Salud

Ómicron sigue impulsando ritmo de contagio de covid-19: 100 personas infectarían a 264

Reporte de Universidad Hispanoamericana coloca a este indicador en 2,64; caracteriza a esta ola por explosividad en casos, pero hospitalizaciones siguen bajas

La tasa de contagio de covid-19 en Costa Rica, que describe la velocidad con la que se transmite la enfermedad, registra un nuevo máximo histórico, según el análisis de la Universidad Hispanoamericana (UH). El indicador pasó de 2,12 a 2,64.

Esto significa que, basado en los casos reportados de la última semana, un grupo de 100 personas con el virus SARS-Cov-2, causante de la covid-19, infectaría a 264. Es decir, el número de infectados crece más del doble. Este indicador, también llamado tasa R, da cuenta de la transmisión del virus en un determinado espacio de tiempo y lugar, en este caso, lo sucedido en Costa Rica entre el 2 y el 8 de enero.

Los analistas, liderados por el médico y epidemiólogo Ronald Evans, achacan este crecimiento abrupto a la acción de la variante ómicron, que ha demostrado ser más contagiosa. Sin embargo, los síntomas de esta son más leves: aunque las hospitalizaciones sí han ido aumentando, lo hacen a un ritmo mucho menor que las infecciones.

Datos del Ministerio de Salud indican que la tarde de este jueves había 247 internados, de los cuales 61 estaban en unidades de cuidados intensivos (UCI). Del total, 37 ingresaron este jueves al hospital: 29 a salón y 8 a UCI. Estos pacientes representan el 0,97% de los 3.816 casos que se reportaron en el día. Sin embargo, debe tomarse en cuenta que la evolución de la enfermedad hace que la persona requiera de un hospital de siete a diez días (en promedio) después de infectarse, por lo que todavía hace falta esperar para ver el impacto.

Pese a que la capacidad hospitalaria aún está en números bajos, especialistas en diversas ramas indicaron a La Nación que una explosión muy fuerte de casos sí podría llegar a comprometer los servicios de salud, pues un porcentaje muy pequeño de enfermos que requieran de un centro médico puede traducirse en muchas personas, si los números de infección llegaran eventualmente a contarse por decenas de miles al día.

El contagio no es igual en todo el país y cada provincia tiene su ritmo propio. En esta ocasión, todas aumentaron y en todas, un contagiado en promedio contagiaría al menos a otros dos personas más.

El nivel más alto lo tiene Limón, con 3,24. Allí, 100 personas le transmitirían el virus a 324. Hace una semana, el reporte la señalaba como la más baja, con 1,89. Evans indica que esto es señal del rápido crecimiento en Limón. Esta es la única provincia con una R superior a 3.

Le siguen Alajuela, con 2,87, Heredia, con 2,79, Cartago, con 2,74 y San José, con 2,68.

Guanacaste y Puntarenas tienen los niveles más bajos, con 2,32 y 2,03. En este último lugar 100 infectados contagiarían a 203.

El análisis por cantones se enfoca en revisar el riesgo de la cantidad de casos de covid-19, según la población de cada territorio. Se hace de esa forma porque el cálculo de la tasa de contagio no es factible en lugares con menos de 25.000 habitantes.

Se considera categoría de alto riesgo cuando hay más de 250 casos por millón de pobladores. Hace una semana había solo tres cantones en esta lista, este viernes se reportan 45. Este es el 55% de los cantones del país, lo que preocupa a los investigadores, pues se trata de un dato “alarmante y sin precedentes”, según describe el informe.

“Se registran las tasas de incidencia más altas de los últimos seis meses: Santa Ana con 1.438,8 casos por millón de habitantes, Garabito con 1.347,3 y Escazú con 1.132,5″, cita el documento.

La categoría de bajo riesgo, donde la tasa de incidencia es menor a 100 por millón de habitantes, bajó de 60 a 12. “En una semana, cantones como Tibás, La Unión, Talamanca y El Guarco pasaron de bajo a alto riesgo, lo que evidencia la fuerza de reproducción de la nueva variante”, señalan los autores.

Sin embargo, sí hay tres cantones, todos en la provincia de Alajuela, donde la cantidad de casos en la última semana fue casi nula: San Mateo, Río Cuarto y Guatuso.

Los analistas recuerdan que la tasa de contagio es muy volátil y los números pueden cambiar mucho (en cualquier dirección) en cuestión de pocos días.

La tasa de contagio indica la velocidad de transmisión y no necesariamente la cantidad de enfermos que se presentan en una semana, pero los números al alza se hacen evidentes desde la última semana de 2021 y estos últimos siete días el aumento fue mayor.

“La semana pasada, el promedio diario semanal de casos fue de 2.053, 1.604 casos más que los registrados durante la semana antepasada, es decir, un aumento porcentual equivalente al 357,24 %. En otras palabras, de una semana a la otra, sufrió un incremento de 4,6 veces”, afirma el reporte.

El impacto es todavía mayor si se compara con lo sucedido dos semanas atrás, cuando el promedio de nuevos pacientes era de 149. Esto es un incremento de 1.904 casos, 1.077,2 %, en apenas dos semanas.

La tasa de incidencia pasó de 87,0 por millón de habitantes a 397,6. Estos aumentos se ven en todas las provincias. El índice es mayor en Heredia, con 529,1 casos por millón de habitantes, seguido por San José, con 500,1. Las dos más bajas están en Alajuela, con 275,2 y en Limón, con 219,4.

Irene Rodríguez

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.