Salud

Sistema de inventarios en CCSS mantiene a más de 1.700 usuarios ‘fantasmas’

Estudio de Auditoría Interna detectó cuentas activas asociadas a funcionarios pensionados y fallecidos. También halló registros duplicados, con inconsistencias y números de cédula ficticios

El sistema con que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) administra el inventario de medicamentos, accesorios de protección personal como mascarillas, guantes y batas, jeringa, agujas, cánulas, esterilizadores y todo tipo de equipo hospitalario mantiene 1.742 usuarios ‘fantasmas’.

La anomalía fue detectada por Auditoría Interna luego de una revisión sobre el Sistema de Gestión de Suministros (SIGES), el software empleado por la CCSS para la gestión de compras, recepción de productos, almacenaje y distribución de fármacos e insumos en clínicas y hospitales de todo el país.

Los auditores encontraron 1.550 cuentas de SIGES que no registran actividad desde el 2016, pero permanecen activas y habilitadas para manipular tareas como recibo de pedidos, despachos y eliminación de datos de los inventarios. También hallaron 118 accesos asociados a funcionarios de la Caja pensionados, 16 relacionados con trabajadores fallecidos desde hace años y 19 abiertos con el número de cédula 111111111.

También hay 15 accesos duplicados, cinco que emplean un conjunto de letras en el espacio donde deberían digitar la cédula y otros 19 con inconsistencias entre el número de cédula y el nombre de los usuarios.

De acuerdo con los auditores, esas situaciones representan un riesgo, pues esos usuarios podrían utilizarse para ingresar al sistema y “eventualmente” realizar diversas acciones.

¿Podrían estarse usando los accesos de muertos, pensionados, ficticios o duplicados para extraer medicamentos y otros productos de manera ilegal de las bodegas de la Caja? “Lo que podría decir es que eso que se señala es un reflejo de una deficiencia en el control interno y la gestión, evidentemente”, respondió Esteban Vega de la O, gerente de Logística de la institución.

Al conocer los hallazgos de la Auditoría Interna, Vega ordenó la intervención del Área de Almacenamiento y Distribución (ALDI), separó temporalmente a tres jefes de ese departamento como una medida preventiva y ordenó investigaciones administrativas para determinar quiénes son los responsables de las presuntas irregularidades.

El jerarca indicó que trasladó al jefe del ALDI, de apellido Serrano; al jefe de Apoyo Logístico y Transporte, de apellido Cubero y al jefe Subárea de Almacenamiento y Despacho, de apellido González. El equipo interventor debe entregar un informe en un plazo de seis meses.

Junto a las cuentas fantasmas, la Auditoría Interna halló serias ausencias de información, diferencias en inventarios, incongruencias en facturas por servicios de transporte, artículos almacenados sin seguros que los protejan de tragedias como incendios y productos vencidos desde el 2003 que permanecen embodegados. Todas quedaron plasmadas en el informe ASAAI-64-2021 del 19 de agosto del 2021.

“Se está haciendo la investigación preliminar que corresponde para poder llevar esto a las instancias que corresponda (...) Es un proceso que está en curso y no podemos viciar el proceso, lo que sí puedo decir, abiertamente, es que queda claro que no existían controles y seguimientos para evitar las situaciones señaladas”, añadió el gerente de Logística.

Una de las tareas del equipo interventor de la ALDI es determinar si los usuarios de SIGES asociados a funcionarios fallecidos o pensionados fueron utilizados posterior a la fecha de deceso o jubilación, esa pesquisa permitiría saber si trabajadores de los almacenes manipulan inventarios con identidades de terceros.

En el caso de los usuarios de SIGES fallecidos, la CCSS informó, por medio de un correo electrónico, que fueron creados entre 2002 y 2014.

¿Cómo se crean los usuarios?

La oficina de prensa de la CCSS explicó que la activación de usuarios en SIGES estuvo en manos de un departamento llamado Mesa de Servicios SIGES desde el 2011. Sin embargo, el Gerente de Logística señaló que esa tarea pasó a la Dirección de Tecnologías de Información y Comunicaciones de la CCSS, en el 2019.

Para crear una cuenta en SIGES se debe llenar un formulario con el nombre completo del funcionario, el número de cédula, el correo institucional e indicar la lista de tareas que tendría autorizada en el software.

El SIGES fue comprado por la CCSS entre el 2002 y el 2003, el costo del aplicativo fue de ¢188 millones y fue desarrollado por la empresa Proyectica.

Diego Bosque

Diego Bosque

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.