Rebeca Madrigal Q.. 16 julio
05-06-2019 Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), La Caja (fachada). Foto: Rafael Pacheco
05-06-2019 Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), La Caja (fachada). Foto: Rafael Pacheco

La Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) sigue pagando anualidades de lujo a sus 57.000 funcionarios, a pesar de que la reforma fiscal ordenó equiparar estos pluses en todo el sector público desde diciembre.

La nueva ley estableció que las anualidades deben ser de un 1,94% del salario base para los profesionales y de un 2,56% para los no profesionales. Además, el plus se convierte, en adelante, en un monto fijo y ya no en un porcentaje.

No obstante, en la CCSS, cada vez que un funcionario cumple otro año de labores, la institución les reconoce montos mucho más altos:

-Un 5,5% del salario base a los profesionales en ciencias médicas

-Un 3,5% a los enfermeros y nutricionistas

-Un 3% a los no profesionales

-Entre un 2% y un 2,6% del salario base para el resto de profesionales

-Un 1,94% para los auxiliares de enfermería, pero no sobre el salario base, sino sobre el salario base más pluses; con ese cálculo, el monto aumenta

Cada año, la CCSS paga unos ¢240.000 millones en anualidades, según una estimación con base en el presupuesto institucional del 2019.

La institución mantiene el pago de anualidades de lujo en momentos en que, apelando a su autonomía, se niega a acatar la medida de ahorro introducida por la regla fiscal, la cual indica que, para el 2020, el gasto público no puede crecer en más de un 4,67%.

La institución comunicó que, si está incurriendo en un error con los porcentajes pagados, procederá a recuperar el dinero ya pagado a los funcionarios.

En experiencias de otras instituciones, la recuperación de montos girados de más tarda años y requiere de una extensa tramitomanía.

La entidad alega que tiene dudas sobre cuánto debería reconocer a los profesionales en ciencias médicas, a los licenciados en enfermería y nutricionistas. El asunto tampoco lo tienen claro el Ministerio de Planificación, como rector en empleo público, ni la Dirección General de Servicio Civil (DGSC), cuyo régimen también cobija a médicos en instituciones.

Ante la consulta sobre cuál anualidad pagarían en junio, Wálter Campos, subdirector de la Dirección de Administración y Gestión de Personal de la CCSS, indicó que la entidad “aún se encuentra a la espera del dictamen que emita el Servicio Civil respecto a los profesionales en ciencias médicas; en este sentido, se aplicará la anualidad que está vigente al día de hoy".

El argumento para seguir pagando con la fórmula anterior es precisamente las dudas legales y también, según respondió Campos en una consulta posterior de La Nación, porque se realizan los ajustes a las plataformas tecnológicas de pagos en la institución.

“Una vez que se hagan los cambios y en caso de que proceda, se hará la recuperación de lo que corresponda”, señaló.

Dudas

La Caja envió la consulta al Servicio Civil sobre la readecuación de las anualidades de los médicos porque el 5,5% fue introducido mediante una ley especial, la Ley de Incentivos Médicos de 1982.

La Caja está a la espera de esa respuesta, aunque el director del Servicio Civil, Alfredo Hasbum, indicó que el criterio que emita no es vinculante para la CCSS.

“Es un tema bastante complicado porque la ley fiscal es omisa en relación con el asunto de incentivos médicos, por esa razón es que mi posición ha sido que debería ser materia de ellos y no tanto de nosotros. Además, no sería vinculante, sería mera opinión”, señaló Hasbum.

Agregó que no tiene claro hasta dónde debe meterse con las decisiones de la CCSS porque es tema que no les compete como institución.

Sin embargo, también es un tema que debe resolver el Servicio Civil porque, en el Gobierno Central, que sí es su área de competencia, también trabajan médicos.

Pese a las dudas, ninguna de las dos instituciones consultó al abogado del Estado, la Procuraduría General de la República, entidad que ha aclarado varios puntos de la reforma fiscal como el pago de cesantía o la aplicación de la regla fiscal.

Hasbum justificó que el reto de ajustar los pagos en las plataformas tecnológicas del Gobierno los ha consumido, porque son sistemas que soportan la planilla de 120.000 funcionarios públicos.

“Hemos ido priorizando porque la ley debió haber tenido un periodo de gracia y no la tuvo. De las prioridades, el pago de anualidades médicas no ha tenido alta prioridad. Yo espero que, a corto plazo las partes, Mideplán, como nosotros, adoptemos una posición legal", señaló Hasbum.

Por su parte, la rectora en el tema, la jerarca del Mideplán, Pilar Garrido, dijo a La Nación que están por enviar una consulta a la Procuraduría sobre el tema, pero que la fiscalización sobre lo que se está haciendo es competencia de la Contraloría General de la República (CGR).

“La ley fiscal estableció que las anualidades se tienen que pagar como un monto nominal, no obstante, en algunos casos esas anualidades son parte de las convenciones colectivas y en otros casos de leyes especiales. Aquí lo que hay que dirimir es justamente si hubo una derogatoria tácita de la ley de incentivos (médicos)... Yo también tendría que hacer una consulta al abogado del Estado”, dijo Garrido.

No más pluses en porcentajes

En lo que sí no tiene duda la jerarca es en que las nuevas anualidades, así como las antiguas, deben reconocerse solo en términos nominales y no en porcentajes, para evitar el crecimiento exponencial del gasto en estos rubros.

"Nosotros sostenemos que todo es nominal porque la ley dice así y hay dos reglamentos. Si las instituciones no tienen claro eso, tiene que hacer frente a responsabilidades, las que estén operando mal la ley”, enfatizó.

El pasado 17 de mayo, la Caja informó a sus empleados y sindicatos de que todavía se encontraban en análisis e implementación de lo que corresponde a anualidades, conversión de incentivos a monto nominal, carrera profesional y modalidad de pago.

Pero este viernes, en un comunicado institucional, la CCSS informó de que lo relacionado con las anualidades y pluses fue aclarado en un decreto de gobierno que modificó el reglamento de empleo público, el cual indica que las anualidades anteriores se deben reconocer en montos fijos.

“(El decreto) afectó dos de los diez puntos establecidos en el acuerdo suscrito en febrero (con los sindicatos) en lo que se refiere especialmente al pago de anualidades y pluses salariales”, señaló la institución estatal.

José Loría, directivo de la CCSS, dijo que la entidad todavía sigue pagando los pluses en porcentajes, pese a lo dicho en el comunicado

(Video) ¿Cuáles son los privilegios salariales que los sindicatos del sector público intentan recupe

Lo mismo en la JPS

Tal como lo había acordado su Junta Directiva en enero, la Junta de Protección Social (JPS) también está pagando a sus empleados anualidades de hasta 6%, en términos porcentuales como lo reconoce la convención colectiva y no bajo lo que estipula la reforma fiscal.

El acuerdo señala que pagarían el incentivo de ese modo hasta diciembre de este año, cuando venza la actual convención colectiva.

La institución confirmó que será así hasta que la Procuraduría General les aclare si las convenciones colectivas están por encima o no sobre la ley de fortalecimiento. Se está a la espera de una respuesta porque, en otra ocasión, el abogado del Estado declaró inadmisible esa consulta porque fue mal formulada por la Junta.

“La JPS pagó por anualidad lo establecido en la convención colectiva y sigue a la espera de la respuesta a la consulta planteada ante la PGR en esta materia", indicó la entidad.

En otros criterios, la Procuraduría ha señalado que las convenciones colectivas, aunque tengan fuerza de ley, no se sobreponen a las leyes, aún si esas leyes fueron aprobadas posteriormente al convenio.

(Video) ¿Por qué el Gobierno considera que las anualidades de lujo se acabaron ya?