Salud

Una prueba de anticuerpos negativa no quiere decir que su vacuna contra covid-19 falló

Especialistas desaconsejan examen de forma individual, la ven como herramienta para monitorear inoculación en poblaciones

Si por alguna razón se realiza una prueba de anticuerpos para verificar la eficacia de su vacuna y esta da negativa, no se asuste.

Ese resultado no significa que la dosis no haya funcionado o que su efecto solo tardara unos días.

De hecho, ese resultado sería lo esperable, según especialistas, quienes incluso desaconsejan el uso de este tipo de test para verificar los efectos de la inmunización en una sola persona.

De acuerdo con el microbiólogo y especialista en bioinformática José Molina, este examen normalmente puede evaluar la creación de anticuerpos contra diferentes partes de un microorganismo.

Algunos sistemas de salud lo utilizan para medir cuánta parte de la población estuvo expuesta al virus, aunque no desarrollara síntomas. Costa Rica tiene un estudio en desarrollo con ese fin, pero no son certeros para medir efectos de vacunación.

Los anticuerpos son sustancias altamente especializadas que tienen un ataque específico contra cada patógeno. Circulan por la sangre en busca y captura de los virus. Se unen a ellos y los “marcan” para su reconocimiento y eliminación.

Algunos ayudan a identificar a los patógenos, otros neutralizan la acción del virus dentro del cuerpo.

“Cuando usted se infecta, tiene el virus ‘completito’ y determina los anticuerpos contra todas las proteínas, pero al vacunarse, esto no sucede así.

“Cuando le ponen la vacuna, le inyectan ‘las instrucciones’ para producir una proteína en la superficie del virus (proteína S, también llamada espícula o espiga), entonces usted desarrolla anticuerpos solo para esa proteína del virus”, añadió.

En otras palabras, si la prueba da negativo hacia los otros anticuerpos, eso es lo previsible, porque la vacuna no motiva la adquisición de otro tipo de anticuerpos que no sean los de la proteína S.

Molina indicó que sí hay pruebas específicas para buscar anticuerpos contra la proteína S, pero no todos los laboratorios cuentan con ella.

Además, existe cerca de un 30% de personas en las que la vacuna sí funciona, pero estas sustancias darán negativos en un test.

Nuestro sistema inmune va más allá

Los anticuerpos son solo una de las formas en las que nuestro organismo monta una respuesta inmunitaria. Nuestras defensas van más allá.

Los anticuerpos son conocidos como la respuesta inmunitaria humoral, pero trabajan de la mano con la respuesta celular.

Nuestro sistema inmunitario también tiene células de defensa que ayudan a prevenir enfermedades y también se “activarían” con una vacunación. Hay varios tipos de células inmunitarias que nos ayudan a protegernos de enfermedades, entonces, aun cuando los anticuerpos están bajos, estas también hacen su labor.

“Hay balas contra el agente, pero también hay patrullas circulando”, resumió Molina.

Entonces, hay personas que sí tienen inmunidad, porque, aunque sus anticuerpos sean bajos, la respuesta celular protege contra la enfermedad.

Desaconsejan prueba

La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió en mayo pasado un comunicado en el que pedía a la población no realizarse estos exámenes.

“Los test de anticuerpos pueden jugar un rol importante al identificar individuos que estuvieron expuestos al virus SARS-CoV-2 y pudieran tener una respuesta inmune. Sin embargo, estos no deberían utilizarse para determinar inmunidad o protección contra la enfermedad en ningún momento, especialmente si la persona ya está vacunada”, cita el documento.

Ese mismo día emitió otro comunicado indicando que no era recomendable hacerse estas pruebas para determinar si la vacuna había surtido efecto.

“Las pruebas de anticuerpos contra SARS-CoV-2 autorizadas hasta el momento aún no han sido evaluadas para indicar el nivel de protección de una vacuna. Si un test es interpretado de forma incorrecta, hay un riesgo potencial de que las personas no tomen las precauciones necesarias contra la enfermedad.

Prueba entre vecinos de La Unión

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) anunció que le aplicará pruebas de anticuerpos a 816 vecinos del cantón de La Unión, Cartago, que fueron inyectados por un funcionario encausado judicialmente por una falsa vacunación.

Molina explicó que el examen podría dar una idea cuando ya se analiza en poblaciones, dado que cerca del 70% de personas sí indican anticuerpos.

“Si tomamos a una población de esa cantidad, y vemos que el 100% no tiene anticuerpos ahí sí sería que las personas no fueron vacunadas. Pero una población así, un 70% de positivos sería indicativo de que sí funcionó la vacuna, aunque haya cerca de un 30% de personas en las que dé negativo”, expresó.

La CCSS indicó que a los vecinos de La Unión no solo se les dará el resultado individual, también se les hará saber el porcentaje de la población que obtuvo un positivo, para que así tengan una mejor idea de su resultado.

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.