Conflictos

Situación se agrava para Ucrania en Severodonetsk, a pesar de avances

Rusos ‘destruyen todo con su táctica habitual de tierra quemada para que no quede nada más por defender’

Kiev. Tras recuperar terreno, la situación “se agravó” este lunes para el Ejército ucraniano en Severodonetsk, una estratégica ciudad bajo ofensiva de las tropas rusas y cuya línea de frente visitó el presidente Volodímir Zelenski.

“Los combates son intensos en Severodonetsk. Nuestros defensores lograron contraatacar y liberar la mitad de la ciudad, pero la situación se agravó para nosotros”, declaró Serguéi Gaidai, gobernador ucraniano de la región de Lugansk, en la televisión ucraniana 1+1, sin dar más detalles.

Los rusos “destruyen todo con su táctica habitual de tierra quemada para que no quede nada más por defender”, añadió. Basándose en comunicaciones interceptadas al comando ruso, el dirigente local advirtió de una posible intensificación de la ofensiva sobre esta urbe industrial “de aquí al 10 de junio”.

Para Moscú, que días atrás se apoderó de casi toda la ciudad, conquistar Severodonetsk sería una palanca para hacerse completamente con la cuenca minera del Donbás.

La resistencia ucraniana en Severodonetsk “continuará probablemente captando la atención de las fuerzas rusas en la región de Lugansk y causará vulnerabilidades en los esfuerzos defensivos rusos en la región de Járkov [noreste] y a lo largo del eje meridional”, analizó el domingo el Instituto del Estudio de la Guerra (ISW) de Estados Unidos.

Como ya hizo Estados Unidos, el Reino Unido anunció que suministrará a Ucrania lanzacohetes de largo alcance (80 kilómetros), ignorando las advertencias del dirigente ruso Vladimir Putin, la víspera.

Los disparos de artillería se intensificaron en Severodonetsk, y en la vecina Lysychansk, donde Oleksandr Lyakhovets, un jubilado, tuvo que escapar de su casa con el tiempo justo para salvar a su gato de las llamas tras un bombardeo ruso.

“Disparan sin parar... Es una película de terror”, contó a AFP este hombre de 67 años. Lysychansk, ciudad vecina de Severodonetsk separada únicamente por el río Donets, fue uno de los puntos que visitó Zelenski el domingo, en un viaje que sirvió para “constatar por sí mismo la situación operativa en primera línea”, según la presidencia.

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, se vio obligado a anular su visita a Serbia este lunes luego de que varios de sus países vecinos cerraran su espacio aéreo, indicaron responsables rusos.

Lavrov tenía previsto reunirse con responsables serbios en Belgrado, uno de los pocos países europeos que se mantiene cercano a Rusia tras el inicio de la ofensiva militar, pero Bulgaria, Macedonia y Montenegro negaron el acceso a su espacio aéreo, según el diario serbio Vecernje Novosti.

En rueda de prensa. Lavrov calificó de “inconcebible” y “escandalosa” la decisión de los tres países europeos. Un gesto considerado como “hostil” por el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Los ucranianos llevan tiempo pidiendo lanzacohetes para poder atacar las posiciones rusas al tiempo que disponen sus baterías más lejos del frente. El domingo, las autoridades ucranianas aseguraron que su conflicto con Rusia se convirtió en una guerra de desgaste y que necesitan un envío constante de ayuda militar hasta que derroten al ejército ruso, que ocupa ya una quinta parte del territorio de Ucrania, según Kiev.

Por su parte, el Reino Unido replicó este lunes prometiendo el envío de lanzacohetes M270 MLRS, que “aumentarán significativamente las capacidades de las fuerzas ucranianas”, aseguró el Ministerio de Defensa británico en un comunicado.

La decisión se tomó en “estrecha coordinación” con Washington, que la semana pasada anunció el suministro de equipamientos Himars, lanzacohetes múltiples montados en vehículos blindados ligeros de un alcance similar a los del Reino Unido.

Los expertos militares indicaron que este alcance (80 kilómetros) es levemente superior al de los sistemas análogos rusos, lo que permitiría a Ucrania atacar la artillería enemiga sin poder ser contraatacada. El canciller ruso Lavrov también advirtió ante el envío por los países occidentales de armas de largo alcance a Ucrania. “Cuantas más armas largas envíen, más lejos de nuestro territorio los empujaremos”.

En la cadena televisiva Rossiya-1, el presidente ruso, Vladimir Putin, amenazó con “atacar objetivos que no hemos atacado hasta el momento” si Ucrania recibía misiles de largo alcance de los países occidentales.

El presidente ruso no definió el alcance a partir del cual reaccionará Moscú, ni cuáles podrían ser los blancos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.