27 septiembre
Así luce el Huawei P20.
Así luce el Huawei P20.

Los lanzamientos más recientes de los nuevos teléfonos de Samsung, Google, Apple, Huawei y LG han mostrado una tendencia: mucho de su espectáculo inaugural dedican una porción importante del tiempo a presentar las mejoras en sus cámaras.

Cámaras con dos y tres lentes, o mejoras en algoritmos de proceso de imágenes para una captura cada vez más nítida y detallada. Los fabricantes hoy enfatizan cuáles son las ventajas para el usuario en el departamento de captura de fotos antes de especificar tamaño y resolución de pantalla, más capacidad de memoria o rendimiento de batería.

Esto no es casualidad. De acuerdo a un estudio hecho por Pew Research, la cámara fotográfica se convierte en un elemento de decisión cada vez más importante para los compradores, y tomar fotos es una de las principales acciones que realizan los usuarios con sus teléfonos.

De acuerdo con Jeff Schmidt, docente e investigador del Tecnológico de Costa Rica (TEC), en el último año los dispositivos nuevos que se han presentado al mercado han evolucionado poco en las prestaciones del hardware, pero no así en el apartado de cámaras fotográficas. “Si usted se fija, un teléfono como el Samsung Galaxy S9 es prácticamente igual al S8 en todo excepto en la cámara. Igual pasa con el iPhone”, dice.

Los fabricantes han detectado que la cámara fotográfica de un móvil es el elemento diferenciador en la decisión de compra de los consumidores. Es por eso que vemos mejoras significativas en la capacidad de las cámaras para hacer fotos en condiciones oscuras y más funciones en video. Fabricantes importantes de equipos fotográficos han realizado alianzas importantes con diseñadores de teléfonos móviles para mantenerse vigentes. Entre ellos, vemos a Leica en alianza con Huawei, y Carl Zeiss trabajando con Nokia.

Más allá de capturar mejores fotografías, los avances en las cámaras pueden ser útiles en otros apps del teléfono celular. Entre más capaz sea el dispositivo para generar imágenes con más detalles, su uso para reconocimiento de rostros, patrones u objetos se vuelve más eficiente.

Schmidt, quien es coordinador del Centro de Investigaciones en Computación del TEC, detalla que combinando recursos de realidad aumentada aplicada a teléfonos móviles con mejores imágenes se pueden hacer aplicaciones que usen las cámaras de los móviles para reconocimiento de objetos. “Una aplicación que sirva, por ejemplo, para identificar especies de plantas con la ayuda de un teléfono móvil por supuesto que se beneficiaría de una cámara que capture buenas fotos”, agrega el docente.

El YouTuber Casey Neistat repetidamente afirma en sus videos que “la mejor cámara es la que siempre llevamos con nosotros”, haciendo alusión a que siempre vamos a tener un teléfono móvil con nosotros. Además de capturar mejores momentos, los teléfonos nos servirán pronto para traducir a nuestro idioma rótulos en lenguas extranjeras, o al fotografiar un plato de comida que estamos a punto de comernos podremos saber cuántas calorías vamos a consumir.