Infraestructura

Ruta Uno pagará ¢319 millones a contratista para resolver ‘controversias’

Arreglo de pago permitirá entregar las obras pendientes del nuevo Conector Barreal – Castella y el paso a desnivel Firestone

Con el fin de entregar las obras pendientes del nuevo Conector Barreal-Castella y el paso a desnivel en Firestone, el Fideicomiso Ruta Uno anunció la formalización de un “acuerdo amistoso” con el consorcio OBIS Ruta 1 CPC por un monto de ¢319 millones, mediante el cual se solventaron una serie de “controversias” reclamadas por el contratista y fundamentadas en situaciones que no le eran imputables.

Así lo anunció el Fideicomiso este miércoles al detallar que los reclamos del consorcio, conformado por las empresas Codocsa, Pedregal y Cacisa, abordaban “situaciones imprevisibles” relacionadas con los procesos de relocalización de servicios públicos, trámite de permisos de corta de árboles y cambios en el plan de manejo de tránsito de las obras, que provocaron que la empresa constructora incurriera en costos y plazos adicionales.

Inicialmente, la mayoría de los reclamos fue rechazada y, como lo establecía el contrato, se integró un comité de resolución de conflictos conformado por el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA) para atender el tema. El Comité decidió que el Fideicomiso debía cancelar los gastos adicionales en los que incurrió el consorcio así como reconocer los plazos adicionales, ya que “estos se originaron por causas no imputables al contratista, conforme el esquema de distribución de riesgos definido en el contrato”.

Sin embargo, Ruta Uno no estuvo de acuerdo con la resolución y le propuso al contratista conformar una mesa para llegar a un “acuerdo amistoso” (como lo disponía la contratación) y no acudir a un arbitraje que eventualmente aumentara los costos y retrasara aún más las obras. Al final, el acuerdo de indemnización se logró por un monto de ¢319.804.730, que corresponde a un 2,33% del contrato original.

“El Comité resolvió la mayoría de los reclamos en favor de la contratista, sin embargo, el Fideicomiso determinó que el contratista no había aportado pruebas suficientes que le permitieran justificar ante la Administración los costos adicionales reclamados, lo cual constituye una obligación contractual del contratista.

“Por lo tanto, no fue posible para los encargados de la supervisión del contrato realizar los análisis sobre la razonabilidad y proporcionalidad de los costos y plazos que reclamaba el contratista, lo cual es un deber del Fideicomiso para garantizar la sana administración de los fondos públicos asignados a su patrimonio” explicó la ingeniera Hadda Muñoz, directora de la Unidad Administradora de Proyecto (UAP).

La firma destacó que la jurisprudencia de la Sala Constitucional es clara en que la Administración está siempre obligada a mantenerle al contratista el equilibrio financiero de su contrato, así como a restituirle los plazos que le afectaron el desarrollo de las obras por circunstancias ajenas a su control.

Además, mencionó que el contratista también había acreditado que la crisis de contenedores le ocasionó atrasos en la importación de materiales indispensables para las obras de señalización y seguridad vial, por lo que solicitó que se le reconocieran los plazos que le afectaron, mas no los costos asociados.

“Si bien en este caso los reclamos no fueron generados por hechos imputables a las partes, el Fideicomiso debe asumir los costos que se hayan generado por motivos ajenos al control del contratista”, dijo Ruta Uno.

El consorcio Codocsa, Pedregal y Cacisa quedó de enviar una reacción por escrito a La Nación sobre este tema y se está a la espera de su respuesta.

El Lote 1 del Programa de Obras Impostergables (OBIS) corresponde al Conector Barreal-Castella, al paso a desnivel Firestone y a los puentes sobre los ríos Segundo, Ciruelas y Alajuela. Todos los pasos ya se encuentran en operación y el paso a desnivel se prevé que empiece a funcionar a mediados de este mes.

Por su parte, el nuevo Conector Barreal-Castella tiene un avance del 99% y se pondrá en operación plena 45 días después de que se ordene al contratista el reinicio de las obras, es decir, cuando se inicie la construcción de las aceras en la ruta 106, que se proyecta para el segundo trimestre del año.

El Fideicomiso explicó que dichas aceras no estaban incluidas en el proyecto original, pues el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) tenía programado ejecutarlas como parte de los contratos de conservación vial de esa ruta, pero como sufrió recortes presupuestarios entre 2020 y 2021 no pudo construirlas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.