Entretenimiento

Nicole Aldana: la historia de cómo Dios transformó su vida

La participante de ‘Dancing with the Stars’ recordó la forma en que la afectó la fama, cómo su matrimonio estuvo en crisis, su vida en este momento y su misión, pues cree que se puede ser luz en cualquier lugar. Estas experiencias las contó en un nuevo capítulo de ‘Storytime’

Nicole Aldana es una de las figuras que incluso estando fuera de la televisión conservaba el cariño de muchas personas. Tras su paso por A todo dar, de Repretel, hace 20 años, permaneció en la memoria de muchos seguidores, quienes la han acompañado virtualmente en las redes sociales,

Ella es una de las participantes de Dancing with the Stars (DWTS). Este programa de Teletica la reencontró con el público y ahora muestra una versión de su vida en la que Dios es el centro de todo para ella y su familia.

Detrás de la mujer de hoy, asegura, hay periodos en los que ella no la pasó tan bien por sus decisiones, rebeldía y carácter. Incluso, cuenta que los primeros años de su matrimonio fueron difíciles. Ella conversó de esto en un nuevo capítulo de Storytime, entrevista que puede ver en el video adjunto.

La quinta gala de Dancing with the Stars permitió que Nicole abriera su corazón, pero, más allá, le dio el espacio para que ella compartiera un mensaje que quería dar y tiene que ver con su relación con Dios y cómo ella y su esposo Mauricio Montero trabajan, basados en su propia experiencia, ayudando y aconsejando a matrimonios que atraviesan por momentos complicados.

Tras la gala del Año Memorable, invitamos a Nicole a ser la protagonista del décimo y último capítulo de la segunda temporada del programa Storytime, de nacion.com. Con ella quisimos profundizar en los tiempos pasados, en cómo Dios transformó su vida, su misión y de su presente, en la que es feliz junto a su esposo, sus dos hijos (Mía de 11 años y Tomás de 6), así como que ahora tiene una relación mucho más cercana con sus padres.

“Me casé con mi esposo por la iglesia cristiana; nos casó un pastor. Íbamos por ese buen camino. No sé qué pasó en ese tiempito, pero nos alejamos (de los caminos de Dios). Ahí empezaron muchos problemas. Pasaron tres años bastantes fuertes. Pensamos en hacer algo, no estaba bien y estábamos casi recién casados”, contó.

Al ver su matrimonio en crisis, Nicole cuenta que fue a una actividad espiritual llamada Encuentro, que organizó la iglesia a la que asistía. La experiencia fue positiva para su vida.

“Dispuse mi corazón y Dios me libró de muchas cosas. Me hizo ver cosas que no estaba haciendo bien en mi vida y cómo las podía cambiar. Es increíble. Se siente esa paz y la posibilidad de empezar de cero”, detalló.

Su esposo fue a una actividad similar después; desde entonces, todo ha caminado bien en su matrimonio, que ya suma 15 años.

Antes de cambiar su rumbo, Nicole cuenta que de repente “no llevaba el papel de esposa correctamente”.

“También tenía otras actitudes a nivel familiar. No era tan unida a mis papás como quisiera. Mi carácter, formas de ser y mi actitud en las peleas no era la mejor. También decía malas palabras, cosillas así”.

Nicole Aldana recordó esas situaciones que ella considera no estaban bien en su vida y que dejó atrás gracias a su encuentro con Dios. “Fui muy rebelde en mi adolescencia”, comentó.

Ella se integró al elenco de A todo dar cuando tenía 19 años. Esa fue una experiencia que disfrutó mucho “por lo bonito del programa y el lindo grupo”. En su tiempo en el espacio, siempre contó con el apoyo de sus padres y tuvo una familia unida.

Durante su permanencia en una vitrina tan popular, “la fama se llegó a elevar” y no se rodeó de las personas adecuadas.

“Por estar en un programa así a uno se le sube la fama. Hubo amistades no tan buenas, un novio no tan bueno, empezaron la fiestas”, dijo.

Nicole también mencionó que antes le gustaba mucho salir y “tomar algo”. “Dejé eso de lado. Eso ya no es tan importante. Nació en mí esa necesidad de buscar a Dios y tener esa relación con él: leer su palabra y cosas bonitas que den motivación y alimento espiritual”,

A sus 40 años, Nicole vive feliz con todo lo que la rodea. “Dios me dio dos tesoros preciosos. La parejita”, mencionó refiriéndose a sus hijos. Asegura que su plan es no tener más niños, pues, además de Mía y Tomás, su esposo tiene un hijo mayor que ella quiere como suyo.

Nicole vive con un propósito y es el de ayudar a parejas. Cuenta que tiene grupos virtuales y que las personas interesadas pueden comunicarse con ella para tener más información a través de su Instagram @nikialdana.

“Siento que ese es el propósito que Dios puso en mi. Yo soy feliz de poder ayudar”, mencionó.

Ahora que se reencontró con la televisión, Aldana dice que estaría anuente a alguna bonita oportunidad frente a las cámaras.

“Me encantaría ser presentadora o algo así”.

Sobre el tiempo que parecía estuvo desmarcada del medio, ella cuenta que sí, pero que fue por estar dedicada al negocio que tiene junto a su hermana Nadia o quizá porque no se había presentada una opción televisiva.

Eso sí, siempre se ha mantenido activa en las redes sociales, plataformas en las que crea contenido y trabaja como embajadora de marcas.

Conversando sobre su permanencia en la iglesia, su abierto mensaje sobre Dios y los comentarios o estigmas que pueden surgir alrededor de que participe en este concurso de baile o sea una figura tan mediática, ella explicó: “Mucha gente puede pensar en eso, hay de todo, pero pienso que la relación con Dios no se trata de religión, sino de relación. Muchos pensaran que salir ahí bailando no está bien, pero lo que pienso es que todo tiene un propósito y donde Dios lo envía a uno puede llegar a ser luz: (por ejemplo) hablarle a la gente de Dios, hablar y dar un mensaje bonito”.

Un día después de su primera presentación en Dancing with the Stars, Nicole experimentó un intenso dolor en sus costillas.

“Me desanimé, pensé: ‘quién sabe qué tengo’. Creí que seguro no iba a poder seguir”.

Tenía algunas de sus costillas fisuradas, No obstante, casi que a mitad de competencia, ella se siente recuperada y contenta por la experiencia del concurso.

“Esto ha sido algo totalmente diferente a lo que venía haciendo. Es un sacrificio no solo físico, sino familiar e, incluso, de trabajo: mi hermana se ha encargado de todo en la boutique. No solo por la falta de tiempo, sino por el cansancio.

“Llevo a mi hija, la jalo para todo lado porque es gimnasta, entonces (por el tema de tiempo) se ha complicado un poco todo. Pero tengo apoyo de mi esposo, de mis suegros, de mi hermana mayor y de mi sobrina, que me ayuda con mis hijos. Me he acomodado”, añadió Aldana, quien se encuentra muy feliz de sentir el apoyo y la acogida que le ha brindado el público.

El objetivo de Storytime es mostrar historias frescas de rostros de los que creemos saberlo todo. Además de descubrir un nuevo ángulo de la vida de estas personas, también buscamos que lo conversado en cada capítulo resulte de provecho para usted o para quien crea conveniente. Le invitamos a compartir estos episodios y a sugerirnos a qué personalidades le gustaría conocer más a fondo.

Fernanda Matarrita Chaves

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica. “Redactora del año” de La Nación en el 2021. Ganó el premio nacional al mejor contenido divulgado sobre Niñez y Adolescencia 2021, otorgado por el Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia y organizado por UNICEF, el PANI y Punto y Aparte

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.