Salud

‘Estamos a las puertas de la saturación del sistema’, admite CCSS

A las 7 a. m. ya el 91% de las camas de cuidado intensivo crítico estaban ocupadas y el 97% de las de cuidado intensivo severo; nuevo edificio de Hospital México ya comenzó a recibir pacientes

“Estamos enfrentando el mayor crecimiento de los casos de covid-19 como no vimos nunca durante el año pasado”, expresó Román Macaya Hayes, presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la tarde de este martes.

“A las 7 a. m. ya el 91% de las camas de cuidado intensivo crítico estaban ocupadas y el 97% de las de cuidado intensivo severo”, añadió.

En otras palabras, a esa hora quedaban 11 camas disponibles de cuidado intensivo crítico y siete de cuidado intensivo severo.

En este sentido, Macaya anunció que el tercer piso del nuevo edificio del Hospital México ya entró a fungir para atender la pandemia. Este sitio cuenta con 25 camas para pacientes críticos con covid-19.

El edificio fue entregado ayer a las 5 p.m. y ya hay dos pacientes internados, confirmó Douglas Montero, director del centro médico. Esta tarde ya había ocho camas habilitadas.

“Estas camas se saturarán también. A la media hora ya había ingresado el primer paciente que ocupa una torre UCI”, reconoció Macaya.

Montero añade: “sí es un respiro (tener estas camas), pero me temo que sea un respiro de solo unos días”.

Mario Ruiz, gerente médico de la CCSS complementó: “ya estamos en el punto donde las camas covid-19 están entrando a competir con otras patologías. Estamos sobrepasando esa capacidad instalada, estamos al 101% de oferta de lo que teníamos antes”.

Pero, advierte: “los pacientes que se han visto en la torre van a tener que compartir recursos con otros pacientes de otras patologías”.

La capacidad máxima de la CCSS es de 359 camas de cuidados intensivos. “Toda atención que se dé después de esto va a ser subóptima y se va a ver reflejado en el aumento de la mortalidad”, subrayó Ruiz.

“Vamos a hacer todo lo posible para conseguirles una cama, para que las personas tengan un lugar donde estar, pero esa no es la atención óptima”, recalcó.

Los jerarcas insistieron que este no es el momento para salir a no ser que sea por condiciones de trabajo o en casos de emergencia.

“La única forma de salir de esto es doblando la curva y estos solo se logra con nuestro comportamiento”, dijo Macaya.

Más tarde, en una información enviada por la CCSS, Ruiz recalcó: “a pesar del aumento en la cantidad de camas en cuidado intensivo la demanda sobrepasa la capacidad institucional. El martes 20 de abril se tenía 260 pacientes en UCI y el martes 27, 325 personas”.

Negociación con hospitales privados

Macaya indicó que ya hay discusiones encaminadas para saber cómo se utilizarían, de ser necesarias, las camas de hospitales privados.

“Esas camas no necesariamente recibirían pacientes covid-19, recibirían pacientes no covid-19, para así desahogar la institución. Eso no quiere decir que se vaya a dar, pero sí es una opción”, manifestó el jerarca.

Este martes, autoridades de la Caja sostuvieron una reunión con representantes de los hospitales La Católica, CIMA, Clínica Bíblica y Metropolitano, agrupados en la Cámara Costarricense de la Salud.

Durante el encuentro, los centros privados ofrecieron “total colaboración de disponibilidad de servicios hospitalarios no covid-19 con las facilidades y tarifas especiales del servicio ofrecido como parte de las alianzas público-privadas”, dijo la CCSS, en un comunicado.

Se incluyen espacios en hospitales regionales.

“En esta coyuntura se trasladará a los centros privados para garantizar la continuidad de los servicios de hospitalización al personal médico para que coadyuve en esta estrategia de atención dentro de la alianza, así como de disponer de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), explicó el gerente general de la Caja, Roberto Cervantes.

Hospitales ‘campaña’

Ruiz señaló que toda opción que tiene la institución está en consideraciones. Una de ellas es el uso de hospitales móviles, también llamados “hospitales de campaña”.

“Esto es como la guerra, debemos echar mano de lo que tenemos”, admitió.

Esto también se da porque cada vez hay menos capacidad de realizar traslados. Este martes no se pudo trasladar a 13 personas por falta de espacio.

Estos 13 pacientes ya lograron ser ubicados en diferentes centros de salud. Para eso se requirió más de 12 horas. El temor de Ruiz es que cada vez se dure más tiempo en ubicarles un lugar o que, en algún momento ya no se logre.

“Yo estoy muy preocupado por los hospitales regionales, los hospitales regionales cuentan con buen equipo. En cualquiera se pueden presentar situaciones. Nos preocupa muchísimo y por eso no queríamos llegar a este período de saturación del sistema”, manifestó Ruiz.

No hay suficientes especialistas

Para Macaya, el principal problema es que no hay suficientes especialistas para atender el problema.

“Ese recurso humano va a tener que diluir su atención a una creciente ola de pacientes hospitalarios”, manifestó.

Montero indicó que también ya se tiene un límite, por ejemplo, en terapia respiratoria, donde no se tienen suficientes profesionales para dar la atención requerida.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.