Ángela Ávalos. 19 noviembre
En la Escuela Miguel Obregón, en San Juan de Tibás, solo tres maestras no se habían incorporado a la huelga. Esta foto corresponde al 19 de octubre pasado. Foto: Rafael Pacheco
En la Escuela Miguel Obregón, en San Juan de Tibás, solo tres maestras no se habían incorporado a la huelga. Esta foto corresponde al 19 de octubre pasado. Foto: Rafael Pacheco

Al entrar en el día número 71 de huelga, donde los estudiantes de escuelas y colegios públicos han sido los más perjudicados con la protesta, el Ministerio de Educación Pública (MEP) emite una circular con seis escenarios posibles para finalizar el curso lectivo 2018.

Se trata de una guía de acciones, elaborada tras un proceso de consulta y en la que contempla diferentes situaciones, incluida la posibilidad de que haya estudiantes que abandonaran las clases aunque el docente no participó en la huelga.

Según la condición de cada alumno, se ponderan los calificaciones con las notas que estén disponibles y se da la oportunidad de presentar exámenes de reposición, hacer convocatorias de ampliación en los casos más extremos, y hasta presentar exposiciones como estrategia para aquellos alumnos que no han tenido una asistencia regular a las aulas.

“Esta autonomía deberá tener como marco de referencia el resguardo del interés superior de la persona menor de edad y el derecho a la educación que le atañe a la población estudiantil así como la valoración con criterio analítico de los principios de compensación y mitigación ante el efecto negativo que sobre los estudiantes esté causando la huelga”, señala el documento, firmado por la viceministra académica del MEP, Giselle Cruz Maduro.

La circular tiene fecha del 13 de noviembre y está dirigida a la población estudiantil, direcciones regionales, supervisiones de circuito, direcciones y personal docente y administrativo de centros educativos.

En ella también se aclara que los centros privados que se vieron eventualmente afectados con el movimiento huelguístico podrán ejecutar las acciones planteadas en la circular.

El siguiente, es el detalle de esos seis escenarios según la guía de acciones emitida por el MEP:

– Escenario 1: Cuando el estudiante cuenta con las notas de los tres periodos o al menos dos de ellos, para la respectiva ponderación anual o semestral.

En estos casos se deben considerar las siguientes opciones:

A. Realizar la ponderación 30%-30%-40% según lo establecido en el Reglamento de Evaluación de los Aprendizajes. Los porcentajes son el valor de cada trimestre para la nota final.

B. Aplicar la ponderación 60%-40% en el periodo que más lo beneficie. Ese es en caso de que no existe el tercer trimestre, 60% en el que tiene mejor calificación, con los que están mejor.

Por ejemplo, si Fernando, tiene 74 y 86 en el primero y segundo trimestre, el docente puede ponderar de manera que la nota más alta represente el 60% de la calificación y la nota más baja, el 40%.

Si la condición es de aplazado se debe aplicar la prueba de reposición. Si el resultado obtenido en la prueba de reposición es menor a la nota mínima de aprobación según el ciclo, periodo y nivel, la persona estudiante podrá realizar las convocatorias de ampliación.

Del archivo:

(Video) Diálogos con el Ministro de Educación Édgar Mora

– Escenario 2: Cuando el estudiante cuenta con la nota de un solo periodo.

Para asignarle su calificación se puede aplicar alguna de las siguientes opciones, eligiendo la que más convenga a la persona estudiante:

A. Cuando el alumno solo tiene una calificación, que es igual o mayor a la mínima establecida para aprobar el ciclo, periodo o nivel que cursa, se le asignará esa calificación como promedio general.

B. Si tiene una sola calificación, pero es inferior a la mínima establecida para aprobar el ciclo, periodo y nivel se le aplica una prueba de reposición, que es una oportunidad extra para que no vaya ampliación, explicó María Alexandra Ulate, directora de Desarrollo Curricular.

Por ejemplo, si Fernando tuvo que hacer reposición y obtuvo un 80, esa será la nota que aparezca. Podría realizar reposición en todas las materias si fuera necesario.

En caso de que pierda la prueba de reposición y le corresponda ir a ampliación, pasará siempre que obtenga más de 65 o 70 según corresponda si es de escuela o colegio. En este caso, no importa si obtienen una nota mayor, siempre pasarán con la mínima necesaria.

La calificación obtenida definirá su condición. Si la persona estudiante queda aplazada tiene derecho a realizar las dos convocatorias de ampliación.

En la Escuela Félix Arcadio Montero Monge, en Santo Domingo de Heredia, la Junta logró un acuerdo con el colegio privado Yurusti mediante el cual voluntarios imparten lecciones ante la ausencia de los profesores por la huelga. Ariadna Gómez, de 16 años, da clases de inglés a estudiantes de cuarto grado. Foto: Rafael Murillo
En la Escuela Félix Arcadio Montero Monge, en Santo Domingo de Heredia, la Junta logró un acuerdo con el colegio privado Yurusti mediante el cual voluntarios imparten lecciones ante la ausencia de los profesores por la huelga. Ariadna Gómez, de 16 años, da clases de inglés a estudiantes de cuarto grado. Foto: Rafael Murillo

– Escenario 3: El estudiante no tiene datos para el cálculo de promedio ponderado anual.

Se ofrecen las siguientes opciones.

A. La dirección regional elabora un listado de centros educativos de los cuales no posee información y solicita apoyo técnico para tener acceso a los registros de cada centro educativo. Con esa información en mano, se aplican los escenarios 1 o 2.

B. Si el estudiante no tiene condición regular al término del segundo periodo (24 de agosto) se le asigna un 50% de calificación.

Si el estudiante asiste y participa en una estrategia de promoción (por ejemplo, exposiciones, prácticas, resolución de problemas) para el cierre de curso se le asigna el otro (50%).

C. En caso de que no se pueda realizar la estrategia de promoción, se define su situación en la primera y segunda semana de febrero del año 2019. Las opciones b y c son aplicables en casos muy calificados, con el apoyo y aval del viceministerio académico. por esta única.

“En el caso de que no tienen notas de ningún periodo, ni docente ni director, ni de dónde sacar notas, se le otorgaría un 50% por asistencia hasta el 24 de agosto, que es cuando se terminó el segundo trimestre, el restante 50% salría de una estrategia de promoción (pruebas, exposiciones)”, explicó Ulate.

– Escenario 4: El estudiante dejó de asistir a clases aun cuando su docente se encuentra laborando.

El director y el docente del centro educativo deben de contar con la lista de estudiantes que no estén asistiendo y procurar su regularidad, tomando en consideración lo siguiente: se debe llamar a la familia o encargados para informar que se está laborando; la Junta Administrativa o de Educación debe instar a las familias para que envíen a los estudiantes a clases; el docente le facilita a las personas estudiantes material de repaso y de estudiante, y el director y el docente deben reportar al PANI la negativa de la familia de enviar al estudiante a clases, cuando hay sospecha de negligencia.

También, agrega el MEP, “es importante contar con el apoyo de la comunidad y la municipalidad para apoyar las acciones de incorporación del estudiante, y el docente debe llevar un registro del debido proceso realizado”.

– Escenario 5: Cuando no hay nota ni del primer ni del segundo periodo; sin embargo, no hay quien realice la ponderación para obtener su condición, debido a que el funcionario está en huelga.

En estos casos, cada Dirección Regional de Educación deberá habilitar un espacio físico en sus oficinas o en las sedes de circuito con un equipo de trabajo y un horario de atención, para que las familias, encargados legales y estudiantes adultos puedan llevar sus registros de calificación.

– Escenario 6: Si el estudiante está cursando el segundo semestre en un CINDEA o IPEC en donde los docentes a cargo continúan en huelga y el director no tiene información para realizar el cálculo de la nota semestral.

Se podrá aplicar una prueba de reposición o la estrategia de promoción para determinar la calificación semestral. Esta medida podrá aplicarse en los módulos emergentes u opcionales únicamente cuando sean requisito para completar la cantidad de créditos requeridos para la graduación.

En caso de que no se pueda realizar la estrategia de promoción, se define su situación en la primera y segunda semana de febrero del año 2019. Esta opción es aplicable sólo en casos muy calificados, con el apoyo y aval del Viceministerio académico.

Según la funcionaria, para el establecimiento de estos escenarios hubo un trabajo con asesores curriculares, el ministro, viceministros y luego sometido a los 27 directores regionales.

“Está consensuado entre ellos directores regionales que ellos podían aplicar con asesores superioes, docentes que estén trabajando. En un mismo colegio se pueden aplicar varios escenarios según estudiante”, explicó Ulate.

Ulate fue enfático en el trabajo de todas las partes, incluidas las juntas de administración y de Educación para darles un " cierre emocional a los alumnos y padres de familia".

El cierre del curso se mantiene para el 13 de diciembre; entre el 14 y el 17 se realizarán las graduaciones.