; Caja advierte que reconversión de camas podría afectar atención de otras patologías

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) estudia cómo convertir camas que no estaban destinadas a la atención de covid-19 con el propósito de hacerle frente al repunte de hospitalizaciones por esa enfermedad.

“La red hospitalaria en cada centro médico está valorando sus camas disponibles y cuántas se pueden reasignar para tratar covid-19, aunque esto pueda significar dejar de atender otras patologías”, manifestó en conferencia de prensa Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la CCSS.

“Hemos hecho todos los esfuerzos por ir expandiendo la oferta de camas este mes frente al incremento de casos nuevos. Hemos entrado en una fase definitivamente exponencial; ante un crecimiento de este tipo no hay sistema que aguante”, añadió.

Para el jerarca, esta situación puede provocar que no se pueda brindar el nivel de atención que requieren tanto los pacientes de otras enfermedades, como los que contrajeron la covid-19.

Macaya comentó que desde este jueves el Hospital Calderón Guardia habilitó 50 camas más para enfermos moderados y que 15 camas para moderados pasaron para severos, para completar un total de 248 camas covid-19 en dicho centro médico.

“No podemos estirar más, es doloroso tener que tomar la decisión de dónde se asigna. Superado el límite, la calidad de atención no será la misma para los pacientes covid ni de otros padecimientos”, reconoció el funcionario.

El tope de camas era 359, pero se logró aumentar a 393 con la habilitación del tercer piso del nuevo edificio del Hospital México y de nuevas camas del Hospital Calderón Guardia. Pero aún así, siguen siendo insuficientes.

En aumento

En los últimos días, se ha dado un aumento cada vez mayor de la ocupación hospitalaria. A las 7 a.m. de este jueves, el 94% de las unidades de cuidado intensivo (UCI) de la CCSS estaban ocupadas.

“Entre el 18 y 24 de abril, hubo 662 nuevos ingresos a hospitales. Son 96 ingresos diarios, cuatro por hora, uno cada 15 minutos”, específico Macaya.

Se pasó de tener 306 personas en UCI el 14 de abril a 368 este 28 de abril.

La CCSS tiene dos tipos de camas en cuidados intensivos: críticas y severas. Hay 143 críticas y 236 severas.

Las camas críticas se utilizan en quienes tienen más problemas de salud, fallas en varios órganos y requieren más equipo, más medicamentos y cuidados profesionales más especializados.

Este jueves, había 129 en uso y 14 libres en las UCI críticas, para una ocupación del 90%.

En las UCI severas, por su parte, había 222 camas en uso, nueve libres y cinco no disponibles, para una ocupación del 96%.

Hay varias razones por las que una cama puede estar bloqueada o no disponible. Una de ellas es la atención de pacientes que requieren aislamiento por presencia de microorganismos altamente peligrosos, y otra porque se está realizando algún tipo de desinfección especial en el área.

Por su parte, las camas de salón tenían una ocupación general del 66,4%. Estas se dividen en leves y moderadas.

Las camas leves tenían una ocupación del 74%, con 188 en uso y 65 libres. El 69% de las moderadas estaba ocupada, pues había 272 en uso, 121 libres y 16 no disponibles.

Trabajamos con los mismos recursos. Son las mismas camas que dispone la red Caja y no hay cómo estirar más”, concluyó Macaya.

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.