Salud

Ministro Salas asegura que hay buen ambiente para vacunar a internos de Medicina pero CCSS debe aclarar rol

Jerarca de Salud afirma que estudiantes no tienen papel activo en atención de pacientes; está a la espera de que Caja informe de requerimientos. Acanamed pide a CCSS reinicio progresivo de internos y residentes

Sí, parece que hay buen ambiente para avanzar en la vacunación de casi 600 estudiantes de Medicina que realizan su práctica en hospitales de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Al menos eso es lo que aseguró el ministro de Salud, Daniel Salas Peraza, quien aclaró que fue el primero en advertir sobre la inconveniencia de suspender por largo tiempo esa práctica, conocida como internado rotatorio.

Sin embargo, el Ministerio de Salud necesita que la Caja replantee el rol de este recurso. “Cuando tengamos eso claro, se analiza su vacunación. El ambiente dentro de la Comisión (de Vacunación) es positivo, pero necesitamos entender cuál va a ser esa respuesta”, dijo Salas.

Ante consulta realizada en la conferencia de prensa de este 28 de mayo, Salas confirmó que la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE), adscrita a Salud pero integrada por personal técnico de varias instituciones, ha analizado este caso.

Como parte de ese análisis, se determinó que este grupo de estudiantes no tiene un rol activo en la atención de pacientes en esta pandemia. Fue por eso, dijo, que se le solicitó a la Caja indicar qué necesita. Se está a la espera de esa respuesta.

“He sido enfático en el sentido de que el internado no puede suspenderse tanto tiempo. Ahorita hay un asunto de apremio; ya externamos nuestro criterio como comisión de vacunas.

“Llamé a la Caja y al Cendeisss (Centro de Desarrollo Estratégico e Información de Salud y Seguridad Social), cuando tuvimos un paro prolongado de internados y residencias.

“Fui el primero que levanté la mano y dije que no podemos seguir suspendiendo tanto (...) entendemos la necesidad de los internos que tienen que seguir”, manifestó Salas.

Hace una semana, la Caja suspendió por segunda vez durante la emergencia sanitaria por la covid-19, esta práctica médica en los hospitales, aduciendo que estos estudiantes podrían convertirse en vectores (diseminadores) del virus al no estar vacunados.

Las ocho escuelas de Medicina (una pública, y siete privadas) reclamaron, entonces, que el Ministerio de Salud adelante la vacunación de estos alumnos, que están en el quinto y último grupo de priorización para protegerse contra la covid-19.

La CCSS también elevó una solicitud en esa vía al Ministerio de Salud, pero hasta ahora ninguna de las dos instituciones ha resuelto la situación de estos jóvenes.

En el último año, no se han podido graduar estudiantes de Medicina pues el requisito es realizar esa práctica hospitalaria, lo mismo que para incorporarse como profesionales activos ante el Colegio de Médicos

Como consecuencia, los estudiantes de otras generaciones también han visto alterados sus estudios. Entre otras cosas, no se ha realizado el IFOM, una prueba para optar por los campos clínicos para el internado. Sería inútil si esa práctica continúa suspendida.

El Colegio de Médicos y Cirujanos y la Unión Médica Nacional han intervenido en favor de estos alumnos, advirtiendo de que la formación de estos profesionales se verá seriamente afectada en el mediano y corto plazo, así como la disponibilidad de médicos especialistas.

La Academia Nacional de Medicina (Acanamed) se pronunció sobre estos dos asuntos este viernes, y pidió a la Caja considerar la reincorporación progresiva de los estudiantes de internado rotatorio.

“El reingreso progresivo se deberá llevar a cabo a medida que disminuya la tasa de contagios y que avance la vacunación. Los estudiantes tendrán la obligación de cumplir los protocolos, llevar su propia indumentaria de protección, pagar una póliza de seguro para su atención médica si lo requieren, y firmar a nombre personal y de su universidad, una exoneración para la institución”, recomienda Acanamed.

Sobre la situación de los médicos residentes, que son quienes estudian una especialidad, esa Asociación advirtió también a la CCSS del futuro déficit que se acentuará para el país.

Las consecuencias, advierte Acanamed, pueden ser de gran impacto en la atención de la salud de todos los costarricenses.

“En algunas áreas, su número todavía es insuficiente con respecto a las necesidades del país; y se han pensionado cerca de 600 médicos en los últimos años, lo cual puede agravar más la situación”, manifestó la Asociación en referencia a las repercusiones de perder la continuidad académica para todos los niveles de la educación médica.

Información actualizada a las 4:34 p.m., del 28 de mayo, con pronunciamiento de Acanamed.

Ángela Ávalos

Ángela Ávalos

Periodista de Salud. Máster en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, España. Especializada en temas de salud.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.