Marco Marín. 22 agosto
Este miércoles, se detuvo a seis sospechosos, sin embargo, las autoridades mantienen la búsqueda del israelí. En Alemania, se detuvo a dos hombres de apellidos Staut (alemán) y Cahuite (guatemalteco). Foto: cortesía MSP
Este miércoles, se detuvo a seis sospechosos, sin embargo, las autoridades mantienen la búsqueda del israelí. En Alemania, se detuvo a dos hombres de apellidos Staut (alemán) y Cahuite (guatemalteco). Foto: cortesía MSP

La red criminal narcotraficante que fue desarticulada esta mañana por la Policía de Control de Drogas (PCD) y la Fiscalía fue comandada por un extranjero que desapareció hace unos meses.

Se trata de un israelí, identificado como Itzchak Orgad, quien fungía como el enlace internacional del grupo, el cual estaba aliado con una organización criminal en Alemania, según las autoridades.

Estas dos bandas se dedicaban al tráfico de cocaína dentro de contenedores de piña que se exportaban al continente europeo.

Durante el despliegue policial realizado la mañana de este miércoles, se allanaron ocho inmuebles y se detuvo a seis sospechosos. Sin embargo, las autoridades mantienen la búsqueda del extranjero.

De acuerdo con el ministro de Seguridad, Michael Soto, este israelí vivía solo en un condominio en Hatillo, San José, y era uno de los objetivos principales de la investigación. Su desaparición tuvo lugar en momentos en que las pesquisas policiales estaban avanzadas. La fecha exacta no trascendió.

“Cuando digo misteriosamente es que se ve salir en un vehículo, de acuerdo a los vecinos, no vuelve a regresar más y su casa queda intacta. A este momento, ni la policía estadounidense, ni la policía alemana, ni nosotros tenemos rastro de esta persona”, añadió Soto.

Trascendió que ese mismo día, pero durante la tarde, dos hombres ingresaron al apartamento del extranjero. Ellos llegaron en el carro del desaparecido, revisaron la propiedad y salieron. Desde entonces, nadie más volvió.

Soto explicó que, ante la ausencia del extranjero, el liderazgo de la banda fue asumido por uno de los detenidos en los allanamientos de hoy. Las autoridades presumen que la desaparición de Orgad debilitó la estructura criminal ya que él tenía los contactos en el viejo continente.

Los detenidos responden a los apellidos Pino Cortés, Jara González, Valerio Hidalgo, Gamboa Cordero, Boza Abarca (mujer) y Huertas Cedeño.

Las aprehensiones se realizaron en una casa y una “tarimera” ubicadas en Naranjo, dos viviendas y una bodega en Ciudad Quesada, y tres casas más en Aguas Zarcas, Sarapiquí y San Sebastián, en San José.

Orgad ya había sido capturado en Costa Rica en octubre del 2013, cuando aterrizó en el aeropuerto Juan Santamaría, procedente de Panamá, con $228.000 en efectivo.

En aquella ocasión, viajaba con un griego de apellido Michail, y ambos fueron investigados por legitimación de capitales. Se desconoce cómo concluyó este proceso.