Salud

CCSS busca recuperar dinero de permisos pagados a sindicalistas para ir a huelga

Entidad busca enmendar error y rescatar fondos públicos pagados a personas que se ausentaron de manera ilegal de sus puestos de trabajo.

Entre julio y agosto, 287 sindicalistas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) lograron la aprobación de permisos con goce de salario en fechas en las cuales estaban convocadas huelgas contra la ley de empleo público. Ahora la entidad busca enmendar el error y recuperar los fondos públicos pagados a personas que se ausentaron de manera ilegal de sus puestos de trabajo.

La medida responde a una petición de la Auditoría Interna de adoptar “acciones disciplinarias, patrimoniales y de cualquier otra índole” contra los funcionarios que se compruebe utilizaron licencias sindicales con goce de sueldo para asistir a protestas los días 7 y 14 de julio y 19 de agosto.

Además, el 13 de octubre anterior, la Dirección de Bienestar Laboral de la Caja emitió un criterio en el que reiteró que los permisos con goce de salario son un beneficio para actividades sindicales como congresos, reuniones en materia de sindicalismo o cooperativismo, pero no para participar en huelgas.

“Es claro que los permisos para actividades sindicales deben ser utilizados para los fines sindicales estrictamente establecidos en la norma y para los cuales fue otorgado; teniendo la Administración la potestad de verificar el uso que se da a dichos permisos, pues en caso que se detecte un mal uso de este, dará motivo para la investigación que corresponde”, declaró Luis Bolaños Guzmán, director de Bienestar Laboral de la CCSS.

“(...) No es legalmente viable la concesión de permisos para asistir a huelga o cualquier otra actividad de similar naturaleza, que como se indicó líneas atrás, son manifiestamente ilegales”, agregó Bolaños en su escrito.

Ante ese pronunciamiento, el 22 de octubre anterior, la Gerencia Médica de la CCSS envió un oficio a todas las jefaturas para que revisen los permisos con goce salarial otorgados en las fechas mencionadas y remitan un informe con las acciones tomadas en un plazo no mayor a 15 días.

La petición de la Gerencia Médica se dio el mismo día que La Nación dio a conocer la aprobación de los 287 permisos a través del Sistema Integrado de Gestión de las Personas (SIPE), un software que aprueba ese tipo de trámites sin ningún tipo de control o revisión previa.

La CCSS aún no define cuánto costaron los permisos con goce de salario cancelados en los tres días de huelga. En las bases de datos oficiales revisadas por este diario consta que entre los beneficiados hay médicos, enfermeros, farmacéuticos, personal de limpieza, seguridad y mantenimiento de hospitales y áreas de salud de todo el país.

De acuerdo con los reportes emitidos por la CCSS, los movimientos de protesta obligaron a suspender servicios médicos en en el Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, el Hospital Nacional de Niños y varias áreas de salud capitalinas. Además, se tuvieron que reprogramar más de 50 cirugías.

“Sobre dicha temática en específico, esta presidencia solicitó a la Gerencia General verificar que los permisos concedidos se ajusten a las normas vigentes y coordinar con las instancias fiscalizadoras, técnicas y jurídicas pertinentes a fin de determinar el apego al principio de legalidad por parte de la Administración y sus funcionarios, como corresponde”, comentó Román Macaya, presidente ejecutivo de la CCSS al ser consultado por La Nación.

Llamada de atención

Antes de formalizar el permiso con goce de salario en el SIPE, los interesados deben enviar una carta a su jefatura en la que indiquen los detalles de la solicitud. Sin embargo, en documentos revisados por este medio de comunicación se puede observar que los sindicatos son omisos en ese paso.

Por ejemplo, una carta del 5 de julio firmada por Alfren Solano Segura, secretario general del Sindicato Nacional de Servicios de Salud (Sinass), pide a la jefatura de Enfermería del Hospital México permiso con goce de salario para el 7 de julio para tres trabajadores de apellidos Sanabria, Aparicio y Morales para asistir a una comisión de parqueos. No obstante, omite indicar el tiempo de duración de la actividad, el sitio en el que se realizará y otros datos que exige la normativa vigente. También, el sindicato debe remitir una constancia de participación.

En otro caso, un médico del Área de Salud de Esparza, Puntarenas, de apellido Rodríguez, afiliado a la Unión Nacional de Empleados de la Caja (Undeca), gestionó un permiso para asistir a un consejo extraordinario sindical el 19 de agosto, pero el 9 de setiembre la Unidad de Recursos Humanos de la CCSS, corroboró que el profesional, en realidad, estuvo en huelga ese día. La información consta en el oficio ASESP-UGRH-081-2021.

Según los datos suministrados por la CCSS, el 7 de julio se otorgaron 79 licencias con goce de salario, el 14 de julio 80 y el 19 de agosto 128 para un total de 287.

Otra omisión

En agosto anterior, el diputado del Partido Liberación Nacional, Carlos Ricardo Benavides, denunció que la Caja omitió solicitarle a un juez de trabajo la reincorporación inmediata de los trabajadores que se unieron a las huelgas de julio y agosto, y que tampoco rebajó los salarios de esos empleados como lo manda la legislación vigente.

En el movimiento del 7 de julio, según los reportes oficiales, participaron 130 empleados, el 14 de julio 2010 y el 19 de agosto 612. La CCSS aún no informa si ya aplicó los rebajos salariales a esas personas.

Diego Bosque

Diego Bosque

Periodista en la sección Sociedad y Servicios de La Nación. Graduado de Periodismo en la Universidad Latina. Escribe sobre infraestructura y transportes.