Salud

Juez deja en libertad a seis miembros de grupo antivacunas; Marco Albertazzi seguirá detenido

Se les dictaron medidas cautelares. Siguen bajo investigación por delitos de motín, resistencia agravada y amenaza a funcionario público

El Tribunal de Flagrancia de Heredia dejó en libertad, la noche de este jueves, a seis miembros del grupo antivacunas que irrumpió en el Hospital San Vicente de Paúl, en esa ciudad. Entretanto, el cabecilla, conocido como Marco Albertazzi, seguirá en celdas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) a la espera de una audiencia por separado.

A todos los liberados se les dictaron medidas cautelares, de las que el Poder Judicial no informó.

Albertazzi, por su parte, permanecerá detenido porque su causa se planteó mediante un proceso ordinario y no por Flagrancia. Por lo tanto, contra él aún no se dicta ninguna medida. Justo el miércoles 26 de enero él estaba de cumpleaños. Cumplía 40. Aunque sus seguidores lo llaman Albertazzi, en realidad es de apellidos Morales Albertazzi, y conocido en redes sociales por su expresión “¿cuál pandemia?”.

Asimismo, se indicó que en el caso de los primeros seis detenidos, que se tramitó inicialmente ante el Tribunal de Flagrancia, este se declaró incompetente por lo que ahora esta causa también será tramitada por la vía ordinaria, lo que implica que llevaría más tiempo en resolverse.

Albertazzi y las otras seis personas de apellidos Reyes Reyes, Corella Soto, Ramírez Varela, Brenes Chavarría, Villalobos Leitón y Ramírez Alfaro, fueron aprehendidos luego de haber participado en violentas manifestaciones en el hospital herediano para reclamar que se dé de alta a un niño de seis años. Alegan que las autoridades del centro médico lo retenían para vacunarlo contra covid-19 pese a la negativa de sus padres.

En el caso de Albertazzi, fue arrestado en las afueras de los Tribunales de Justicia de Heredia, la madrugada de este jueves, luego de que se girara una orden de captura en su contra. Incluso, la Fuerza Pública detalló que previo a su captura el sujeto corrió a atrincherarse en su vehículo, por lo que fue necesaria la intervención del OIJ.

Además de participar en la incursión violenta en el centro médico, Albertazzi habría escupido en la cara a la directora regional de la Fuerza Pública de esa provincia, Katia Chavarría, confirmó el ministro de Seguridad, Michael Soto. Él calificó este comportamiento como “bochornoso, repudiable y cobarde” y destacó que esta situación pone en riesgo la salud de la jefa policial ya que la expone a un eventual contagio de covid-19.

Soto también aludió las amenazas que el sujeto hizo públicas en un video en Twitter contra los magistrados, a quienes dijo que, si es del caso, visitarían “casa por casa”.

Tanto Marco Albertazzi, como los otros seis detenidos son ahora investigados por los delitos de motín, resistencia agravada y amenaza a funcionario público, por los cuales se exponen a castigos de hasta cuatro años de prisión, de acuerdo con el Código Penal.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.