Eillyn Jiménez B.. 14 enero
El exdiputado Abelino Esquivel y su esposa enfrentarán un juicio por aparte del que se realiza contra su hermana, debido a que se hizo un testimonio de piezas en diciembre anterior. Foto: Archivo/ Mayela López
El exdiputado Abelino Esquivel y su esposa enfrentarán un juicio por aparte del que se realiza contra su hermana, debido a que se hizo un testimonio de piezas en diciembre anterior. Foto: Archivo/ Mayela López

Una orden sanitaria por covid-19 recibida por el exdiputado de Renovación Costarricense, Abelino Esquivel Quesada, y su esposa, de apellidos Cortés Oporto, obligó a los jueces a dividir en dos debates la causa que se les sigue por los presuntos delitos de concusión y enriquecimiento ilícito.

En diciembre anterior estaba previsto que la pareja y la hermana del excongresista, también apellidada Esquivel Quesada, afrontaran un juicio por el supuesto cobro de contribuciones a asesores legislativos en 2017.

Sin embargo, ante la situación del exdiputado y su esposa, se acordó comenzar el contradictorio únicamente con la hermana de Esquivel y realizar un testimonio de piezas para que los otros dos imputados sean juzgados en otro debate.

Precisamente, la Fiscalía General informó de que este jueves 14 de enero, a las 8 a. m., se reanudará el juicio contra la pariente del exlegislador.

“En este proceso falta la declaración de cuatro testigos, por lo que se desconoce cuánto más se extenderá y cuándo entrará en la etapa de conclusiones.

“Este debate había sido programado para que se realizara también en contra del exdiputado Esquivel y su esposa, de apellidos Cortés Oporto; sin embargo, estos recibieron una orden sanitaria, por lo que solo inició en contra de la primera.

“El Tribunal Penal ordenó que se realizara un testimonio de piezas contra el señor Esquivel y Cortés, para que se agende una nueva fecha y se lleve a cabo el juicio en contra de ellos dos. No obstante, hasta el momento, la Fiscalía no ha sido notificada de la fecha en la que iniciará este otro debate”, explicó el Ministerio Público por medio de su oficina de prensa.

Por su parte, el Departamento de Comunicación del Poder Judicial reiteró que a los esposos se les realizó un testimonio de piezas y que de momento no hay fecha para el nuevo debate.

Los delitos

Desde marzo del 2019, la Fiscalía acusó al exdiputado Esquivel Quesada y a su hermana por cuatro delitos de concusión (castiga el cobro indebido o arbitrario hecho por un funcionario público en provecho propio) y uno de enriquecimiento ilícito, mientras que a la esposa del exlegislador se le imputó por dos delitos de concusión y también uno de enriquecimiento ilícito.

Los hechos con los que se les relaciona tienen que ver con pagos que, supuestamente, el exdiputado le exigía a tres de sus asesores legislativos de confianza, como supuestas contribuciones al Partido Renovación Costarricense.

Al parecer, la situación ocurrió durante varios meses del 2017 y se extendió hasta abril del 2018, cuando los colaboradores denunciaron lo ocurrido.

En aquel momento, los asesores Álvaro Oconitrillo, Shirley Marín y Joselyn Rodríguez revelaron los montos que le daban mensualmente a Abelino Esquivel.

Según los datos que divulgaron los trabajadores, Marín tenía que darle al entonces diputado ¢50.000 al mes, Rodríguez ¢125.000 y Oconitrillo ¢400.000. En total, la suma mensual ascendía a ¢575.000.

El propio Esquivel reconoció, también en abril del 2018, que ese dinero entraba a una cuenta de su hermana, quien lo manejaba para el despacho y alegó que se trataba de contribuciones para Renovación Costarricense.

Sin embargo, la agrupación política negó en aquel momento que ese dinero haya entrado a cuentas del Partido, tal como lo exige la legislación electoral.

DEL ARCHIVO:

(Video) Abelino Esquivel reconoce que dinero cobrado a empleados entraba a cuenta de su hermana

De acuerdo con la investigación, tanto la esposa como la hermana del político se beneficiaron de los cobros hechos a los asesores y por ello es que figuran como sospechosas en la causa que se sigue dentro del expediente 18–000085–033–PE.

La Procuraduría de la Ética Pública también denunció a Esquivel por los hechos.

En este caso, Abelino Esquivel cuenta con un defensor público, luego de el abogado privado que lo defendía fuera separado de la representación, debido a que se ausentó el día que debía realizarse la audiencia preliminar del caso.

El excongresista también enfrenta a otra acusación dentro del expediente 18-000067-033-PE, por el presunto delito de tráfico de influencias, ya que, al parecer, pidió al exministro de Justicia, Marco Feoli Villalobos, que sacara de la cárcel a un pastor conocido, condenado por violar a una persona con discapacidad.

Abelino Esquivel Quesada, en la actualidad de 56 años, obtuvo su curul en la Asamblea Legislativa representando la provincia de Limón, con el Partido Renovación Costarricense.