Conflictos

Rusia condena cierre del espacio aéreo que bloqueó viaje de canciller Lavrov a Serbia

Según los países que denegaron el permiso al avión, la decisión se basa en el cumplimiento de las sanciones impuestas por la UE a Moscú tras la ofensiva contra Ucrania

Moscú. Rusia calificó como “escandaloso” y “hostil” el cierre del espacio aéreo de tres países europeos que impidió el viaje a Serbia del canciller ruso Serguéi Lavrov, que es objeto de sanciones de la Unión Europea por la ofensiva en Ucrania.

El propio Lavrov calificó de “inconcebible” la decisión de Bulgaria, Macedonia del Norte y Montenegro. “Se privó a un Estado soberano del derecho a ejercer su política exterior, denunciando esta medida como “escandalosa”.

Bulgaria, Macedonia del Norte y Montenegro, tres países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cerraron su espacio aéreo al avión del canciller ruso que tenía prevista una visita de dos días a Serbia, uno de los pocos países que se mantienen cercanos a Moscú desde el inicio de la operación especial en Ucrania, el 24 de febrero.

Según los países que denegaron el permiso al avión, la decisión se basa en el cumplimiento de las sanciones impuestas por la UE a Rusia tras la ofensiva contra Ucrania. “Este tipo de actos hostiles contra nuestro país pueden provocar algunos problemas (...) pero no pueden impedir que nuestra diplomacia siga haciendo su trabajo”, declaró a la prensa el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov.

Lavrov tenía previsto reunirse con el presidente serbio Aleksandar Vucic, el ministro de Relaciones Exteriores Nikola Selakovic y el patriarca serbio Porfirio.

“Si una visita del ministro ruso de Relaciones Exteriores es percibida en Occidente como casi una amenaza planetaria, eso quiere decir que todo va muy mal allí”, comentó burlándose Lavrov, en una conferencia de prensa. Además indicó que invitó que al jefe de la diplomacia serbio a viajar a Moscú lo antes posible. “Nadie podrá destruir nuestras relaciones con Serbia”, destacó Lavrov.

El vicepresidente del Consejo de la Federación, la Cámara Alta del Parlamento ruso, Konstantin Kosachev, denunció una “iniciativa de la OTAN” dirigida contra “Rusia como Estado y como Serbia como Estado” y pidió una “reacción conjunta que sea extremadamente severa” que se traduzca por “acciones prácticas y concretas”.

Por su parte, Lavrov aseguró que Rusia no iba a seguir el ejemplo de los occidentales. “En relación a eventuales respuestas, no vamos a hacer cualquier cosa que pueda complicar más aún los vínculos entre los pueblos”, mencionó.

Ana Brnabic, primera ministra serbia, había afirmado el domingo que la situación en torno a la visita era “excepcionalmente complicada” por la imposibilidad de sobrevolar algunos países y que el presidente Vucic iba a involucrarse en la organización.

Lavrov fue sancionado el 25 de febrero por la UE, al día después del inicio de la ofensiva en Ucrania, al igual que el presidente ruso, Vladimir Putin. A finales de febrero, el jefe de la diplomacia rusa, que debía participar en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y en una Conferencia sobre el Desarme en Ginebra tuvo que anular su viaje a Suiza por las sanciones que le impiden sobrevolar el territorio de la UE.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.