Infraestructura

Paso a desnivel de Firestone y conector Barreal- Castella quedarían listos en junio

Ministro hizo anuncio en inspección de las llamadas obras impostergables en vía San José-San Ramón. Otras tres ya están en funcionamiento

El próximo mes quedaría terminado el paso a desnivel en la empresa Firestone, en la autopista General Cañas, así como el conector Barreal-Castella, si se cumplen los estimaciones que dio a conocer este jueves el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), durante otra de las últimas inspecciones realizadas por Rodolfo Méndez Mata, como jerarca de esa cartera.

Las dos obras están al 99%. En el caso de Firestone, los trabajos se concentran en este momento en la ruta 129, que une Belén con San Joaquín de Flores, en un tramo que se amplía a cuatro carriles (dos por sentido).

“Si bien se tenía proyectado que este paso entrara en operación plena a finales de este primer trimestre, hubo atrasos ante la aparición de nuevas redes de servicios públicos afectadas. Sin embargo, gracias a la pronta colaboración y atención por parte de Grupo ICE y Recope en coordinación con la contratista y el Fideicomiso (Ruta Uno), se logró solventar los inconvenientes oportunamente”, informó.

Entretanto, en el conector Barreal-Castella ya están en construcción las aceras, pues la carretera estaba lista desde el año pasado.

Ambos proyectos viales forman parte de las llamadas obras impostergables (OBIS), que son trabajos que se anticipan a la ampliación de la vía San José-San Ramón, aún distante. Son gerenciadas por el Fideicomiso Ruta Uno.

El MOPT destacó que son cinco las OBIS que están en funcionamiento. Aparte de Firestone y el conector, también los nuevos puentes sobre los ríos Alajuela y Ciruela, ambos en la carretera Bernardo Soto, y el puente sobre el río Segundo, en la General Cañas.

Según el Ministerio, tanto las labores en Firestone como en el puente sobre el río Segundo “se vieron afectadas por la crisis internacional de contenedores”, pues dificultó al contratista traer algunos materiales requeridos.

Méndez Mata también adelantó que los costos de las obras aumentarán debido a los efectos del conflicto entre Rusia y Ucrania, pues ya se están viendo los efectos en materiales asfálticos, petróleo y aceros, por lo que los presupuestos necesariamente se verán impactados.

“Dejamos a Costa Rica una mejor red vial nacional, la cual agiliza el flujo vehicular, elimina cuellos de botella y devuelve calidad de vida a los que transitan por ella”, dijo el presidente Carlos Alvarado, quien participó en el recorrido.

Por su parte, Méndez Mata defendió una vez más la decisión de haber optado por ejecutar las obras impostergables antes de avanzar en el proyecto integral, pues tenían como propósito garantizar la fluidez del tránsito que ya comienza a percibirse a lo largo de la ruta.

El ministro añadió que en las próximas semanas se daría la orden de inicio al segundo lote de obras que incluye la ampliación en el intercambio del Monumento al agua y la conexión con Circunvalación.

Asimismo, dijo que se recibió una propuesta para construir una nueva OBI que iría desde la intersección de la empresa Intel hasta el puente sobre el río Ciruelas, con lo cual una vez completadas la totalidad de estas obras , el tránsito sería fluido desde el cruce de Manolos hasta el puente Juan Pablo II.

Para financiar esta última obra se manejan dos opciones: un crédito con el Banco Centroamericano de Integración Económica o bien incorporarla a las tarifas de peaje.

La encargada del Fideicomiso, Hadda Muñoz, informó de que actualmente se avanza en la búsqueda del financiamiento por $47 millones necesario para cubrir las expropiaciones, reasentamientos, desalojos y traslado de servicios que forman parte del proyecto integral.

“Hasta tener garantizado el financiamiento no se puede iniciar con el diseño, construcción y mantenimiento del proyecto integral. La bancabilidad tenía elementos esenciales que ya se hicieron como era apalancar el proyecto (con las obras impostergables como aporte estatal) y la aprobación de la estructura tarifaria para los peajes”, explicó.

Muñoz reconoció que la pandemia también atrasó los resultados de los estudios de factibilidad que son parte clave en la etapa de estructuración financiera del proyecto.

Se estima que la ampliación completa de la vía entre San José y San Ramón tendría un costo de $720 millones.

Patricia Recio

Patricia Recio

Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.