Diego Bosque. 2 marzo, 2017

Un total de ¢7.900 millones le costará al país corregir la pifia de 80 metros en el diseño de la carretera de acceso al megapuerto de Moín, en Limón.

Según el Consorcio del Atlántico, constructora a cargo de la obra, ese es el valor de hacer 200 m adicionales a los 2,8 km de la vía para remediar el desfase en los planos.

Constructora propone puente curvo para solucionar error
Constructora propone puente curvo para solucionar error

Los ¢7.900 millones deberán sumarse a los $71 millones que cuestan los 2,8 km originales.

La información fue confirmada por Carlos Villalta, ministro de Obras Públicas y Transportes, este miércoles.

Todo se remonta al 2015, año en el que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) abrió una ruta provisional de 2,8 kilómetros entre Sandoval de Limón y Moín, para el ingreso de camiones con materiales y obreros de la terminal portuaria.

La construcción del camino de acceso provisional a la Terminal de Contenedores de Moín finalizó en 2014. | ALONSO TENORIO
La construcción del camino de acceso provisional a la Terminal de Contenedores de Moín finalizó en 2014. | ALONSO TENORIO

Dicha obra se hizo con coordenadas geográficas equivocadas, lo cual provocó una diferencia de 80 m entre el punto donde finaliza el acceso temporal y la entrada del puerto.

Villalta explicó que APM Terminals, concesionario holandés del megapuerto, debía construir el tramo que enlaza el muelle con el sitio donde concluía la carretera. Sin embargo, el error obligó al Estado a asumir esa tarea.

Oldemar Salgot, ingeniero del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), dijo que el dinero extra saldrá de una partida destinada para imprevistos del proyecto.

La reserva es de $11 millones (¢6.182 millones, aproximadamente al tipo de cambio Monex del 1.° de marzo). El resto de los fondos se tomará del presupuesto del Conavi.

Nuevo discurso. En diciembre anterior, el jerarca del MOPT aseguró que el fallo en los diseños no incrementaría el costo del proyecto.

No obstante, ahora justifica el encarecimiento.

“Es un monto adicional por concepto de obras adicionales que se van a hacer y que antes las iba a hacer APM Terminals y que ahora las va a hacer el Estado”, afirmó Villalta.

Agregó que los ¢7.900 millones que invertirá el Gobierno para solucionar el error se traducirán, en el futuro, en una disminución de la tarifa que cobrará APM Terminals por el movimiento de cada contenedor.

El importe autorizado por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos es de ¢223 por cada contenedor.

La firma holandesa se comprometió a dar un descuento de $20 por cada contenedor si el país termina la carretera, a más tardar, en enero de 2018.

El compromiso establecido en el contrato de concesión señala que en julio del presente año deben estar finalizados dos carriles y en enero de 2018 los otros dos.

“Al final de cuentas lo más importante para el país es terminar la obra a tiempo”, concluyó Villalta.

Kenneth Waugh, gerente de APM Terminals en Costa Rica, rebatió lo expuesto por el titular del MOPT.

“El convenio firmado entre APM Terminals y el MOPT no contempla ningún sobrecosto ni ajuste de la tarifas de servicio de la terminal, siendo que la construcción de la ruta 257 es responsabilidad del Gobierno y necesaria para que se conecte la terminal a la red vial nacional”, declaró el vocero.

Estado. Según datos del Conavi, la carretera tiene un avance físico del 20%.

Sagot manifestó que la vía tiene características especiales, pues, requiere instalar dos bastiones y 18 pilas para sostener el paso elevado que se colocará.

El funcionario garantizó que los trabajos estarán listos en enero de 2018.

MÁS DE ESTE TEMA

Nota del editor: La fotografía que acompaña esta información fue corregida a las 11:56 a. m.