Política

Sindicalistas consiguen permisos pagados en días de huelga

Diputado Carlos Ricardo Benavides denuncia que los sindicatos cometen ‘fraude de ley’ en CCSS al evitar los rebajos de salarios con esta figura; líder de Undeca alega que son coincidencias

Unos 200 sindicalistas de la CCSS consiguieron permisos con goce de salario, para ausentarse de sus labores, durante los tres días de huelga que afectaron los servicios públicos de salud en julio y agosto de este año.

Con este tipo de beneficio, los funcionarios que se unen al movimiento se salvan de que la institución les rebaje el salario, en vista de que la ley considera ilegales las huelgas en servicios públicos esenciales, como los de salud.

El diputado Carlos Ricardo Benavides, de Liberación Nacional (PLN), denunció que los sindicatos cometen “fraude de ley” al tramitar permisos con goce salarial para llevar a sus delegados y asociados más cercanos a las protestas.

“Un grupo de dirigentes mañosos, junto con algunos afiliados, están enterados de que se puede hacer trampa de esta forma.

“Utilizan el reglamento para no arriesgarse a que les rebajen el salario ni les apliquen sanciones, mientras que dejan al resto de afiliados a su suerte, expuestos a la rebaja salarial y a sanciones que les corresponde de conformidad con la ley”, manifestó Benavides.

Entre los empleados que obtuvieron permisos con goce de salario, destacan delegados de la Unión Nacional de Empleados de la Caja (Undeca), sindicato que convocó huelgas en contra del proyecto de empleo público, la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la reforma de pensiones.

Para tramitar los permisos con goce de salario, los sindicalistas se ampararon en la Normativa de Relaciones Laborales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El artículo 83 de ese acuerdo laboral establece que la institución se compromete a “conceder permisos con goce salarial a los afiliados y delegados sindicales para que asistan a otro tipo de actividades (congresos, reuniones en materia de cooperativismo o seguridad social) durante el tiempo del evento”.

Sin embargo, la Caja no puede otorgar esas licencias para que sus trabajadores acudan a huelgas. De presentarse esos movimientos, la institución está obligada a rebajar o recuperar lo correspondiente del salario de los trabajadores que se ausentaron de sus labores.

La mayoría de los permisos fue tramitada bajo el argumento de “gestión sindical”.

La Caja entregó al diputado Benavides una lista con 201 empleados del sector salud que tenían permiso sindical en al menos una de las tres jornadas en las que se presentaron huelgas: 7 de julio, 14 de julio y 19 de agosto.

Siete de ellos tramitaron permisos para los tres días de huelga; 43 lo hicieron en dos días y los restantes 151 en un día.

Los empleados de la Caja gestionan los permisos a través de una plataforma electrónica. El requisito es que el sindicato envíe una constancia trimestral, al jefe directo, donde informe de las actividades a las que asiste el trabajador.

Undeca: ‘Tenemos la posibilidad’

Luis Chavarría, secretario general de Undeca, respondió que las licencias para gestiones sindicales se tramitan “con otros objetivos”, por lo que calificó de falso que exista un aprovechamiento.

“Nosotros, como sindicato, tenemos la posibilidad de sacar permisos para que la gente acuda a capacitaciones, jornadas de información, entre otros.

“Si esos delegados (de Undeca) aparecen en esa lista, lo ignoro, pero es porque han sido sacados para hacer giras, para informar sobre lo que tiene que ver con el contenido, principalmente, del proyecto neoliberal de empleo público o sobre las reformas de las pensiones de la Caja.

“Posiblemente, hayan coincidido con algún permiso (las fechas de huelgas), no tengo claro”, manifestó el secretario general del sindicato.

Reiterados permisos

En la lista de funcionarios con permiso, aparecen, por ejemplo, tres funcionarios que Undeca identifica como parte de sus delegados.

Consultado sobre esos casos, Chavarría contestó: “Es que nosotros no hemos llamado a esos tres días de huelga. La última vez que hicimos un llamado que no fue a huelga, sino a una protesta nacional, fue la última actividad que hicimos al frente de la Gerencia de Pensiones.

“Lo demás, lo que hicimos fueron concentraciones de dos horas, que fue en la Sala Constitucional, que son tiempos muy cortos, pero nosotros no hemos llamado a otro tipo de huelgas. Eso es lo que el diputado enemigo de los trabajadores de la Caja pretende hacer creer”, afirmó.

No obstante, Benavides sostuvo: “Aquí hay una serie de violaciones tanto ilegales como éticas que deben ser denunciadas de forma inmediata”.

De acuerdo con el congresista “hay que llamar la atención sobre la forma en que los permisos se otorgan. Le basta al funcionario con decir ‘quiero permiso con base en el artículo tal y me voy’ y no se está cuidando por parte de las jefaturas cuál es la presunta actividad. No hay justificación”.

En la lista suministrada por la CCSS, también aparecen funcionarios que sí tuvieron reuniones ordinarias de grupos sindicales, como los de la Unión Médica Nacional, el 7 de julio.

Las huelgas de los meses pasados provocaron la suspensión de 21 cirugías en el Hospital Calderón Guardia, el 7 de julio, así como la imposibilidad de usar 20 quirófanos en este centro médico, el día 14 del mismo mes. En esos movimientos, participaron 340 empleados.

Luego, el 19 de agosto, se cancelación al menos 23 cirugías. En esta fecha, 612 funcionarios se ausentaron de sus labores, principalmente en servicios críticos como quirófanos, aseo, nutrición y ropería en el Hospital Nacional de Niños, el Calderón Guardia y el San Juan de Dios.

Además, se vio afectada la producción de suero para cumplir con la vacunación contra la pandemia de covid-19.

Rebajas salariales a otros trabajadores

La Gerencia Médica de la Caja Costarricense de Seguro Social ordenó, la semana pasada, proceder al rebajo de las horas no laboradas el 7 y 14 de julio pasados a quienes se unieron a las protestas.

El secretario general de Undeca expresó que los trabajadores acuden voluntariamente a manifestarse.

“Eso no es nuevo. En el pasado hemos hecho movimientos para defender la Caja. Los compañeros sabían y aún así iban, sacrificaban el día para ir a defender sus derechos, sus pensiones y a la Caja Costarricense de Seguro Social.

“En todo movimiento que nosotros hicimos, siempre a los trabajadores se les rebajó el salario”, sentenció Chavarría.

Juan Diego Córdoba González

Juan Diego Córdoba González

Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Estudiante de la Maestría en Comunicación y Mercadeo. Periodista de la mesa de Sociedad y Servicios de La Nación.

Rebeca Madrigal Q.

Rebeca Madrigal Q.

Periodista de asuntos políticos y de gobierno. Graduada en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica.