Fabrice Le Lous. 28 noviembre

¿Era agua o era gasolina? Mientras el rector Henning Jensen Pennington, el ministro de Seguridad y Twitter debaten sobre la naturaleza química de un líquido que un presunto estudiante lanza a un policía en este video, nosotros exploramos qué significa la autonomía de la Universidad de Costa Rica (UCR) y explicamos sus limitantes en casos de delitos.

Origen de la autonomía

Proteger la educación superior no es un concepto nuevo y es bien visto y practicado por cientos de países en el mundo.

La ‘academic freedom’ es casi un personaje en la trilogía literaria His Dark Materials, de Philip Pullman, y es el combustible de grandes centros académicos por doquier. Entre ellos, la UCR.

Esto significa ‘autonomía’ según el diccionario de la RAE: Potestad que dentro de un Estado tienen municipios, provincias, regiones u otras entidades, para regirse mediante normas y órganos de gobierno propios.

Su origen rastreable, ya con el concepto de ‘autonomía universitaria’ o ‘academic freedom’, se ubica por ahí de 1575, con el nacimiento de la Universidad de Leiden, en Países Bajos. Ese centro de estudios y, posteriormente, la Universidad de Göttingen (1737, Alemania) y la de Berlín (Alemania, 1811), sentaron las bases de lo que conocemos hoy como autonomía universitaria, con los conceptos alemanes de Lehrfreiheit (libertad de enseñar/cátedra) y Lernfreiheit (libertad de aprender).

Jueves 21 de noviembre, durante el día. Supuestos estudiantes de la UCR bloquean la calle entre la rotonda San Pedro y la faculta derecho. Foto: Alonso Tenorio / La Nación.
Jueves 21 de noviembre, durante el día. Supuestos estudiantes de la UCR bloquean la calle entre la rotonda San Pedro y la faculta derecho. Foto: Alonso Tenorio / La Nación.
Origen de la autonomía en la UCR

En Costa Rica, el artículo 84 de la Constitución Política dicta esto sobre la autonomía de la UCR:

La Universidad de Costa Rica es una institución de cultura superior que goza de independencia para el desempeño de sus funciones y de plena capacidad jurídica para adquirir derechos y contraer obligaciones, así como para darse su organización y gobierno propios. Las demás instituciones de educación superior universitaria del Estado tendrán la misma independencia funcional e igual capacidad jurídica que la Universidad de Costa Rica.

Este concepto rige en el país desde el 29 de agosto de 1940, cuando La Gaceta Oficial publicó el artículo 4 de la ley 362. Esta misma norma fue brevemente modificada y reconocida por la Constitución Política de 1949, la misma que tenemos hoy. (Todo esto lo cuenta en detalle el mismo rector de la UCR, Henning Jensen, en este artículo de opinión).

Para el abogado constitucionalista Rubén Hernández, esta autonomía universitaria es “simplemente la capacidad de autoorganizarse y la capacidad de fijar políticas y administrar. Punto. Ni una ley puede venir a decirle a las universidades autónomas cómo organizarse. Ni poner ni quitar rectores”.

¿Tiene límites la autonomía de la UCR cuando ocurre algún delito dentro de sus instalaciones? se trata de delitos?

Chi tiene.

La noche del pasado jueves 21 de noviembre, durante una pequeña manifestación cerca de la entrada de la Facultad de Derecho de la UCR, unos jóvenes incendiaron la calle con gasolina y un supuesto estudiante de esa alma máter trató de rociar a un policía con el mismo líquido (el agente a quien le lanzaron el líquido reveló que el “estudiante” le gritó: “muérase hijueputa paco”).

Cuando la Policía persiguió a los manifestantes, varios elementos (como dicen las autoridades cuando hablan de seres humanos) lograron resguardarse en el interior de la UCR gracias a la rápida cooperación de oficiales de seguridad de la Universidad, quienes, en palabras de los propios fugitivos, los “acuerparon” bien.

Jueves 21 de noviembre. Autoridades tratan de levantan bloqueo en las afueras de la UCR, mientras jóvenes incendian la calle. Foto: Ministerio de Seguridad.
Jueves 21 de noviembre. Autoridades tratan de levantan bloqueo en las afueras de la UCR, mientras jóvenes incendian la calle. Foto: Ministerio de Seguridad.

Debido a intervención de los guardas, la Fuerza Pública no pudo entrar a la UCR y los jóvenes que lograron escaparse se protegieron invocando la famosa autonomía universitaria (tipo cuando Lord Asriel invoca el Scholastic Sanctuary en Oxford para proteger a Lyra Belacqua, pero en un contexto un poco diferente).

¿Estuvo bien invocar así la autonomía? ¿Esta autonomía faculta a los agentes de seguridad universitaria a proteger a presuntos delincuentes dentro de las instalaciones de esa casa de enseñanza? Esto nos explica el especialista en la Constitución de Costa Rica, Rubén Hernández:

Eso es un delito, lo que cometieron los policías de la UCR. Dejaron entrar a los delincuentes y cerraron las puertas. Eso es obstrucción a la Justicia. Y los Policías también cometen un delito por el miedo a no entrar. Ellos debieron entrar y detener a los policías de la Universidad y a los presuntos estudiantes que habían cometido delitos”.

En palabras de Hernández, la autonomía no tiene nada que ver con la soberanía de Costa Rica.

(‘Soberanía’ en la RAE es esto: poder político supremo que corresponde a un Estado independiente)

“Es muy fácil”, detalla Hernández. “El territorio de la universidad es parte del territorio nacional. No hay ningún territorio en Costa Rica que esté exento del trabajo de las autoridades. Usted comete un delito y se esconde en cualquier lado: usted tiene que ser perseguido por ese delito. La autonomía no tiene nada que ver con la soberanía”.

Hernández cita al artículo 140 y su inciso 16 de la Constitución para fundamentar su punto. Este se refiere al poder y al deber del Ejecutivo para “disponer de la Fuerza Pública para preservar el orden, defensa y seguridad del país”.

Pero entonces, ¿qué detuvo a los oficiales de Fuerza Pública para obligar a los guardas de la UCR a abrir los portones y cooperar con la Justicia?

Fue ignorancia, según Hernández.

“No es miedo; es ignorancia”, precisa el constitucionalista. “El nivel de educación de los policías no suele ser muy alto. E históricamente les han metido esa idea, de que la autonomía le permite hacer lo que quieran a las universidades, y entonces les da miedo. Les da miedo por ignorancia. Creen que si entran, les pueden hacer algo a ellos”.

Para Hernández no hace falta cambiar la ley ni la autonomía universitaria de la UCR. Lo que hizo falta fue aplicar lo que dice la Ley y la Constitución. “Hay que educar a los policías para que sepan que ellos tienen la facultad de entrar en casos de delitos. Y educar a los guardas de la U para que sepan que no tienen ningún privilegio. Al obstruir la justicia cometen un delito.”

¿Agua o gasolina?

El Ministerio de Seguridad denunció que el presunto estudiante de la UCR que se manifestaba, el jueves 21 de noviembre, con un galón para gasolina, intentó quemar vivo a un agente de la Policía.

En Twitter, cientos de usuarios todavía debaten sobre el tema y algunos jóvenes que al parecer defienden a los manifestantes acuñan la versión de que aquello era agua.

Pero Twitter no es el mundo, así que vos formate tu opinión mirando el video aquí abajo.

(Video) Manifestantes rociaron gasolina e intentaron prender fuego a policías

El rector de la UCR, Henning Jensen, dijo este miércoles que él no tiene una sola prueba científica de que ese líquido que vemos salir de un galón de combustible, con el que posiblemente encendieron las llamas que se aprecian A LA PAR DE LA ACCIÓN, sea gasolina.

A todo esto, el constitucionalista Hernández opina (yep; lo sabemos: lo sacamos de su campo de pericia para preguntarle algo en el ámbito de la lógica común, pero bueno):

“Si no era gasolina y era agua, ¿entonces eso es agua inflamable? Si eso no era gasolina, entonces esos jóvenes inventaron un nuevo elemento inflamable. Jensen trató de defender a los policías de la Universidad y es indefendible. Ante la evidencia uno no puede hablar en contra”.

Henning Jensen Pennington, rector de la Universidad de Costa Rica (UCR). Foto: Rafael Pacheco / La Nación.
Henning Jensen Pennington, rector de la Universidad de Costa Rica (UCR). Foto: Rafael Pacheco / La Nación.

Por su parte, en nuestro artículo en La Nación con las declaraciones del rector, un usuario de nombre Eric, comentó esto:

“Poco antes de que se desencadenara el operativo policial, uno de los manifestantes tomó una de las ‘pichingas’ que almacenaban y derramó su contenido en la calle, arrojando luego un fósforo o algo parecido, y el líquido comenzó a arder. Evidentemente era material inflamable”.

Y otro, llamado Roberto, tecleó esto:

“Lo único que no se sabe es si era Súper o Regular”.