Irene Vizcaíno, Juan Fernando Lara Salas. 3 junio
El Ministerio de Salud determinó que el distrito central de Cañas figura entre los que tienen riesgo de mayor incremento de casos de covid-19. Por ello, las autoridades incrementaron las restricciones al tránsito y el comercio a partir del jueves. Foto: Irene Rodríguez
El Ministerio de Salud determinó que el distrito central de Cañas figura entre los que tienen riesgo de mayor incremento de casos de covid-19. Por ello, las autoridades incrementaron las restricciones al tránsito y el comercio a partir del jueves. Foto: Irene Rodríguez

Por primera vez en tres meses de emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus, cinco distritos donde viven más de 75.000 personas fueron declarados en alerta naranja, es decir, zonas del país con mayor riesgo de contagios de la covid-19.

La medida la anunciaron el ministro de Salud, Daniel Salas, y el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexánder Solís, al informar que este miércoles Costa Rica registró la cifra récord de 52 casos nuevos en un solo día. De ellos, 27 son extranjeros.

Los distritos en alerta naranja, que significa “riesgo importante” de contagios, son:

  • Cariari de Pococí.
  • Peñas Blancas de San Ramón.
  • Cañas distrito central.
  • Bebedero de Cañas.
  • Las Juntas de Abangares.

“Esos sitios (los distritos) son los que en este momento representan un riesgo de incremento, de que exista una transmisión mayor; existe la transmisión local, pero no la comunitaria, gracias a Dios, que es nuestro fin”, declaró Salas.

En esas cinco zonas se prohíbe el tránsito de vehículos y la actividad comercial de 5 p. m. a 5 a. m. durante dos semanas, desde este jueves 4 de junio hasta el 17.

El resto del territorio de Costa Rica sigue en alerta amarilla, que significa “riesgo moderado” y donde la restricción vehicular aplica de 10 p. m. a 5 a. m.

“Lo que ocurra en esos cinco distritos puede repercutir a nivel nacional", agregó el ministro.

La orden que firmó el jerarca para esos cinco distritos justifica la necesidad de controlar a los migrantes que ingresan ilegalmente por la frontera con Nicaragua, país donde la transmisión del virus es comunitaria (se perdió el rastro de quién infectó a quién).

La resolución señala que estas personas constituyen “un grado elevado de riesgo de exposición y propagación (del virus) en dichas regiones. De ahí que sea necesario tomar medidas estrictas con mayor rigurosidad en las zonas requeridas para mitigar el avance del covid-19”.

Desde este miércoles, además, rige la restricción vehicular sanitaria ampliada en 10 cantones fronterizos y para la navegación en cinco ríos o canales de la zona.

Específicamente, afecta a los cantones completos de Guatuso, Upala, La Cruz, Los Chiles y Río Cuarto. También el distrito Duacarí, en Guácimo; los distritos de Colorado y Colonia, en Pococí; los distritos de Aguas Zarcas, Cutris, Pital y Pococol, en San Carlos; los distritos de Llanuras del Gaspar y Cureña, en Sarapiquí; y los distritos de Pacuarito y Reventazón, en Siquirres.

Además en los ríos Medio Queso, Frío, Colorado, Sarapiquí, y canales de Tortuguero.

Se trata de una medida urgente para tratar de frenar el ingreso ilegal de extranjeros por la frontera con Nicaragua.

Esta acción se sumó a la obligación de los choferes de buses de asegurarse de no trasladar personas indocumentadas.

‘El día en que más casos positivos se han dado’

Este miércoles, al cumplirse 89 días después de registrarse el primer caso de covid-19, se dio la cifra récord de 52 enfermos detectados en un solo día. Así, en estos tres meses, el total de contagiados llega a 1.157, de los cuales 913 son costarricenses y 244 extranjeros.

De ellos, 472 tienen el virus y 685 (59%) se recuperaron.

Según Salas, los 52 casos nuevos están concentrados en ciertos distritos de la zona norte del país o fronterizos con Nicaragua. Todos fueron detectados por los servicios de salud públicos.

Antes de darse este pico de 52 casos en un solo día, el aumento más significativo se había presentado el 9 de abril con 37, seguidos por los 28 afectados del 27 de mayo y el 1.° de junio.

“Hoy es el día en que más casos positivos se han dado en el país, algunas de las medidas anunciadas el martes van encaminadas a impedir que haya más casos en zonas específicas”, aseveró el ministro de Salud, Daniel Salas.

El martes se anunció, precisamente, la ampliación de 7 a 12 horas de la restricción vehicular santaria en los 10 cantones, la cual comenzó a regir este miércoles.

La decisión, declaró Salas, procura evitar más enfermos y, principalmente, el contagio comunitario, es decir, cuando no se logra ubicar y aislar a quién es foco de infección.

Según Salas, el aumento de casos ha estado relacionado principalmente con actividades agrícolas y de empaque, que suelen ser de mano de obra intensiva.

No confirmó que haya relación con transportistas, aunque recordó que uno de esos conductores propagó el virus por Liberia, Bagaces y Cañas, semanas atrás.

Sobre la posibilidad de endurecer medidas en otras zonas, dependerá de “cuándo los casos representan una amenaza” porque está claro el nexo, porque es en áreas de alta densidad poblacional o de dificulta para ordenar confinamientos.

Pruebas ‘suficientes’

El jerarca de Salud salió a aclarar también que no hay en este momento faltante de pruebas de detección de covid-19.

Aseguró que se disponen de 25.000. La cantidad es un poco menor que el total de pruebas realizadas en los últimos tres meses, que es de 27.882 muestras.

No obstante, reconoció que para hacer un mejor uso de este recurso fue que se decidió no hacerles las pruebas a todos los transportistas centroamericanos y a todos los repatriados.

Al final, se optó por practicarles el test a los choferes nacionales que ingresan al país y solo a los repatriados (que retornan de otro país) que presenten síntomas.

De esta forma, Salas explicó manifestaciones de su homóloga de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, quien en otro foro dijo que la decisión de no hacer prueba a todos los transportistas era por la disponibilidad de los insumos.

“Tal vez lo que quiso decir la ministra es que, por ejemplo en el caso de los repatriados, son recibidos con una orden sanitaria, ellos van directo al confinamiento, entonces pensando en un mejor uso de las pruebas y dedicarlos donde no tenemos sospecha y hacemos vigilancia amplificada para captar casos poder disponer de esas pruebas de una forma más efectiva”, manifestó.

Paciente recuperada con plasma convaleciente

Mario Ruiz, gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) dio a conocer que fue dada de alta una paciente, vecina de Santa Cruz, Guanacaste, tratada con plasma convaleciente.

“Se le dio el tratamiento con plasma y evolucionó muy bien y ya le dieron la salida, es una de las cuatro personas a quienes le hemos aplicado el plasma convaleciente”, manifestó.

Precisó que este tratamiento se le ha dado a cuatro personas en el centro de atención contra el covid-19 en La Uruca, San José.

“Tenemos dos pacientes que evolucionaron muy bien y dos que todavía no han salido. Los pacientes tienen otras patologías y ello influye”, explicó.

Hizo un llamado a los pacientes dados de alta por covid-19 a donar plasma. Incluso, dijo, si requieren transporte al Banco de Sangre, la Caja se los puede proporcionar.

También dio un informe de camas disponibles. Hay 1.000 camas hospitalarias y de ellas solo 51 para cuidados intensivos.

No se incluyen las 88 camas del Centro Especializado para Atención de Covid-19 (Ceaco), donde actualmente hay 13 pacientes internados con condición de leve a moderada.

El gerente médico aprovechó para pedir a las personas que deben asistir a hospitales o centros de salud que no vayan acompañados si no es estrictamente necesario.

Según dijo, tienen noticia de filas en el Hospital Calderón Guardia con niños y adultos mayores, sin que sean los que tienen que asistir a la cita.

Asimismo, adelantó que se van a regular de nuevo los horarios de visita.

Caso del bebé

Ante la posibilidad de que el bebé prematuro enfermo con covid-19 nacido en el Hospital de Liberia haya sido contagiado por personal que atendía el parto, el gerente médico aseguró que el caso sigue en investigación.

Sin embargo, salió en defensa del personal hospitalario.

Cuando comenzamos con la pandemia, el primer caso en el hospital de Alajuela... es parte de la naturaleza humana buscar a un responsable. Le puedo asegurar ningún personal de salud, de la Fuerza Pública o del Ministerio va a enfermarse al propio o enfermar a otros al propio. Esta enfermedad es virulenta y tiene efectos graves en personas con factores de riesgo", dijo.

Recordó que los funcionarios hospitalarios se exponen todos los días, por lo que existen protocolos y uso de equipos de protección.

“El responsable es el virus, esta ahí, lo tenemos que enfrentar todos como individuos. Si cada persona hace lo que le toca, vamos a salir bien.. cuidar a los mayores, a los que tienen factores de riesgo”, señaló.

El bebé de apenas siete días de nacido, fue detectado con covid-19 la noche del domingo en el Hospital Enrique Baltodano, de Liberia. De ahí, fue trasladado el martes al Nacional de Niños en un avión.

Por su condición de prematuridad, que implica bajo peso y poca maduración de pulmones, el menor está delicado.

Hasta ahora se ha descartado que su madre u otro familiar lo haya contagiado, de ahí la posibilidad de que haya sido personal de salud.

Ruiz insistió en que el personal de salud usa equipos de protección, más aún en las salas de neonatología.