Marco Marín. 28 agosto
La CBP informó, en un comunicado de prensa, que la droga fue encontrada en el fondo corrugado de 20 cajas de cartón que contenían piñas proveniente de San Carlos. Foto: tomada del comunicado de prensa de la CBP
La CBP informó, en un comunicado de prensa, que la droga fue encontrada en el fondo corrugado de 20 cajas de cartón que contenían piñas proveniente de San Carlos. Foto: tomada del comunicado de prensa de la CBP

Un cargamento de piña costarricense, con 45 kilos de cocaína escondidos, fue decomisada por autoridades estadounidenses el pasado miércoles 22 de agosto en el estado de Delaware.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) informó, en un comunicado de prensa, de que la droga fue encontrada en el fondo corrugado de 20 cajas de cartón que contenían piñas proveniente de San Carlos.

El hallazgo tuvo lugar en el puerto de Wilmington, el cual es considerado uno de los más importantes en Estados Unidos para la importación de fruta fresca, bananos y concentrados de jugos. En promedio, atiende 400 barcos por año que mueven un aproximado de seis toneladas de productos en importaciones y exportaciones.

Oficiales de la CBP, de la Guardia Costera estadounidense y de la Guardia Nacional de Delaware inspeccionaron el cargamento luego de que un perro de la Unidad Canina (K9) de la CBP alertó a los oficiales del sospechoso cargamento.

“Parte de la misión de la CBP es prevenir la entrada ilegal de narcóticos a los Estados Unidos, utilizando todos los recursos a nuestra disposición –tecnología, Unidad Canina, oficiales de la CBP y otras agencias de seguridad–”, informó Casey Durst, director de operaciones de campo de la CBP en la ciudad de Baltimore.

“Este decomiso es un gran ejemplo de los resultados que podemos lograr cuando trabajamos en conjunto con las diversas agencias de seguridad”, agregó Durst.

Oficiales de la CBP, de la Guardia Costera estadounidense y de la Guardia Nacional de Delaware participaron en el hallazgo de la droga. Foto: tomada del comunicado de prensa de la CBP
Oficiales de la CBP, de la Guardia Costera estadounidense y de la Guardia Nacional de Delaware participaron en el hallazgo de la droga. Foto: tomada del comunicado de prensa de la CBP

El cargamento tenía como destino final la ciudad de Clifton, en el estado de New Jersey.

De momento las autoridades estadounidenses no reportan el arresto de sospechosos vinculados con este caso.

Este allanamiento se suma al reportado por la Policía Nacional de España, la cual incautó 67 kilos de cocaína este pasado domingo en la ciudad de Madrid.

Según las autoridades, las piñas estaban “perfectamente vaciadas y rellenas con cilindros compactos de cocaína”. Cada piña almacenaba entre 800 gramos y un kilo.

En este caso, las frutas eran recubiertas “con un baño de cera o parafina amarillenta” para disimular “los olores de los productos químicos que contiene la droga y esquivar su detección”, indicó la Policía en un comunicado

(Video) Policía española halla cocaína escondida en piñas de Costa Rica

Producto de esta operación los oficiales españoles pudieron arrestar a siete personas.

La semana pasada, en Costa Rica, la Policía de Control de Drogas (PCD), con la ayuda de agencias internacionales, desarticularon una red criminal que se dedicaba a trasegar cargamentos de cocaína en tarimas con piña que iban a Europa.

Esta banda almacenaba la droga en San Carlos y luego la introducía en contenedores que eran fabricados en esa ciudad y en Naranjo. Luego, se transportaba oculta entre los productos de exportación, vía terrestre, hasta el puerto de Moín, en Limón. Desde aquí, la droga era enviada al viejo continente vía marítima.

Las pesquisas policiales ayudaron a realizar dos decomisos. El primero de ellos en Holanda, cuando, en febrero de este año, se decomisaron 19,3 kilos de cocaína oculta en la madera de las tarimas de soporte de las cajas con la carga de un contenedor que transportaba piñas.

Luego, en abril, las autoridades nacionales incautaron 8,3 kilos de cocaína en otro contenedor similar que iba con destino a la ciudad de Hamburgo, en Alemania.

El pasado 14 de agosto, las autoridades nacionales también dieron con 133 kilos de cocaína, los cuales viajaban ocultos entre una carga de la misma fruta, la cual, en apariencia, iba con destino a Irlanda.