Daniela Cerdas E.. 9 julio
La Caja tiene una planilla cercana a los 57.000 trabajadores. Foto: Rafael Pacheco
La Caja tiene una planilla cercana a los 57.000 trabajadores. Foto: Rafael Pacheco

Los funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se incapacitan, en promedio, siete veces más que la media de trabajadores del país.

La media nacional es de 0,3 veces al año, mientras en la Caja esa cifra se eleva a 2,25 veces por cada trabajador.

Pero también la CCSS es el patrono que reporta más incapacidades en Costa Rica, pese a no ser el mayor empleador.

De todas las 437.000 licencias por enfermedad que se emitieron en el 2018 en el país, 128.000, un 30%, se dieron a trabajadores de la CCSS.

(Video) Empleados de la CCSS se incapacitan 7 veces más que el promedio nacional

Le siguen, de lejos, el Ministerio de Educación Pública con 25.000 incapacidades (5,8% de todo el pastel y 87.000 en planilla) y 19.000 en el Poder Judicial (2,3% del total, con 12.000 empleados).

El problema de la elevada cifra de incapacidades en la Caja no es nuevo.

En el 2010 se autorizaron 167.000 boletas al personal de la CCSS. En aquella ocasión La Nación publicó que los días de mayor solicitud coincidían con las fechas en que se realizaban partidos del Mundial Sudáfrica 2010.

En esas fechas, en un solo día se incapacitaron 1.021 trabajadores, más del doble del promedio diario registrado en el 2010.

Incluso, mientras en el Mundial de Sudáfrica se incapacitaron 3.334 empleados de la institución, para el de Brasil solo lo hicieron 1.328 luego de que se denunciaran tantos permisos coincidentes con los partidos de fútbol.

Otros en el ranquin

¿De dónde sale el promedio nacional? Emerge al dividir el número total de incapacidades entre la cifra de trabajadores.

Es decir, se divide el 1,5 millones de trabajadores tanto públicos como privados entre las 437.000 licencias de enfermedad del 2018. En ese caso, sale ese 0,3 por cada uno.

En el caso de Japdeva, sus trabajadores se incapacitan, en promedio, 6 veces más que la media nacional, pues lo hacen, también en promedio, dos veces al año.

Con 1.235 colaboradores, la Junta de Administración Portuaria y Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica, registró más de 2.500 permisos en el 2018.

A los funcionarios de esta entidad portuaria del Caribe nos se les afecta el salario cuando se incapacitan, porque, por convención colectiva, reciben el 100% del sueldo. Ese beneficio no lo tienen la mayoría de los trabajadores del país, a los que les llega solo un subsidio de la CCSS equivalente al 60% del salario.

En tercer lugar, entre las 12 instituciones públicas con más incapacidades, aparece la Municipalidad de San José, con casi una incapacidad anual por funcionario. Muy cerca, está el Poder Judicial, con 0,8 incapacidades por empleado.

En el MEP, la planilla más grande del país (más de 86.000 personas), cada funcionario se incapacita 0,3 veces al año, igual que el promedio nacional.

Entre todos los patronos

Según un conteo elaborado por este medio, el sector público se lleva prácticamente la mitad de las incapacidades del país, aunque solo representa el 22,4% del total de trabajadores formales (330.000 personas).

Incluso, de 26.700 patronos que reportaron incapacidades el año pasado, apenas 20 se llevan el 50% del total de licencias: 12 públicos y 8 privados.

Tomando en cuenta una muestra de 200 instituciones, el promedio de incapacidades en el Estado es de 0,65 por cada trabajador y, en el sector privado, es de 0,2.

Los datos evidencian que los empleados públicos se incapacitan mucho más que los privados.

Los que más se enferman

Los empleados de la Caja no solo figuran entre los que más se incapacitan de todo el país; la institución también lidera la lista de patronos que más tramita incapacidades para sus colaboradores.

FUENTE: CCSS, CGR.    || C.F. / LA NACIÓN.

Víctimas de dolores de espalda e infecciones

Luis Bolaños, director de Bienestar laboral de la CCSS, dijo que las razones de que los empleados de la Caja se incapaciten más es que trabajan “las 24 horas”. Asegura que laboran tres turnos y tienen mayor exposición a enfermedades, virus y bacterias.

Sin embargo, de las 128.000 boletas de incapacidad que emitió la Caja para sus empleados en 2018, la mayoría, 16.876 (13%) fueron por dolores de espalda (dorsopatías) y 16.045 (12%) por infecciones de las vías respiratorias.

Un total de 11.671 se dieron por infecciones intestinales, 7.978 por trastornos de los tejidos blandos (músculos y tendones) y 7.402 por trastornos relacionados con el estrés. El resto por otras causas.

La institución indicó que son los auxiliares de enfermería los que más boletas de incapacidad registran (24.450 en el 2018); le siguen los que trabajan en tecnologías en salud, como son los radiólogos o los que hacen los ultrasonidos, con 21.677, y los de “servicios varios”, con 17.394.

En el caso de Japdeva, Tatiana Sáenz, encargada de prensa, se limito a decir que la CCSS extendió incapacidades a un grupo importante de trabajadores con padecimientos reportados durante todo el año o de manera ocasional.

“Algunas de esas enfermedades reportadas son: diferentes tipos de cáncer, embarazos de alto riesgo, hernias en espera de cirugía, entre otros padecimientos crónicos o no crónicos. En su mayoría las áreas que se reportan son de la parte operativa institucional. Los médicos de la CCSS son quienes extienden las incapacidades a los trabajadores. La presidencia ejecutiva solicitó días atrás un reporte de los trabajadores en incapacidad y los periodos de estas”, dijo la funcionaria.