Irene Rodríguez. 15 abril
Una de las principales características del sarampión es una piel brotada, comezón y fiebres altas. Foto Shutterstock
Una de las principales características del sarampión es una piel brotada, comezón y fiebres altas. Foto Shutterstock

Los casos de sarampión han aumentado casi un 300% en el primer trimestre del 2019 si se comparan con ese mismo período en el 2018.

Un informe preliminar de la Organización Mundial de la Salud (OMS) difundido la mañana de este lunes señaló que entre enero y marzo de este año se vieron 112.163 casos de esta enfermedad en 170 países, mientras que hace un año, durante esos meses, el número fue de 28.124 en 163 países.

“Aunque estos datos son provisionales y aún no están completos (pues los países siguen enviando sus reportes de casos), sí indican una tendencia clara. Muchas naciones están en medio de brotes y todas las regiones del mundo experimentan aumentos sostenidos de casos”, cita el documento.

El análisis por regiones muestra que el aumento es mayor en África, donde la incidencia subió un 700%, le sigue Europa con 300%, el Mediterráneo Este con 100%, América, con un 60% y las regiones del Sudeste de Asia y Pacífico Oeste registran un 40% más.

Se estima que en julio ya se tengan los datos oficiales y se pueda dar un informe más definitivo.

“Este es un estimado global. El número real de casos será considerablemente mayor al reportado. La OMS estima que menos de uno de cada diez casos se reportan en el mundo, con variaciones entre cada región (pues algunas tienen mejor sistema de recolección de datos que otras)”, indica el reporte.

Costa Rica no escapa de esta situación. En lo que va del año se han dado nueve casos. Los primeros tres sucedieron en una familia de franceses que vinieron de vacaciones. El niño, de cinco años, no estaba vacunado y el padre no tenía el esquema completo. Los otros seis se vieron en una familia de misioneros que viven en Cóbano, Puntarenas, los cuales no vacunaban a sus hijos.

No es una ‘enfermedad común de niños’
Sarampión
Sarampión

Ante estas cifras, la OMS es enfática: el sarampión no es simplemente una “enfermedad infantil” de la que se sale fácilmente después de unos días de brotes en la piel y fiebre.

“El sarampión es una de las enfermedades más contagiosas y tiene el potencial de ser extremadamente grave. En el 2017, el año para el que tenemos los datos de mortalidad más recientes, hubo cerca de 110.000 muertes. Incluso en países de ingreso alto las complicaciones pueden resultar en hospitalizaciones y discapacidad permanente, que puede incluir daño cerebral, ceguera y pérdida auditiva”, enfatizó el informe difundido este lunes.

¿Qué caracteriza a este mal? Es causado por virus y es altamente contagioso: una sola persona podría infectar a 15. Se propaga por contacto mediante gotitas provenientes de la nariz, boca o garganta de una persona infectada. Los estornudos y la tos lanzan gotas contaminadas al aire.

Los síntomas, por lo general, comienzan de ocho a 12 días tras la exposición al virus (periodo de incubación), pero las personas pueden contagiar a otros desde el primer momento en que se exponen al microorganismo. Estos síntomas incluyen erupciones en la piel que causan comezón, tos, fiebre, dolor muscular, conjuntivitis y dolor de garganta.

La enfermedad suele ser leve o moderadamente grave; sin embargo, pueden darse complicaciones como neumonía, diarrea, ceguera y encefalitis (infección del cerebro que causa inflamación).

Las hospitalizaciones alcanzan entre 20% y 25% de los casos. La mortalidad es del 0,2% y, casi todos los fallecimientos se dan en menores de cinco años.

Vacunación es clave

La ventaja en la lucha contra el sarampión es que este es fácilmente prevenible con dos dosis de una vacuna. No obstante, para que esto realmente funcione, la cobertura debe estar por encima del 95%.

Los últimos datos de la OMS señalan que, a nivel mundial, la primera dosis la tiene el 85% de la población, y solo el 67% tienen la segunda dosis. Esto deja a mucha población desprotegida.

En Costa Rica, la campaña de vacunación extraordinaria –realizada entre diciembre y marzo pasado en menores de diez años– logró proteger a casi 770.000 niños en todo el país. Este es el 96% de la población meta.

En personas de otras edades, el Ministerio de Salud recomienda vacunarse si van a visitar países en donde hay un brote activo, de lo contrario no es necesario. Esta vacuna tendrían que obtenerla en farmacias y centros de salud privados.