Juan Fernando Lara, Alfonso Quesada, Carlos Arguedas C., AFP . 12 mayo
En el supermercado Martínez, localizado en Laurel de Corredores, varios anaqueles cedieron ante la fuerza del sismo. Foto: Cortesía
En el supermercado Martínez, localizado en Laurel de Corredores, varios anaqueles cedieron ante la fuerza del sismo. Foto: Cortesía

Un fuerte temblor sacudió la zona sur de Costa Rica a la 1:24 p.m. Tuvo una magnitud de 6 grados y su epicentro se localizó a ocho kilómetros al sur-este de Ciudad Neily, en Corredores (Puntarenas).

El movimiento daño parcialmente la casa de Róger Castrillo en Laurel de Corredores. En su vivienda se cayeron varios muebles y algunas de las paredes se resquebrajaron.

“Estoy preocupado por las afectaciones a la casa y algunas cosas caídas pero, fuera de eso, todos estamos bien”, comentó Castrillo en declaraciones a Radio Colosal.

Las autoridades en la zona descartaron daños en vías, puentes o edificios, pero igualmente confirman caída de objetos en casas y supermercados; principalmente en ciudad Neily y Laurel.

Precisamente, los establecimientos comerciales tuvieron pérdidas pues parte de las mercadería cayó en los pasillos. Los negocios cerraron de manera momentánea mientras recogían los artículos y limpiaban el piso, pues frascos de salsa se quebraron y se derramaron.

Sigifredo Pérez, jefe de Operaciones de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), dijo que se hizo “un barrido por toda la región” y no se reportan efectos importantes en la infraestructura.

“El temblor generó la caída de objetos y de anaqueles en supermercados. En Coto 47 y Coto 67 se dieron algunos cortes temporales de energía eléctrica que fueron resueltos por parte del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE)”, agregó.

Asimismo, hizo ver que los hospitales en la zona sur están trabajando de forma normal y que se activaron todos los comités locales de emergencia para atender cualquier necesidad de alguna familia.

La casa de madera de Róger Castrillo en Laurel de Corredores sufrió la caida de objeto. Foto cortesíaa de Colosal Informa
La casa de madera de Róger Castrillo en Laurel de Corredores sufrió la caida de objeto. Foto cortesíaa de Colosal Informa

Rosibel Vega, vecina de La Cuesta en Corredores, afirmó que el temblor se sintió “muy fuerte y largo” al punto que varias familias se salieron alarmadas de sus casas.

En la provincia de Chiriqui, en Panamá, hubo cinco personas heridas, entre ellas dos niños, una mujer embarazada de 38 años y una mujer de 98 años.

Además, se reportó la caída de un antiguo muelle antes utilizado para embarque y desembarque de banano; así como el colapso de dos casas y la caída de objetos en locales de abasto.

La profundidad del movimiento se reporta a 24 kilómetros de profundidad, según el Laboratorio de Ingeniería Sísmica de la Universidad de Costa Rica (UCR).

El epicentro, según esa fuente, estaría a 1 kilómetro al noreste de La Cuesta, Corredores y cuyo origen sería fallamiento en la corteza de la placa Caribe.

Por su parte, el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) sitúa el epicentro del movimiento principal en suelo panameño a 7 kilómetros sureste de Plaza de Caisán; un corregimiento del distrito de Renacimiento, en la provincia de Chiriquí.

No obstante, el Observatorio Vulcanológico y Sismológico Nacional de la Universidad Nacional lo fija en suelo costarricense a tres kilómetros al oeste de Paso Canoas.

(Video) Efectos de sismo en Corredores

Luego del evento principal, ocurrieron dos réplicas: una a la 1:30 p. m. de 4,1 grados en Corredores y otra a la 1:39 p. m. de tres grados a 10 kilómetros al oeste de Paso Canoas.

Estas poblaciones se hallan a una distancia del epicentro del sismo principal de entre 13 y 16 kilómetro, respectivamente.

 Róger Castrillo vecino de Laurel de Corredores se mostró preocupado por los daños a su casa. Foto cortesía de Colosal Informa
Róger Castrillo vecino de Laurel de Corredores se mostró preocupado por los daños a su casa. Foto cortesía de Colosal Informa
Temblor, 12 de mayo del 2019.
Temblor, 12 de mayo del 2019.